«La policía no volverá a entrar, haremos lo mismo que en Sinaloa…»

0
1647

Se siguen conociendo detalles de la encerrona que sufrieron el fin de semana dos detectives en el valle de Quilimarí, en la comuna de Los Vilos. Mientras, el alcalde Christian Gross- en la foto- ve con preocupación lo sucedido y advierte:«Me preocupa que esto sólo sea una noticia y no se asuma el problema de fondo»

Narcotráfico, asesinatos… Palabras que inquietan y asustan. En la provincia de Choapa y en Los Vilos, especialmente.

Es en esa comuna donde su gente y el propio alcalde han manifestado su preocupación por los hechos, siendo el más reciente lo ocurrido este fin de semana con la emboscada a detectives de la PDI por siete sujetos, en su mayoría extranjeros, en el valle de Quilimarí.

Con los días se han ido conociendo más detalles de lo que bien pudo ser una tragedia en un poblado que hace rato está siendo etiquetado en rojo.

Testigos que a esa hora se encontraban en sus vehículos, a escasos metros de lo que pasaba en la llamada ruta Infiernillo, comentaron a Diario La Región que mientras los policías estaban en el suelo y eran golpeados, se escuchó la frase: «Acá la policía no volverá a entrar, haremos lo mismo que en Sinaloa…».

Según un informe del Observatorio del Narcotráfico entregado hace unas semanas, los brazos de un cártel colombiano y los mexicanos Jalisco Nueva Generación y justamente el de Sinaloa, ligado a Joaquín «El Chapo» Guzmán, fueron detectados entre 2020 y este año en el país.

Es decir, alertas que arrojó el Informe presentando por la fiscalía nacional: «Nuestro país enfrenta por primera vez la amenaza de la instalación en Chile de cárteles internacionales de droga», dijo el fiscal nacional, Jorge Abbott.

Ya no estaban

«Entre 5 y 10 minutos duró la secuencia de terror», contó uno de los testigos, que por seguridad prefirió ocultar su identidad.

De hecho, iba con su familia cuando vio lo que, a su juicio, «sólo pensé que pasaba en las películas o en otros países».

El auto policial se encontraba haciendo labores de investigación cuando fue abordado por dos camiones de traslado de ganado: uno se puso al frente y el otro atrás, evitando la salida y que los detectives tuvieran alguna reacción.

Los maleantes, que seguramente pertenecen a alguna de las bandas que se disputan el control del sector para vender droga, los bajaron del auto, los intimidaron con armas de grueso calibre, los golpearon en las costillas, rostros, y los abandonaron en la ruta.
Tras escapar, justamente por el taco de vehículos, detectives llegaron en auxilio de ambos policías de la Brigada Antinarcóticos y Contra el Crimen Organizado (Brianco), y junto a un equipo táctico y la ayuda de un helicóptero comenzaron la persecución y búsqueda de los malhechores, con la orden de registro en los domicilios de Quilimarí, poblado que hace rato está siendo etiquetado en rojo.

Sin embargo, las casas allanadas estaban sin sus moradores.

No estigmatizar

Antes del incidente en Infiernillo, el alcalde Christian Gross Hidalgo viajó hasta La Serena para reunirse con autoridades, en un encuentro en donde también estuvieron otros ediles. Ahí mostró su preocupación, «porque además de este episodio ocurrido el fin de semana, se habían dado distintas situaciones, como secuestros y otros delitos. Creo que efectivamente la provincia de Choapa y la comuna de Los Vilos están en la palestra y creemos que es la oportunidad para abordar el tema de una manera más integral».

Siempre, y en todos los gobiernos que han pasado, ninguna política pública ha sido realmente efectiva en el combate de las drogas, pandillas de barrios y el crimen organizado. Y eso es precisamente lo que el edil quiere que no siga ocurriendo.
En su puesto de jefe comunal espera que, ante estos hechos, «no se nos estigmatice», y por eso ya planteó la necesidad de hacer una mesa de trabajo «donde el delegado presidencial regional (Pablo Herman) se comprometió a asistir con una serie de servicios públicos, toda vez que esto que estamos viviendo tiene muchas aristas y necesitamos que más allá de la noticia, queremos que se aborde, que se trabaje con los municipios, con las comunidades. Entendemos el problema y por eso deseamos que la solución sea integral».

Insiste en que «debemos avanzar en temas de seguridad», y más que esperar que lleguen soluciones, «nosotros queremos ser parte de la solución, pero también queremos que sea abordado de una manera profunda, porque así lo exige nuestra comunidad».

Estos últimos meses, el tema del narcotráfico en Choapa ha sido prioritario dentro de la opinión pública, en los medios de comunicación, no tan así en el mundo político. Salvo algunos pocos, nadie ha tocado el tema con la seriedad que merece. Y al alcalde Gross eso le preocupa, «aunque el delegado presidencial se presentó en la oportunidad que hicimos la convocatoria y espero que la próxima semana también pueda estar. Desde el punto de vista noticioso, ellos tendrán que dar las explicaciones a la prensa, pero efectivamente son situaciones graves, bastante inusuales que han ocurrido en la comuna, y por supuesto que es de preocupación. No obstante, lo más importante es que se ejecute un plan de trabajo que sea integrador e integral, ya que también tenemos otros tipos de problemática».

Dentro de las dificultades como comuna se encuentra el alto nivel de consumo, sobre todo de pasta base. Entonces ¿cómo se aborda esto?

«Quizás con más policías en las calles, pero también necesitamos generar programas de rehabilitación que sean potentes y que son insuficientes, toda vez que hoy si quieres rehabilitar a una persona, debes enviarlo o a la capital regional u otras regiones, por lo que estas oportunidades también necesitamos que se den en los territorios, y es ciertamente de eso cuando hablo de planes de trabajo e integración».

Para Groos, lo que se refiere a lo policial y fiscalía, «es un ámbito que le corresponde al poder judicial». Y cree que «cada componente de la cadena debe efectuar su rol y me preocupa que esto sólo sea una noticia y no se asuma el problema de fondo, visto que queremos avanzar como comuna en nuestro desarrollo y lo que exigimos es que se haga este plan de intervención, y para eso no solamente lo hemos señalado desde el punto de vista comunal, sino también desde lo provincial».

El objetivo principal, y que espera que así ocurra, «es porque tenemos intervención en otras áreas, como por ejemplo en el minero, así que es una invitación a que vayamos al fondo del asunto, porque hoy existe un problema real y necesitamos y exigimos que tanto el ámbito privado como público del Estado, intervengan de una manera integral, y nosotros como comunidad, ser parte de la solución».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre