María Paula: «Si la exposición de nosotras sirve para que pasen estas cosas, uno asume el costo…»

0
115

La declaración de inconstitucionalidad de la causal de divorcio culposo por homosexualidad, establecida en el artículo 54 de la Ley 19.947 sobre Matrimonio Civil, contó con los votos favorables de los/as ministros/as María Luisa Brahm, Gonzalo García, Nelson Pozo, Cristián Letelier, Rodrigo Pica y María Pía Silva. En contra se pronunciaron Iván Aróstica, Juan José Romero, José Ignacio Vásquez y Miguel Ángel Fernández.

A fines del 2018 se conocieron. Sentían que el corazón les iba a estallar. Pero como María Paula aún no se separaba físicamente del padre de sus hijos, pensar en llevar una relación abierta frente a todo el mundo no era la opción. Claudia estaba en la misma situación.
Desde entonces han debido sortear una serie de inconvenientes, entendiendo que para sus entornos lo natural es mamá y papá, y sería.

Ambas contaron su historia a Diario La Región en 2020, año en que los problemas comenzaron cuando la pareja de una de ellas presentó una demanda de «divorcio culposo» con causal de homosexualidad, y el Tribunal de Familia de Coquimbo remitió los antecedentes al Tribunal Constitucional (TC).

«Se remitieron los antecedentes al TC solicitando que declare inaplicable el Artículo 54° número 4 de la Ley de Matrimonio Civil, puesto que este artículo que se está invocando, que es la causal de divorcio por homosexualidad, es una norma discriminatoria e inconstitucional», avisaba por esos días la abogada Gabriela Calderón.

Un caso con amplia cobertura nacional y que fue catalogado de histórico tras el fallo del Tribunal Constitucional, que después de un año de tensa espera declaró -por 6 votos contra 4- como contraria a la Carta Magna e inconstitucional la causal de divorcio culposo por homosexualidad.

Para María Paula hay tranquilidad. Ya no más exposición. Había salido por fin la tan esperada sentencia, «y me demoré más de dos horas en leerla para poder entender lo expuesto, así que estoy feliz y satisfecha con el resultado», cuenta a través del teléfono.

Para ella ha sido todo este proceso «muy conflictivo y agotador», pero agradece el apoyo recibido «de personas que nos han acompañado desde el comienzo, como las chicas de Rompiendo el Silencio y también nuestras abogadas».

Por lo pronto, espera que todo esto sirva «para cambiar las injusticias que permite la ley en el momento de enfrentar un juicio de divorcio, puesto que no sólo se violan los derechos de nosotras, sino que también los de nuestros hijos…».

El fallo declara que la causal de divorcio culposo por homosexualidad es discriminatoria, no razonable y denigrante con las personas homosexuales.

«Estamos satisfechas y contentas con el apoyo recibido de la abogada Carolina Salas, quien litigó en el Tribunal Constitucional, y también con el apoyo que se recibió durante el proceso por la agrupación Rompiendo el Silencio, quienes fueron importantes a la hora de poder visibilizar este caso. Como agrupación han sido un apoyo fundamental en el proceso y poco se les menciona», señaló Calderón, quien llevó la causa en el Juzgado de Familia de Coquimbo.

Para la jurista, este fallo «marca un precedente, marca un antes y un después».
De hecho, afirma que es sumamente importante, «porque ha pasado una y otra vez que no puede ser que una norma como esta se mantenga en la legislación. Lo importante es que el TC sentó un precedente, que si bien es cierto se aplica al caso en particular -no es para todos los casos- ya es un antecedente importante».

Comisión de la Mujer

Tan crucial resultó ser el fallo, que permitió ingresar un proyecto de ley que se discutió la semana pasada en la Comisión de la Mujer y la Igualdad de Género del Senado, para poder derogar este artículo de la ley, y donde María Paula expuso desde una mirada vivencial lo que ha significado todo el proceso. «Me presenté para contarles mi experiencia referente a este fallo y todo lo que ha significado», precisa.

El día de la decisión del fallo sintió un alivio. Quería gritarle al mundo que estaba feliz. Hoy lo hace. Aunque no lo pasó bien durante todo este tiempo.

«Que se haya expuesto mi vida de esta forma, de verdad que no es menor. No estaba interesada en que se hiciera tan pública mi situación, menos ser demandada con esa causal y menos aún estar expuesta a la opinión de todo el mundo. Pero son avances con respecto a la no discriminación, y como mujer, junto a mi pareja, con todo lo que hemos vivido, estamos contentas de que el tribunal haya sentenciado a nuestro favor. Entonces si la exposición de nosotras sirve para que pasen estas cosas, uno asume el costo. No me puedo meter con la opinión de los demás, pero por lo menos si sirve para algo, bien», responde con una sonrisa sincera.

¿Qué viene ahora?

«Terminar el juicio de divorcio y ver qué sucede. Ojalá que finalmente en el Congreso se pueda eliminar esa causal y poder vivir tranquila…».

Su abogada agrega que «se suspendió la competencia de la causa de familia mientras se resolvía en el Tribunal Constitucional, pero como ya se resolvió, ahora continúa la tramitación y la continuación del juicio en sede de familia.

Hemos tenido varias audiencias y continúa este juicio el 11 de junio para poder cerrar lo que es el proceso del juicio de divorcio y todo lo que ha significado».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre