Ecologistas buscan ventana legal para plebiscitar el proyecto minero Dominga

0
106

Diputado y presidente del partido Ecologista Verde, Félix González, llegó hasta el Servel junto a militantes para que se les certifique la cantidad de firmas necesarias para realizar la instancia.

Plebiscito por minera Dominga: ¿Realidad o quimera? Para los ecologistas y su líder, el diputado por Concepción y presidente del partido Ecologista Verde, Félix González, una realidad. No hoy. Sí el próximo año.

¿El objetivo? «Expropiar los terrenos que tiene este proyecto en la comuna de La Higuera y evitar la construcción», dijo a la salida de la oficina del Servel -en La Serena- hasta donde llegó junto a militantes del partido para que se les certifique la cantidad de firmas necesarias para poder realizar el plebiscito.

«Es una propuesta que queremos hacerle a las organizaciones, a la comunidad en general y poder explorar también esta vía de solución, ya que a través de un plebiscito podríamos expropiar los terrenos que tiene este proyecto minero en la comuna», avisó.
La cercanía al Archipiélago Humboldt, uno de los ecosistemas más ricos del mundo, además de las dudas sobre su impacto ambiental, ha provocado el rechazo de las organizaciones ambientalistas. Para el diputado «es la ciudadanía quien debe decidir la construcción de este polémico proyecto mediante un plebiscito» y por eso, advierte que desde ya iniciarán un debate «con las diferentes organizaciones para explicar algo que no se ha hecho nunca en la región de Coquimbo».

Lo primero es recolectar al menos un 10% de las firmas de las personas que están habilitadas para votar en la comuna de La Higuera y si se logra juntar ese porcentaje «habrá plebiscito le guste o no al alcalde de la comuna (Yerko Galleguillos), debido a que el plebiscito lo hace el Servel y es una elección legal donde se nombrarían a los apoderados de mesa, a los vocales y en caso de juntar las firmas será una elección real. Así que en ese plebiscito la gente no opinará, sino que decidirá».

De acuerdo a la propuesta serían dos las opciones: expropiar sí o no los terrenos y como este año ya no se puede realizar, asegura González que «tenemos todos estos meses para reunir las firmas y conversar con aquellas organizaciones que tienen dudas porque piensan que se puede jugar el destino de Dominga y la verdad es que no, pues sólo se busca la expropiación».

Aunque la aprobación -miércoles 11 de agosto por los seremis- no implica definitivamente la construcción del proyecto, ya que todavía existen recursos pendientes ante la Corte Suprema, para el parlamentario penquista «no se pueden poner todos los huevos en la canasta de los tribunales, debido a que las leyes están hechas para los empresarios. La expropiación es un camino y tenemos meses para poder explorarlo con todos».

Proceso complejo

Ahora bien. En caso de realizarse el plebiscito y ganar la opción expropiar, precisa González que «no se puede realizar la construcción y es una vía más, entendiendo que la movilización social es una, al igual que la judicial y vamos a seguir ambas».

Asegura que en este tipo de conflictos y haciendo una comparación con lo ocurrido con HidroAysén, «debemos hacerlo todo, ya que en HidroAysén también juntamos firmas -en Coihaique y Cochrane-, pero luego los alcaldes lo torpedearon y patearon la pelota. Pero acá estamos en una situación distinta porque el próximo año no es electoral y sí se podría hacer -eventualmente- este plebiscito».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre