Iglesia da cuenta del inicio de un Proceso Administrativo Penal contra el padre José Tapia

0
883

Investigación se basaría en hechos que habrían ocurrido en la Parroquia Nuestra Señora de Lourdes, en La Serena, cuando el sacerdote era párroco y el
denunciante menor de edad.

El arzobispado emitió este comunicado fechado el viernes 15 de julio, el cual fue subido a las redes informativas.

Como medida cautelar, al cura Taspia «le pusieron restricciones en el ejercicio público del ministerio sacerdotal…».

Abogada de la víctima dice que buscarán pasar a una etapa penal.

Habría ocurrido hace años en dependencias de la Parroquia Lourdes (Balmaceda con Huanhualí) cuando la víctima, hoy de 37 años, era menor de edad.

Esta persona, con asesoría legal, interpuso una denuncia y su abogada se anticipa en decir que se podría ampliar la investigación «por hechos ocurridos en una dependencia de la Iglesia».

Sin embargo en lo público, fue la propia Iglesia la lo dio a conocer la fase de investigación. En un comunicado emitido el viernes pasado, junto con identificar al presunto agresor, indica que se han tomado medidas y que se ha abierto la investigación.

Se da cuenta «del inicio de un Proceso Administrativo Penal -autorizado por la Congregación para la Doctrina de la Fe- contra el Pbro. José Manuel Tapia Varela, por una denuncia referida a conductas contra el sexto mandamiento del Decálogo, hechos que habrían ocurrido cuando el denunciante era menor de edad. La información de la misma ha sido comunicada al Ministerio Público».

El Padre Pepe, como se le conoce, es un sacerdote diocesano de larga trayectoria. En su carrera ha estado a cargo de varias parroquias y ha tenido cargos de representación del arzobispo. Se le conoce por su elocuencia en las prédicas, muy apegadas a la palabra de la Biblia. Es serenense y ex alumno del Seminario San Luis.

Esta delicada situación de alguna manera se había filtrado y periodistas de este medio buscaban antecedentes para el reportaje.

En esa línea es que se llegó a la abogada Adriana Rojas, quien representa a la presunta víctima.

Ayer, luego de tomar conocimiento del comunicado del arzobispado, la profesional comentó que «le transmitimos nuestra disconformidad al arzobispo, en cuanto al procedimiento que se decidió adoptar por parte de la iglesia, que es el Procedimiento Penal Administrativo, que en sus normas no considera la intervención del denunciante durante el proceso, y escapa incluso a los derechos que tiene mi representado».

Etapa penal

Rojas hace ver que si bien la denuncia se hizo justamente en contra del sacerdote, «vamos a realizar denuncias en contra de otros curas o miembros de la iglesia que han participado en acciones similares».

Eso porque existirían más antecedentes e incluso que se pueda pasar a una etapa penal por los hechos denunciados. «Ya interpusimos una querella ante el Juzgado de Garantía de La Serena la semana pasada, y esperemos que se dé lugar a la querella penal y que se desarrolle una investigación por parte de la Policía de Investigaciones, pues creemos que estos hechos son de tremenda gravedad, dado que se refiere a abusos y violación en contra de un menor de edad al interior de recintos de la iglesia Católica».

En cuanto al inicio de un Proceso Administrativo Penal, señala que la iglesia puede adoptar dos cosas, que es un juicio penal o este procedimiento penal administrativo, «y nosotros sabemos que existen muchos reclamos de este procedimiento, porque efectivamente no contempla al denunciante como interviniente, es decir que hoy el acusado se puede defender en el proceso, pero nosotros no podemos intervenir de manera directa, y eso nos parece grave, porque afecta normas de la constitución en la igualdad ante la ley. Creemos que acá se utiliza un procedimiento que tiene esa finalidad, que es dejar afuera a la víctima».

Intentamos hablar con el Padre Pepe, pero los lunes ellos se toman libre.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre