En Plaza Las Américas se reconstituye caso de disparo en ojo a joven

0
52

El hecho ocurrió en las inmediaciones de Plaza Las Américas, en la comuna de Coquimbo, durante las protestas sociales que marcaron el último semestre del 2019. Giovanni Pino, de tan solo 16 años, sufrió un impacto de lacrimógena en uno de sus ojos en medio de las manifestaciones, perdiendo totalmente la visión. Este martes, Fiscalía y la PDI buscaron reconstruir la versión de la víctima y más detalles de los hechos desencadenados la tarde del 11 de noviembre. La ocasión sirvió para analizar otra escena, que dejó a otro joven con heridas en el cuerpo.

Y es que el caso se hizo emblemático, Pino sería el primer menor de la región que sufría la pérdida de un ojo provocado por un proyectil durante la intervención policial en manifestaciones. Luego la cifra ascendería a ocho personas.

Incluso en su momento, el Instituto Nacional de Derechos Humanos, presentó una querella para sancionar a él o los responsables de la pérdida del ojo derecho del joven. Todo por el delito de torturas y apremios ilegítimos.

Por eso, en la jornada de este martes, la fiscalía regional, representada por Adrián Vega, reconstruyeron la escena junto a peritos de la Policía de Investigaciones para evidenciar los detalles de uno de los casos más graves del estallido social en la zona.

«Estas son diligencias que van afinando detalles, ya que los aspectos gruesos están avanzados en la investigación en este año y medio. Estos detalles nos darán la fineza necesaria para que dentro de la objetividad del Ministerio Publico podamos saber lo que ocurrió y determinar eventuales responsabilidades penales», mencionó el fiscal.

Cabe recordar, que la víctima explicó en su momento que «carabineros comenzaron a lanzar bombas lacrimógenas para dispersar a un grupo de manifestantes, motivo por el que busqué refugio en un paradero de locomoción colectiva, pero al momento de asomarme fuera de la estructura, fui impactado en el ojo derecho por un perdigón».

Por eso cayó al piso con una importante hemorragia, momento donde lo habrían rodeado varios efectivos de Carabineros. Según la versión de la familia de la víctima, Giovanni les habría explicado que había sido herido en su ojo, pero sin embargo dice que fue pateado en la espalda y que otro policía le habría puesto el zapato sobre su cabeza, inmovilizándolo.

«Como en todos los casos de esta naturaleza, ya cuando tenemos acopiada toda la información necesaria para ver en el sitio del suceso que fue lo que habría pasado, vienen peritos de la PDI para fijar distancias y posiciones, para determinar quién podría haber disparado los tiros al joven que perdió el ojo el día de los hechos», señaló el fiscal

Según lo mencionado por la familia denunciante, cuando a Giovanni lo subieron a un carro, los policías le habrían grabado para preguntarle «¿qué te llegó?» … Al responderles que había recibido un perdigón, obtuvo como respuesta:
«no, te llegó un piedrazo».

Después el joven fue llevado al hospital San Pablo, donde fue atendido por un trauma ocular, también fue sometido a la toma de huellas para ser derivado al hospital de La Serena. Se le confirmó que perdió la visión del ojo derecho, quedando bajo tratamiento médico.

Aunque no hay imputados, por ahora se investigan posibles apremios ilegítimos o torturas, o bien lesiones y violencia innecesaria causando lesiones. «Es un abanico de posibilidades jurídicas, una vez que se establezcan los hechos se podrá dar una determinación definitiva y se determina además el autor», sentenció Vega

El caso de Giovanni no fue un hecho aislado en la zona. El Colegio Médico contabilizó un total de ocho personas con traumas oculares entre las comunas de Coquimbo, La Serena y Ovalle desde que comenzaron las protestas en octubre de 2019. Los casos fueron derivado al Hospital San Juan de Dios de La Serena, donde se concentró la mayor información de traumas oculares.

En el desglose de las denuncias, 50 fueron las personas heridas por armas no letales en diversas partes del cuerpo en el contexto de manifestaciones, entre los que están los ocho que sufrieron traumas oculares, dos de ellas con estallido del ojo. Además, entre los casos denunciados hay un homicidio frustrado y dos homicidios, el 20 de octubre Kevin Gómez, 23, en Coquimbo, y Romario Veloz, de 26 años, en La Serena, quienes perecieron por impacto de balas disparadas por militares.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre