Dirigente Fenats por situación en hospitales: «Preocupa alto nivel de ausentismo por licencias médicas»

0
42

Esto, básicamente –admite- porque la actividad que se ha postergado en estos años ha tenido que recuperarse en estos meses, «por ejemplo con las listas de espera y en poder activar las unidades productivas de los hospitales para que vuelva a entregar el servicio que la ciudadanía necesita, sobre todo en la acumulación de cirugías».

Dentro de las problemáticas como primera causa, «porque ha existido una situación de mucha falta de personal», se encuentra «el aumento de licencias médicas, y también por una cuestión de reconversión de camas, pues se pasó de tener 30 camas críticas a 150 camas y eso significó que se debía adaptar el personal que había o en su evento, contratar a uno nuevo para poder enfrentar las condiciones».

Si bien ha ido cambiando un cierto grado de actividad, disminuyendo a propósito por la pandemia, cuenta Ugarte que el Servicio de Salud mantiene cercano a los mil trabajadores a honorarios por covid, «y la preocupación que hemos manifestado como gremio es saber si esos trabajadores se mantendrán hasta diciembre, que para nosotros sería lo ideal, por cuanto la autoridad dice que es imposible sostener el nivel de actividad que se está desarrollando hoy».

Explica que tratando de transitar desde una situación pandémica a una de normalidad quirúrgica, sin el personal adosado por la vía de honorarios covid, «existe preocupación porque el ministerio había anunciado que los contratos llegaban hasta el 30 de septiembre en términos formales, pero nosotros esperamos que se prorrogue hasta el 30 de diciembre, que es el planteamiento que ha hecho la Fenats regional».

400 mil
personas

Sin embargo, Ugarte de igual manera se refirió al impacto en la salud mental de las y los funcionarios que se ha enfrentado – y lo siguen haciendo- a la pandemia, algo que, según recalcó, se puede deducir a través del nivel de ausentismo.

«Hay circunstancias que nos preocupa, especialmente el alto nivel de ausentismo por licencias médicas, y que es un factor, puesto que los trabajadores vienen de una situación muy estresante desde el punto de vista de la actividad laboral en estos tres años. Y se suma que las condiciones laborales son bastante paupérrimas, toda vez que no han visto mejorados sus ingresos, han mantenido una presión laboral enorme y claro, eso ha afectado la permanencia de las y los trabajadores en el sistema».

Además, detalla que existe la presión de bajar la lista de espera. En esa línea, argumentó que «son cerca de 400 mil personas en lista de espera en los hospitales de la región y ya sea por la suspensión de este contrato, como también que no se mantenga el hospital de apoyo en La Serena, son circunstancias que claramente afectarán el nivel de actividad productiva si es que el gobierno no decide mantenerlos, sobre todo cuando hoy está asociado al cumplimiento de meta, a una exigencia política social».

Por otra parte, y no menor, «es que en 2021 hubo cerca de 37 mil cirugías electivas y ambulatorias, comparadas a las de 2020 que fueron 25 mil en la región», por lo que a juicio del dirigente «existe una presión enorme porque se trata de recuperar rápidamente lo que no se realizó en los hospitales mientras estos se mantuvieron con la emergencia sanitaria».

Por eso la preocupación, reitera Ugarte, «visto que ha quedado en evidencia esta diferencia entre los trabajadores que tenían sistema pre-pandemia y con los que finalmente terminaron, es prácticamente un 20% más de trabajadores de lo que tenía el sistema. Si la ciudadanía requiere de una mayor actividad quirúrgica, como la que se está demandando, va a requerir que se mantenga ese personal».

Y lo otro y más importante –afirma- «es que la región apure o avance de manera más rápida en la construcción de un hospital de mayor envergadura. Recién intentando resolver toda la demanda asistencial que tiene la red, esto se irá normalizando, y esperamos, con el nuevo hospital de La Serena y de Illapel…».

Por eso la preocupación, reitera Ugarte, «visto que ha quedado en evidencia esta diferencia entre los trabajadores que tenían sistema pre-pandemia y con los que finalmente terminaron, es prácticamente un 20% más de trabajadores de lo que tenía el sistema. Si la ciudadanía requiere de una mayor actividad quirúrgica, como la que se está demandando, va a requerir que se mantenga ese personal».

Y lo otro y más importante –afirma- «es que la región apure o avance de manera más rápida en la construcción de un hospital de mayor envergadura. Recién intentando resolver toda la demanda asistencial que tiene la red, esto se irá normalizando, y esperamos, con el nuevo hospital de La Serena y de Illapel…».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre