Dominga: Previo a revisión por parte del Comité de Ministros, ex secretario de Estado de Bachelet insiste en que la autoridad de turno no debe «saltarse las reglas»

0
125

Fue en un conversatorio llamado «La economía de la transición: Desde Teatinos 120», en donde expusieron ocho ex ministros de Hacienda desde 1990 a 2019, entre ellos Rodrigo Valdés, quien hizo una reflexión de su salida del cargo y a raíz de lo sucedido en la evaluación del proyecto Dominga.

De acuerdo a lo señalado por la ministra del Medio Ambiente, Maisa Rojas, se esperaba que el Comité de Ministros revisara el proyecto antes de fin de año, pero considerando la fecha es poco probable que suceda, quedando para el próximo año su revisión, en donde queda pendiente al menos la respuesta de la Subsecretaría del Medio Ambiente.

En ese contexto, el proyecto Dominga ya pasó anteriormente por el Comité de Ministros durante el segundo gobierno de Michelle Bachelet, cuyo rechazo en aquella instancia dejó a más de algún damnificado y algunas renuncias, entre ellos quien fuera el ministro de Hacienda de aquella época, Rodrigo Valdés.

El ex ministro hizo una reflexión de su salida y del proyecto Dominga, «me tocó renunciar al cargo de ministro, siendo la primera desde el año 90’, Ignacio Briones lo hizo después porque quería ser Presidente».

«Yo me fui por desavenencias al final insalvables dentro del gobierno, y conmigo se fueron el ministro de Economía Luis Céspedes y el subsecretario de Hacienda Alejandro Micco, así que fue un terremoto importante», comienza su relato.

Agrega que «esa pelea, que además perdimos, creo que el tiempo da perspectivas, a mi personalmente no me importaba tanto el proyecto Dominga en sí mismo, era grande pero era uno más, ni si los barcos que transportarían el hierro que producía iban a molestar o no a los pingüinos de Humboldt que vivían a kilómetros de distancia de la ruta por donde pasaban».

IMPERIO DE LA LEY

«El problema para mi era otro, es si uno se puede o no saltar las instituciones y las reglas que un país se da, que tan importante para el desarrollo es el imperio de la ley, y yo llegué al convencimiento, en este caso específico, que dábamos una pelea en que básicamente la actuación de algunas autoridades se saltaban las reglas», sostiene.

Puntualiza en que «recientemente la Corte Suprema nos dio el ciento por ciento de la razón, retrotrajo completamente todo el proceso a la aprobación de las autoridades locales, diciendo que todo lo que se hizo fue invalido y que todo lo obrado por los ministros no vale».

«Estoy convencido que hay pocas cosas que son importantes para alcanzar el desarrollo, y una de ellas es el tema institucional, pero sobre todo respetarlo, y veo con preocupación que vamos medio mal en este tema, no me refiero solo al parlamentarismo de facto, sino que a actuaciones específicas que dan cuenta de poca deferencia con las reglas. A modo de ejemplo, este gobierno actual envió la reforma de pensiones al Congreso sin el informe de opinión del Consejo Consultivo Previsional que mandata la ley, y cuando lo envió atrasado tiempo después no incluyó las necesarias respuestas por parte del Ejecutivo, que también mandata la ley», concluye.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre