Melissa no es olvidada por la comunidad, hubo nueva velatón

0
308

Agrupaciones feministas llegaron hasta la Villa Talinay para conmemorar un nuevo aniversario de la trágica muerte que sacudió a la ciudad de Coquimbo en noviembre del año pasado. Hasta la fecha no ha habido grandes avances en la investigación que llevan a cabo la PDI y el Ministerio Público. En la ocasión, mujeres aprovecharon de poner sobre la mesa una serie de casos de menores que han sido víctimas de la violencia, como el pequeño Tomás Alvarado, quien murió en el sur, y Marco Antonio, asesinado en Punitaqui.

Durante estos días, conmoción causó el parricidio en la comuna de Punitaqui que terminó con la vida de un pequeño de tan sólo siete años, de nombre Marco Antonio. El menor venía del Sename y este medio de comunicación evidenció el contexto de vulnerabilidad en que estaba la víctima antes y después de la adopción. Historia similar tenía Melissa, quien también fue parte de programas del servicio, después que Mirta Ardiles, su madre y presunta homicida, perdiera su tuición en el año 2014 por inminente abandono y una denuncia por abuso sexual del padrastro, Luis Santander.

En ambos casos, «Chile le falló a sus niños», alegaban agrupaciones feministas. Por eso y mucho más llegaron hasta la Villa Talinay para conmemorar la trágica muerte que sacudió a la ciudad de Coquimbo en noviembre del año pasado. Fue este lunes 26 de abril, que se cumplen cinco meses tras el asesinato de la pequeña Melissa Chávez, quien habría sido golpeada y atacada con cuchillo por su propia madre, después de haber inventado toda una coartada de un posible incendio. Hoy se encuentra presa en la cárcel de Huachalalume cómo única imputada del caso.

Lo cierto es que hasta la fecha sólo se habría sabido de la personalidad de Mirta en prisión, donde un medio local aseguró que la mujer demuestra «cero grado de arrepentimiento», con actos de frialdad en la celda.

Lo anterior lo habrían filtrado gendarmes quienes comparten con la imputada. Tampoco se ha sabido de grandes avances por parte del Ministerio Público en la investigación que llevan a cabo para conocer detalles de la verdad. La figura del padrastro de la víctima también iba a ser objeto de análisis, pero actualmente de su paradero nadie sabe.

En este contexto, agrupaciones feministas, quienes han estado todo este tiempo luchando para esclarecer la verdad del horrendo crimen, llegaron hasta el pasaje Papa Anacleto y cantaron bajo la voz de la artista local Andrea Castillo y compartieron una emocionante jornada de reflexión.

«Ha pasado mucho tiempo y de resultados no ha pasado nada. Estamos alerta las comunidades a las labores que realizan las policías, pero vemos con preocupación la lentitud con que se ha trabajado. La de anoche fue una conmoración de los cinco meses de la Melissa, pero tampoco olvidamos a una serie de menores que han sido vulnerados bajo un sistema que, en vez de preocuparse por ellos, los maltrata y los mata», señaló Paola Cortés, representante de agrupaciones feministas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre