Estudiantes en Ovalle se toman colegio denunciando riñas y venta de drogas

0
30

Desde el martes en la noche que el colegio Raúl Silva Henríquez se encuentra cerrado y sus alumnos advierten que, en un principio, harán entrega de él este viernes. Piden sacar al director del establecimiento.

Era una bomba de tiempo. Las constantes quejas de los alumnos del colegio ovallino Raúl Silva Henríquez -dicen ellos- no eran escuchadas. Por eso este martes, cerca de las diez de la noche, se tomaron el establecimiento de avenida Tuqui y estarán, en principio, hasta este viernes.

Denuncian peleas y venta de droga al interior del establecimiento, además de una mala convivencia con el director. «Llegamos a este punto por las cosas que han pasado, principalmente por el desempeño del director, que no ha cumplido, por ejemplo, con su buen trato a los profesores, a los asistentes y a nosotros», señaló Krishna Véliz, representante de los alumnos en toma.

La estudiante de cuarto año medio afirma que la toma del colegio de manera pacífica no fue una decisión adoptada en el momento, «sino que se viene estudiando hace mucho rato y es precisamente por la preocupación que tenemos como comunidad debido a las riñas y al consumo de droga y que él (el director) sabe, pero no hace nada».

De hecho, ayer por la mañana tuvieron una reunión con el Departamento de Educación Municipal de Ovalle y el Departamento Provincial de Educación de Limarí, «y quedamos en que nos iban a entregar respuestas lo antes posible, pero nosotros vamos a seguir con la toma hasta el viernes, en un principio…».

Al respecto, el jefe del Departamento de Educación Municipal de Ovalle, Nelson Olivares, indicó que «al tomar conocimiento de la toma acudimos de forma inmediata la noche del martes para conversar con los estudiantes, ocasión en la que tomamos conocimiento de algunos puntos de su petitorio, aunque de manera informal».

Respecto al diálogo que mantuvieron con los estudiantes, ayer por la mañana el jefe DEM reconoció que «fue muy provechoso. La verdad es que había situaciones internas que los estudiantes sentían que no se estaban canalizando como ellos esperaban, por lo que dentro de los primeros acuerdos que tomamos está reunirnos con el equipo directivo para comenzar a resolver algunas temáticas importantes. Además reforzaremos el equipo de inspectores para resguardar los espacios del establecimiento y dar mayor seguridad a los estudiantes. Aquí hubo un llamado de atención, el que estamos atendiendo y donde existe el compromiso de los estudiantes de poner término a esta toma el viernes, jornada en la que sostendremos una revisión de avance de los compromisos más inmediatos».

Profes agredidas

Una de las demandas solicitadas por los estudiantes es la salida del director, a quien, advierte Véliz, «le hicimos llegar todas estas denuncias, porque creemos que primero debe partir desde acá y de él principalmente. Pero como no ha tomado medidas, cuando le dimos harto tiempo, tomamos la determinación de llegar a esto».

Reconoce la estudiante que «el director nos dijo que haría cambios, pero hasta el momento no ha pasado nada. Imagínate que tuvimos que hacer la toma para que desde el municipio vinieran a escucharnos, de lo contrario seguiríamos en la misma situación. Y esto lo estamos haciendo porque de verdad necesitamos que las cosas puedan cambiar».

En cuanto a la riñas, estas son dentro del colegio, «e incluso algunas profesoras han terminado lastimadas al momento de separar. Y lo que ha hecho el director es decirles que esa no es su labor, entonces qué estamos esperando, que en una pelea uno de los estudiantes termine muerto».

Por ahora son cerca de 35 estudiantes los que están en toma «de manera pacífica, cada uno en su lugar y nos estamos organizando de buena manera».

Respecto de los pasos a seguir, la vocera estudiantil avisó que «esto no ha terminado, y queremos que el director entregue la carta de renuncia».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre