Joven desaparecido en Los Vilos fue encontrado muerto con una bala en la cabeza

0
509

El muchacho sólo tenía 23 años y se le perdió el paradero el jueves de la semana pasada. El sábado, familiares pusieron una denuncia por presunta desgracia. Carabineros y la Policía de Investigaciones realizaron labores de búsqueda intensivas, incluso con helicóptero. Fue recién en la mañana de este martes cuando la PDI encontró el cuerpo sin vida en las inmediaciones del cerro Caimanes, específicamente en el sector Portones de MLP. Hasta el cierre de esta edición no se pudo levantar el cadáver del sitio de los hechos debido a lo complejo que resulta asistir a la ruta.

Era arriero, amante de los caballos y los animales. Una de las tesis que se manejan del caso en un principio, hacía referencia a que el fallecido se habría perdido buscando una mula por el lugar, donde habría tenido un accidente. La otra hipótesis que cobra fuerza, vincula al joven con el negocio de la marihuana en la zona y que éste habría perdido la vida tras haber sufrido una emboscada en una quitada de droga realizada por desconocidos.

El fiscal de Los Vilos, Rodrigo Gómez, ordenó peritajes en el Servicio Médico Legal para establecer causas de la muerte y corroborar la identidad del cuerpo, que se encontró en un avanzado estado de descomposición. Además solicitó diligencias a la Brigada de Investigación Criminal de la PDI de Los Vilos. Según las primeras pericias, el cuerpo presentaba heridas atribuibles a un impacto de escopeta, del cual se busca establecer su origen.

Luego de intensas búsquedas por parte de la Policía de Investigaciones en la provincia de Choapa, fue encontrado sin vida el cuerpo de Manuel Figueroa Espinoza (23), joven desaparecido desde el jueves pasado en las inmediaciones del cerro Caimanes al interior de la localidad de los Vilos. Se confirmó la participación de terceros en el deceso y se investigan las extrañas circunstancias del caso; desde la desaparición del arriero hace cinco días, hasta su fatal hallazgo.

EXTRAÑA DESAPARICIÓN

El joven era intensamente buscado por la PDI tras una denuncia de familiares y amigos por presunta desgracia. Junto con un grupo de cinco personas más, habrían ido a buscar supuestamente una mula extraviada en los cerros Caimanes y Los Maquis.

Preliminarmente, y según el testimonio entregado por familiares directos, el joven habría sido visto por última vez en una quebrada ubicada a cinco horas de esa localidad. El caso se convirtió en todo un enigma, ya que el hombre jamás regresó a casa. «El joven laceaba una mula, la que se encontraba perdida hace dos meses en el sector», señalaban testigos durante el fin de semana en pleno rastreo.

Manuel era un joven arriero que conocía perfectamente el lugar, toda su vida se dedicó a transitar por el cerro con animales, no cualquiera podría hacerlo sin la experiencia necesaria.

«Es un joven de 23 años, sano, arriero, le gustan los caballos, es muy aficionado, conoce los sectores rocosos de montaña y de cerro, y la verdad es que también nos parece un poco extraño las circunstancias en las que se extravió», decía temprano en la mañana del martes, el subprefecto William Moram, jefe de la Brigada de Investigación Criminal Los Vilos.

Se realizaron extensas jornadas de diligencias en el sitio del suceso. Carabineros sobrevoló el sector incluso con un helicóptero, pero no hubo resultados. Por redes sociales comenzaban a salir las primeras fotografías del joven, donde se pedía un mayor despliegue en las labores de investigación.

Consultado por Diario La Región, Fredy Muñoz, comandante de Bomberos en Los Vilos, señalaba que ellos como unidad fueron notificados recién el día sábado sobre el extravío del joven. Adelantó que era un caso que «estaban viéndolo sólo en la PDI».

«Es extraño, porque entendemos que él era arriero y conocía el lugar. Y debe ser así, ya que no cualquiera anda por el cerro Caimanes a caballo así como si nada. Son de partida terrenos sueltos, que tienen acantilados por todas partes y de difícil acceso», señaló el voluntario.

HALLAZGO DEL CUERPO

Finalmente fue este martes, en horas de la mañana, cuando encontraron el cuerpo sin vida en el sector del Cerro Caimanes, con el paso de las horas se confirmó que se trataba del joven buscado. El Servicio Médico Legal trabaja para conocer las causas de la muerte. Se estableció que el cuerpo data de cinco días de fallecido, por lo cual estaba en un avanzado estado de putrefacción.

Hasta el cierre de esta edición, el cuerpo del fallecido no pudo ser retirado del sitio de los hechos, ya que es un sector lejano, a unas cinco horas al interior del sector Caimanes. Debido a lo complejo que son los caminos, sólo con helicóptero esperan sacarlo del lugar. Mientras esperan la ayuda de bomberos para trasladarlo en lo pronto.

Lo cierto es que se barajaban dos hipótesis en la muerte de Manuel; una que hacía referencia a que efectivamente el joven se habría extraviado en su ruta y posteriormente habría sufrido un accidente. Cuestión que quedó totalmente descartada con el paso de las horas. Mientras que la tesis que cobra fuerza es la que involucra al joven en una posible quitada de droga ocurrida minutos antes de su asesinato. Por el momento, las entidades a cargo de la investigación no descartan nada y barajan éstas y otras opciones del enigmatico caso en Los Vilos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre