Ferias libres de Coquimbo tendrán nueva ordenanza municipal

0
5152

Antiguo instrumento tenía 15 años de antigüedad, el cual fue renovado y permitirá una fuerte fiscalización en terreno, demarcación de puestos y barreras móviles, entre otros. Más de 37 sindicatos de feriantes trabajaron junto al municipio en más de 15 mesas de trabajo durante 6 meses para acordar los puntos.

La antigua ordenanza que regula el funcionamiento de las ferias de chacareros y productos usados en la comuna de Coquimbo, tiene una data de 15 años. Según exponen feriantes y desde el mismo municipio, el instrumento deja cabos sueltos en cuanto a su ordenamiento, implicancias de sindicatos y la seguridad para los comerciantes y sus clientes, entre otros aspectos.

Es por este motivo que durante la jornada del miércoles 17 de mayo se puso broche de oro a un trabajo mancomunado que vienen realizando hace 6 meses sindicatos de ferias, trabajadores y funcionarios municipales, con la creación de una nueva ordenanza que considera aspectos que hasta ahora no estaban contemplados y que fue aprobada por el Concejo Municipal de Coquimbo.

El alcalde Alí Manouchehri puso en valor el trabajo en conjunto con las y los feriantes, destacando que «este es un hito muy importante, son más de 15 años en que la municipalidad tenía una ordenanza 100% desactualizada que terminaba afectando el funcionamiento de nuestras ferias, y hace más de 6 meses venimos trabajando con los diferentes sindicatos en un trabajo que trajo discusiones y conflictos, pero que termina con la aprobación de todos los sindicatos con respecto a lo que significa este nuevo proceso».

DIGNIFICANDO LA
LABOR FERIANTE

Los más felices fueron las y los mismos feriantes, tras la aprobación por parte del Concejo Municipal de la nueva ordenanza, valoraron la medida y el trabajo realizado junto al municipio. Una de esas personas es Fresia Padilla, presidenta del sindicato emprendedores del puerto de Baquedano, quien expresó, «para nosotros como dirigentes y representantes de muchas personas, gente mayor, mujeres, hombres, estamos más que fascinados, estamos contentos, logramos algo que pensamos que era imposible, que casi para nosotros era algo inalcanzable».

Padilla añadió que «durante muchos años, 2015, 2016, en los años que nosotros éramos relegados, no éramos permitidos, nos mojaban la calle a las 6 de la mañana, nos dejaban sin lugar para trabajar, no teníamos posibilidad en la municipalidad. Hoy somos reconocidos, nos aceptan y nos quieren, y trabajan para nosotros como sindicato y como gente que trabaja en la calle, trabajamos a diario en muchas ferias».

En la misma línea, Fabiola Saavedra, del sindicato Ferias Pulgas VIP de Baquedano, manifestó que «estamos felices, desde el día uno que se nos informó, como feriantes empezamos a trabajar en las ideas expuestas. Las propuestas fueron muy importantes, fueron muchas las necesidades, y confieso de modo personal que con muy poca fe, porque para las administraciones anteriores nosotros no existíamos».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre