Fuerte y claro: Al Hueso Pirata no quiere barra visitante en el Sánchez Rumoroso

0
269

Esto de cara al duelo que sostendrán en la fecha 28 del Campeonato Nacional, Coquimbo Unido y Colo Colo, donde se podría definir al campeón del fútbol chileno. Ayer, los muros de la sede porteña amanecieron rayados con consignas donde se emplaza a la administración local para que no venda entradas a los hinchas del Cacique.

Desde que se conoció la noticia que Colo Colo vendría a definir el título del fútbol chileno al estadio Francisco Sánchez Rumoroso, los hinchas de Coquimbo Unido inmediatamente comenzaron a solicitar que no se vendan entradas al público visitante.

Los motivos son diversos. Unos temen por la seguridad, no solo en el interior del recinto, sino también fuera, porque ya es de conocimiento público que la barra alba ha venido generando caos al tratar de entrar a la fuerza en los partidos.

Otros, como la barra Al Hueso Pirata, no quieren ser parte de una fiesta que no le pertenece a los coquimbanos, quienes de caer frente a Colo Colo, podrían incluso lamentar el descenso a la Primera B.

Y si el clamor era fuerte en redes sociales, ayer se lo hicieron saber fuerte y claro a la administración del club, al rayar los muros del frontis de la sede con mensajes alusivos al tema.

«Piratas y nada más», «Visitas no», «Aqui no darán la vuelta», fueron parte de los escritos dejados en los muros, los cuales se los atribuyó la barra coquimbana.
DECISIÓN FINAL

El punto final a todo esto será la reunión de coordinación agendada para el próximo viernes entre Estadio Seguro, la Delegación Presidencial y la gerencia del club pirata, donde se determinará cuanto aforo se aprobará para el partido entre coquimbanos y albos.

También allí se analizará si es prudente vender entradas para la visita, ya que aquello significa arriesgar la seguridad de los abonados que asistan al estadio y de los vecinos que habitan en los alrededores, porque no solo será un partido de alta convocatoria, sino que se podría catalogar de alto riesgo por lo que se definirá en cancha.

El clamor del hincha coquimbano apunta a no vender entradas para la visita, pero hay que tener en cuenta que por reglamento, como mínimo hay que asegurar un 5% del aforo para el forastero.

De no hacerlo, el club organizador arriesga multas que bordean las mil UF.

Otra opción sería jugar el partido sin público, pero aquello tiene que pasar por una decisión de las autoridades locales, quienes seguramente optarán por evitar el peligro tanto a los asistentes como a los vecinos de la conurbación.

De forma preliminar se habló de habilitar un aforo de 15.500 espectadores.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre