Dirigente gremial de la salud en la Corporación G.G.V. Fuerte y claro: No habrá defensa corporativa

0
141

Polémicos pagos «truchos» en la Corporación municipal Gabriel González Videla equivalen a casi a un año de dineros aprobados por el Municipio para la atención primaria. El presidente de la Asociación de Funcionarios de la Salud Municipal de La Serena, Carlos Fuster, aseguró que no se realizará ninguna defensa corporativa, y que ante la gran cantidad de recursos en cuestión, los principales afectados son los usuarios que más lo necesitan.

Rodrigo Solís A.

El golpe que significó el informe de la Contraloría, que dejó en evidencia el pago de $ 761 millones desde el Departamento de Salud de la Corporación Gabriel González Videla a 19 personas durante los años 2020 y 2021, generaron no sólo la molestia de concejales y de otras autoridades, que esperan que esta situación se esclarezca a la brevedad, sino también de un grupo humano muy importante: los funcionarios de la salud.

En ese contexto, los trabajadores municipalizados se sintieron muy afectados tras conocerse estos antecedentes, ya que presuntamente podría haber involucrados funcionarios de la salud y también otras personas que cumplían labores administrativas.
El presidente de la Asociación de Funcionarios de la Salud Municipal de La Serena, Carlos Fuster, en conversación con Diario La Región, señaló que «entregamos nuestro respaldo a los funcionarios y usuarios de la atención primaria de salud, ya que podría haber personas que en distintas posiciones se aprovecharon, lo que denota un hecho grave. No compartimos en absoluto lo que ha ocurrido, porque no es posible que millones de pesos se hayan ido de esta forma. Eso no puede considerarse como una causa aislada».

De hecho, Fuster aseguró que esperan respuestas más contundentes de parte de otros organismos responsables. «De hecho, el lunes tendremos reunión con la Comisión de Salud del Concejo Comunal de La Serena, donde esperamos que nos puedan aclarar con mayor precisión qué fue lo que pasó».

Sobre que estos «pagos fantasmas» hayan ocurrido durante la pandemia, para Fuster reviste una característica aún más grave. «Es lamentable que haya personas que hayan estado dispuestas a utilizar estos recursos, porque corresponden casi a un año de presupuesto de los dineros aprobados por el Concejo Comunal de La Serena para la atención primaria. De hecho, en el último llegaron casi $ 900 millones por ese concepto, por lo que se trata de una situación que nos preocupa».

Cabe destacar que para el financiamiento de la salud municipal confluyen tres fuentes: los recursos per cápita dispuestos para cada usuario del sistema, programa para honorarios y los recursos aprobados por el Municipio. Si bien se trata de una cifra menor respecto al universo total, el presidente de Afusam señaló que el dato es revelador y por lo tanto «es fundamental que esto se investigue a fondo. Los asuntos administrativos son graves y todos los que están involucrados en esta instancia deben pagar».

En ese sentido, Fuster conminó a que «desde el Concejo Comunal y desde el Servicio de Salud también, se preocupen de acelerar gestiones para clarificar esta situación. Yo creo que todos los esfuerzos son necesarios para saber lo ocurrido. En ese sentido, creemos que frente a incumplimientos económicos, la Corporación Gabriel González Videla tiene una responsabilidad y esperamos que el presidente de su directorio, el alcalde Roberto Jacob, tome medidas pertinentes para que nunca más la atención primaria de salud se vea afectada».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre