Las turbulencias entre el alcalde y concejales que provoca el cómo enfrentar la deuda municipal

0
104

La aprobación del concejo municipal de Coquimbo de hace una semana de generar una solicitud de autorización de operación Leaseback no fue votada de manera unánime sino todo lo contrario. Cuatro votos en contra tuvo la iniciativa de la administración Manouchehri, que busca inyectar de recursos frescos a un organismo saturado por las deudas. El alcalde y los concejales tienen un objetivo común: sanear al organismo, pero no coinciden en el camino elegido.

La crítica que exponen parte de los fiscalizadores que se opusieron en dar el puntapie inicial a este proceso, hace referencia a que el edil se equivocaría en tener como estrategia principal el pagar la deuda «con más deuda», apuntan miembros del concejo consultados por este medio. Además alegan que una serie de documentos oficiales deberían ser transparentados y, sobre todo, ratificados por la comunidad porteña.

«Es importante que se incorpore la participación ciudadana en una definición como esta, donde se tocan temas sensibles como son los bienes públicos», dice Camilo Ruiz.
El militante del PC rechazó el proyecto, porque señala que «endeudando más al municipio no se sale del hoyo». Quiere conocer el plan de pago que se tendrá, evidenciar en qué serán usados esos posibles recursos que llegarían con el visto bueno de Hacienda.

La petición del concejal se extiende a una solicitud para conocer el balance presupuestario general de la municipalidad, con la idea de conocer el estado real de la deuda. Cifra que hasta ahora es redondeada en 40 mil millones de pesos según el propio alcalde.

«Lamentablemente se sigue generando deuda y no hemos conocido ningún plan de gestión que nos permita equilibrar la balanza y dejar de generar pérdidas. Buscar recursos sin el leaseback tiene que ser algo planteado en el debate, pero en esa línea también debemos ser coherentes y hay que congelar las contrataciones, ya que vamos en 40 funcionarios nuevos».

Agrega que «se podría negociar con el IND la venta del estadio para que siga siendo público y finalmente se podrían recuperar aquellos dineros, lo mismo que a través del Gore podemos optar a comprar nuestra propia flota para el retiro de basura».

Ignacio Plaza, concejal del Frente Amplio, es otro de los que no apoyó la causa del alcalde. Lo de poner el estadio Francisco Sánchez Rumoroso como parte del proceso del leaseback lo considera un tremendo error. «El recinto deportivo no podía ser puesto en prenda, porque fue creado con recursos no municipales, además nos darían entre 10 y 20 mil millones, que no se condicen con los más de 40 mil de deuda».

De ser aprobados (algo que sea de los 20 mil millones que el alcalde solicitó del leaseback), la iniciativa deberá volver a someterse a un proceso de votación en el concejo municipal, instancia donde no está garantizada nuevamente su aprobación, debido a los reparos ya expuestos en esta nota y los cambio de parecer que tendrían otros concejales que votaron a favor en la primera ocasión. Cuando toque votar por un inmueble concreto será otra cosa, dicen. En esa línea, el alcalde de Coquimbo, Alí Manouchehri, despeja dudas en conversación con LA REGIÓN.

¿Cuáles son los últimos pasos que se han hecho para ir saneando la deuda?
Cuando avanzamos en nuestro plan de austeridad, proyectamos que podíamos generar un importante desahogo, de más de 2 mil millones de pesos para las arcas municipales, en el entendido que esta deuda nos costará varios años superarla. Y de a poco vamos alcanzando pequeños logros. Recordemos que al llegar al municipio había funcionarios y funcionarias a los que se les adeudaban sueldos por 2 meses. Hoy pudimos pagar al día. Tenemos un problema estructural que estamos ordenando y que, como dije, nos costará años superarlo, pero siempre hemos puesto el foco en la gente, si no fuera por eso nunca hubiésemos podido pagar las subvenciones que se debían desde el 2018.

¿Considera que fue un error el cómo se trató lo del estadio?
Nuestra convicción siempre estuvo en conseguir recursos frescos para sanear las arcas municipales con un objetivo muy claro: que el municipio pueda trabajar en mejorar la calidad de vida en los barrios, mejorar la limpieza de la comuna y el apoyo social en la pandemia, sobre todo si pensamos en la crisis económica que viven muchas familias coquimbanas. Yo lo he planteado, la estrategia siempre fue solicitar un monto de unos 20 mil millones en el entendido que es posible que no se autorice esa cifra y esta sea más baja o lo más alta posible, pero debemos intentarlo. Nunca ha estado en juego el estadio. Hay otros bienes que se pondrán en la propuesta que se lleva a Hacienda, y hemos dado prueba de responsabilidad, nunca estarán en juego los inmuebles municipales.

¿Ha pensado en otra estrategia si el leaseback no sale?
El leaseback es una herramienta más para conseguir recursos frescos, pero no cometeremos el error de considerarlo en el presupuesto, lo que en el pasado nos llevó al descalabro que vemos hoy día. Hemos puesto el foco también en los ingresos que debemos recuperar. Hay otras estrategias, por ejemplo impuestos territoriales, patentes, permisos de edificación, y cómo estableceremos planes responsables de pago a los proveedores.

Es urgente que lleguen esos recursos, pero ¿En qué los ocuparía primeramente?
Quiero insistir que nuestro foco debe estar en los vecinos, en los proyectos de los barrios, multicanchas, plazas, en los parques urbanos que estaban muy deteriorados, y proveedores PYMES a los cuales se les adeudan recursos, generándoles un grave perjuicio económico. Seguiremos avanzando en pago de subvenciones atrasadas y becas escolares, y estoy seguro que podremos recobrar la confianza ciudadana. En estos momentos estamos trabajando en una nueva ordenanza de participación que será eje angular de los concejos barriales y de nuestro proyecto de presupuestos participativos, queremos una ciudadanía empoderada que tenga las herramientas necesarias y que estas sean vinculantes con de toma de decisiones.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre