Familiares y vecinos de víctima de homicidio en Paihuano protestan en Vicuña

0
191

Para este miércoles 28 de diciembre está organizada una gran caravana de automóviles desde la plaza de Paihuano hasta el centro de Vicuña, en honor a Alejandro Ponce Rodríguez (26), joven asesinado a fines de noviembre pasado presuntamente por un grupo compuesto por seis personas.

Líos amorosos habrían desencadenado uno de los crímenes más horribles del 2022, es por eso que el círculo cercano de la víctima ha comenzado a realizar manifestaciones públicas con el objetivo de perseguir judicialmente a todos imputados, hasta lograr, dicen, la añorada «cadena perpetua» para cada implicado.

Para Carla, hermana mayor de la víctima, en este escabroso caso policial no existirían encubridores, como ha sido la tesis del Ministerio Público. Para ella, «todos son culpables» del delito como autores, al haber participado de una y otra manera aquella madrugada fatal que terminó con la vida del joven paihuanino.

«Para que la muerte de mi hermano no quede impune, es que mañana (hoy) haremos una caravana desde la plaza de Paihuano, hasta la plaza de Vicuña. De ahí nos iremos marchando hacia Fiscalía con la intención de hacer sentir nuestra presión para que los imputados del crimen tengan las penas correspondientes.»

«Aunque esto todavía está en proceso de investigación y creemos que la justicia hará lo suyo, estamos todos en la línea de que acá no hay encubridores», sostuvo a este medio Carla.

No titubea en destacar que «entre todos planearon el crimen. (…) Hay un argentino, que no sé el nombre, pero lo cierto es que todos tuvieron su función y por eso merecen la cadena perpetua».

Según la indagatoria del Ministerio Público, el principal imputado como autor del crimen, J.S.M.O., planeó el crimen ayudado de C.E. M.C., J.J.A., A.N.C.N., T.K. S.C. y S.I.P.H., este último prófugo.

Uno de ellos, J.J.A., ciudadano argentino con residencia en Paihuano que habría sido contratado, según su defensa, solo para limpiar evidencias. Cuestión descartada categóricamente por Carla.

A eso de las 10 am de hoy miércoles se juntarán para una travesía con la esperanza de lograr la ansiada justicia. «Hemos intentando convocar a la mayor cantidad de gente pegando avisos en los postes del pueblo y por redes sociales, sabemos que es complicado al ser día de semana, pero en estos días la gente ha sentido que debe hacerse parte de este proceso y muy cariñosamente nos han ido acompañando a cada ceremonia que le hacemos a mi hermano».

Cabe recordar que este caso fue destapado por LA REGIÓN, dando cuenta de un secuestro como homicidio perpetrado el 28 de noviembre. La búsqueda de Alejandro Ponce Rodríguez, de 26 años, se hizo masiva en el Valle del Elqui y en todas las redes sociales.
Se perdió sin dejar rastro, sin embargo, ante la rápida acción de la Brigada de Investigación Criminal de La Serena, se comenzó una investigación policial que los llevó hacia el domicilio del presunto culpable.

CON CLORO

Ahí encontraron a un sujeto que en primera instancia quedó detenido por posesión de drogas. A pesar de ellos continuaron la investigación, notando que la casa estaba completamente aseada con cloro.

La víctima mantendría una relación amorosa con la pareja del imputado, lo que llevó a citar a Alejandro Rodríguez para posteriormente secuestrarlo.

Otras cinco personas habrían ayudado a torturar a la víctima, dejando evidencias como el registro de cámaras de vigilancia al interior de la casa.

Fue en ese contexto que vecinos del sector El Romerito, en la comuna de Vicuña, encontraron el cuerpo de Alejandro Ponce.

Según la versión de la PDI, el cuerpo se encontraba enterrado superficialmente a 12 kilómetros de la ciudad de Vicuña, en la ruta Antakari.

«Un lugareño del sector rural dio aviso sobre el hallazgo del cadáver en proceso avanzado de putrefacción, y que tras el trabajo científico técnico en el sitio del suceso, preliminarmente correspondería a la víctima de secuestro con homicidio ocurrido a fines de noviembre en Paihuano», indicó el prefecto Carlos Albornoz.

El prefecto Carlos Albornoz, jefe de la Prefectura Provincial Elqui de la PDI,
detalló que «de acuerdo a las características morfológicas y vestimentas encontradas en el sitio del suceso, guardan bastante similitud con la persona desaparecida. No obstante, los exámenes de ADN que se van a practicar en los laboratorios de la PDI van a poder establecer si se trata o no de esta persona».

«La data de muerte, de acuerdo a los exámenes preliminares que se realizaron en el sitio de suceso, sería coincidente con la desaparición de esta persona, aproximadamente dos semanas. Pero son todos los antecedentes que deberán ser luego verificados con los análisis respectivos», agregó.

«La causa de muerte es un procedimiento que deberá determinar el Servicio Médico Legal a través de la autopsia», aclaró el detective.

Luego que la Bicrim de la PDI realizó una serie de diligencias, lograron la detención, el pasado 2 de noviembre, del principal sospechoso de la brutal golpiza que le quitó la vida a Alejandro Ponce, pero por mantener droga en su domicilio particular.

Algunas muestras de sangre y otras evidencias dejaron el crimen al descubierto y permitieron vincular la casa del imputado con el hecho. «Como familia estamos inmensamente agradecidos, si no fuera por el apoyo que recibimos todos los días, no pudiéramos seguir con esto, duele cada vez que miramos su foto, duele recordar todo lo que sufrió, duele saber que no lo veremos más», sentencia su hermana.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre