Los temas relevantes que deja la primera visita presidencial de S.E. Gabriel Boric Font a la zona

0
156

El mandatario asumió el 11 de marzo pasado y eligió a la región de Coquimbo para iniciar su gira por el país. Estuvo tres días y aclaró que no quiere venir y cortar cintas, «sino tener visitas donde podamos conversar con la gente, que nos demos los espacios», le dijo a Diario La Región en una entrevista distendida y muy amena.

Lo dice con convicción mientras le sirven agua mineral en una de las salas del Centro Cultural de Monte Patria. «Gobernar es priorizar», sostiene el Presidente Gabriel Boric (36), elogiado por su actitud cercana y directa, en entrevista con Diario La Región, muy distendido y flanqueado por la bandera chilena y la de la comuna limarina.

El 11 de mayo cumplirá dos meses en el gobierno y desea recorrer el país «y conversar con la gente, escuchar sin agenda». Así lo hizo en sus tres días en la región de Coquimbo -ayer se fue después de visitar Montegrande- donde dice que volverá «para ir a las comunas que no hemos podido visitar».

Sí, el Presidente se lleva buenos recuerdos y no quiere que la piedra que le fue lanzada, y que causó conmoción en medios nacionales, «marque nuestra visita, ¿pues han visto la recepción que hemos tenido…?», reconoce el ex dirigente estudiantil que no encaja, con las mangas arremangadas de su camisa blanca y sus visibles tatuajes, con la imagen habitual de un Presidente de la República.

Muy cordial nos atiende después de una reunión con dirigentes agrícolas, pisqueros y crianceros. Saluda amablemente. Se sienta y toma de la mineral que está en la mesa, que bebe para reponer energías. Luego un café. Frutas y galletas para degustar.

Digan…

Presidente, luego de su visita a Argentina, ¿Cuál es el paso concreto que se dará para acercar el Túnel de Agua Negra?
«Tengo dudas de la pertinencia del proyecto como está planificado. Lo conversé con el gobernador de San Juan (Sergio Uñac) y con el Presidente Alberto Fernández, y me parece que no es una determinación que se tenga que tomar desde Santiago, sino que debe involucrar a las comunidades. La información que tengo es que el plan, además de ser tremendamente oneroso en los términos de lo que estaba planificado originalmente, pudiera generar un impacto ambiental en el Valle del Elqui, que no necesariamente es lo que queremos…».

¿A qué impacto ambiental se refiere?
«Tampoco quiero hacer una información categórica respecto a esto, pero lo que nos ha señalado gente de la zona, es que hay dudas en cuanto al emplazamiento original del proyecto. No lo he revisado en detalle, pero lo que les puedo contar es que tanto el Presidente de Argentina como el gobernador de San Juan nos manifestaron su interés en sacarlo adelante y que no necesariamente se tenía que mantener el diseño original. Les dije que estoy disponible para revisarlo y que se le vuelva a dar un impulso, porque la integración entre San Juan y Coquimbo me interesa».

La región ha sido devastada en los últimos años por la sequía. Usted habló que uno de los temas para enfrentarla son las aguas grises…
«Hasta la semana pasada teníamos una legislación ineficiente porque faltaba el reglamento, pero lo que hemos hecho es poner celeridad a esto, y el 20 de abril se publicó el reglamento para la utilización de aguas grises, que justamente permitirá la reutilización del agua para poder paliar, de alguna manera, la escasez hídrica. Y que no es en ningún caso lo definitivo, pero más allá de la especificidad de la región, el tema de las aguas grises no podía ser utilizado en ninguna parte de manera institucional porque no existía el reglamento. Ahora la región tendrá que ver cuáles son las que más le convienen en las diferentes cuencas, porque no es que el agua que vaya al mar se pierda, pero puede ser reutilizada, y esas son justamente las aguas grises y eso puede ayudar al regadío, y vamos a trabajar para aprovecharlo».

¿Y una planta desaladora?
«Tengo la disposición de avanzar en una planta desaladora para la región, haciéndonos cargo de la externalidad de la planta, pues sabemos que producen una gran cantidad de salmuera y cuando hay un mal manejo termina generando efectos nocivos en el suelo marino».

¿Pero es una ayuda concreta para paliar el tema?
«Con un plan de manejo adecuado creemos que una desaladora, tal como en otras partes del país, podría ser de gran ayuda para la región. Y además estamos trabajando en el enfoque de cuenca. Por ejemplo, en la cordillera la minera Los Pelambres tiene, según me han informado, una concesión de uso de 400 litros por segundo, y el río entrega 360 litros, y qué significa esto, que nadie río abajo recibe nada. Por ese motivo debemos revisar en función de la disponibilidad del recurso, cómo lo distribuimos de manera justa para que todos puedan aprovecharlo».

En cuanto al transporte público, ¿supo que hubo quejas de algunos diputados respecto al congelamiento de la tarifa sólo para los sistemas regulados?
«Esperaría que en vez de criticar y hablar de letra chica, aporten soluciones. Y lo que hemos conversado con el senador Daniel Núñez, por ejemplo, es respecto a soluciones posibles para que justamente en la conurbación podamos hacer una regulación para evitar futuras alzas de precios en los sectores no regulados. Pero el objetivo de mediano plazo es regular el transporte en la región de Coquimbo para evitar que cada uno haga lo que quiera».

¿Es posible tener conversaciones con las líneas de la locomoción colectiva?
«Lo que me explicaba el senador es que hay tres líneas principales, y que es posible tener una conversación con esas líneas para evitar un alza, y haremos los esfuerzos con el ministro de Transporte, en vista de que no tenemos las facultades legales para decretar un congelamiento, como sí lo tenemos en los sectores regulados. Claro, hay que hacer un proceso más largo, pero lo que le he manifestado al senador, que plantea soluciones en vez de problemas, es trabajar por la solución».

¿Y el tranvía es una opción?
«La idea del tranvía está presente, es una inversión grande y de varios años, pero creo que todo lo que fortalezca el transporte público y que ayude a la gente a bajarse del auto para disminuir la congestión, los tiempos de espera y mejorar la calidad de vida, será bien recibido. Sin embargo, quiero ser muy claro en esto, y lo dije frente a la gente: no tenemos margen fiscal este año, ya que recibimos un presupuesto determinado que fue aprobado durante el gobierno anterior, y tenemos el deber de respetarlo para avanzar hacia la convergencia fiscal y desarrollar políticas públicas que sean responsables en el tiempo. No obstante, el año 2023 no está escrito en piedra y esperamos poder generar un desarrollo y crecimiento que nos permitan tener una mayor holgura presupuestaria para impulsar planes de inversión como el tranvía, las vías exclusivas en La Serena y Coquimbo, o la mejora de la Ruta 41».

En su campaña, y cuando salió electo Presidente, dijo un no rotundo a Dominga, ¿ha ido cambiando esa postura?
«Mi posición, y la que he manifestado con respecto a ese proyecto sigue siendo la misma, y como Presidente en ejercicio debo ser prudente en las declaraciones, porque eventualmente reclamaciones administrativas podrían llegar al consejo de ministros, en donde tengamos que involucrarnos. Así que no quiero que exista un problema administrativo en esa eventualidad. Pero nosotros estamos con el desarrollo sustentable y queremos, por cierto, proteger el archipiélago de Humboldt. ¿Por qué no hago un pronunciamiento? Porque voy a implicar futuras inhabilitaciones que terminen yendo en detrimento de las causas».

En el Plan Chile Apoya da la sensación de que no hay un capítulo que hable de las pymes
«Al contrario. Tenemos una mesa de trabajo específica con las pymes, estamos trabajando con una serie de créditos blandos, trabajando con empresas vinculadas al sector turismo, con apoyos directos y también con nuevos servicios de capacitación, así que las pymes están sin lugar a dudas consideradas y son el pilar fundamental del crecimiento que queremos».

La Serena y Coquimbo sufren con el comercio ilegal, ¿se trabajará con el Servicio de Impuestos Interno para combatirlo?
«Es un comercio que está extendido en todo el país y no es propio de una región. De todos modos, tiene que ver con la precarización del trabajo, y nosotros vamos a proteger a los fiscalizadores, no vamos a permitir que se naturalicen agresiones de ningún tipo y estamos trabajando con los alcaldes. Lo hicimos con la alcaldesa de Santiago y lo haremos con los alcaldes de Coquimbo y de La Serena».

¿Se reunió con las víctimas del estallido social en la zona?
«Ya me he reunido con las víctimas del estallido. Lo hice en campaña con la madre de Romario y nos reuniremos con la familia de Kevin Gómez, pero hemos seguido un dialogo permanente…»

¿Qué cosas le preocupan o le han generado ruido en el proceso constituyente?
«Me causa ruido la campaña desatada que existe para deslegitimizar cualquier cosa que hace la convención. Evidentemente una discusión constitucional, después de un movimiento social, no está exenta de problemas, y ha sido un debate que ha tenido un montón de dificultades y donde creo que también se han cometido errores. Pero en vez de negarlos hay que detenerse un segundo, corregirlos y enmendarlos. Y eso, creo, es lo que ha estado haciendo la convención las ultima semanas».

¿Está esperanzado en lo que pueda pasar el 4 de septiembre?
«Claro que estoy esperanzado, y creo que hay que buscar los acuerdos más transversales posibles. Pero sí es injustificable que a quienes voten distinto a uno se les agreda o se naturalice esta cultura de la funa».

¿Por qué eligió a la región para iniciar sus giras por Chile?
«Lo que le dije a mi equipo es que no quiero tener visitas solamente para cortar cintas, sino tener visitas donde podamos conversar con la gente, que nos demos los espacios y escuchar sin agenda. Por ejemplo, después de la entrevista iremos a un liceo que no estaba planificado, pero cuando me dicen que están en un container desde 2015, ¡chuta! tenemos que ver. Uno requiere tiempo para hacer esas cosas y no podemos tener esas visitas de médico y de un solo día. Espero volver a la región y antes de irnos iremos a Paihuano…».

¿Supo que se enojó el alcalde Rafael Vera por no visitar Vicuña?
«Es que hubo una confusión, porque iremos a la Casa Museo Gabriela Mistral y parece que el alcalde entendió que iríamos al Museo Gabriel Mistral de Vicuña. Seguramente pensó que bajamos algo que nunca había estado agendado, pero que no le quepa duda al alcalde que visitaremos la comuna más adelante».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre