Muerte de Melissa: ¿Luego de tres años, se podrá resolver el crimen?

0
239

Fueron tres semanas de juico, en que peritos destacados a nivel nacional,
testigos ya sea del Ministerio Público como de las Defensas, entregaron sus relatos, algunos en jornadas maratónicas. 15 días de audiencias que este martes podrían llegar a un final.

Las crónicas policiales están llenas de familias quebradas por el dolor y la búsqueda constante de una verdad. Campañas solidarias, marchas y causas judiciales eternas, se van convirtiendo en sus nuevas vidas.

El 26 de noviembre de 2020 en la Villa Talinay, en la comuna de Coquimbo, el horror sembró las dudas. Ese día una menor fue brutalmente asesinada, según la tesis de la Fiscalía, por su propia madre, Mirta Ardiles, quien posteriormente habría iniciado un incendio en el domicilio para ocultar su crimen.

La pequeña, además, habría sido víctima de presuntos abusos sexuales por parte de su padrastro Luis Santander, quien también se encuentra imputado en esta causa, y durante 15 días -16 con los alegatos de clausura de este lunes-, estuvo sentado junto a Ardiles en el banquillo de los acusados.

Incertidumbre

Todo comenzó con el testimonio de Denis Chávez, padre biológico de Melissa, el 24 de abril; y terminó el jueves 11 de mayo con la psicóloga Paola Dinamarca, prueba pericial del defensor público Alejandro García.

En la primera sala del Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de La Serena, el apoyo constante de la familia de Ardiles. Sus hermanas e hijas. Todas, aunque nunca se aventuraron a hacer balances, han expresado su convencimiento de la inocencia de la mujer.

«Solo queríamos que comenzara el juicio porque han sido más de dos largos años en los que hemos estado con incertidumbre y mucha angustia. ¿Expectativas? Que lo que hemos hecho como familia hasta el momento sea lo correcto», comentó su hermana Danisa Araya a diario La Región.

Las jornadas en la sala fueron, en su mayoría, maratónicas; primero con los testigos, peritos y pruebas del Ministerio Público, donde la reconocida médico legista y criminalista del Servicio Médico Legal en Santiago, Vivian Bustos, entregó su relato el viernes 5 de mayo por cerca de seis horas.

Testimonio que a juicio del defensor Nicolás Pavez, «si sus supuestos son reales, tendría perdido el caso, pero no es así».

A juicio del abogado, en este tiempo «fuimos derribando cada uno de los argumentos de los cuales se fundamentó la acusación contra doña Mirta Ardiles».

Para el fiscal regional Adrián Vega los peritos del Ministerio Público «fueron explícitos para referir que el modo en que ocurrió, el contexto y lo demás, indica un móvil y una situación de un cercano a la familia».

Tras el fin de la presentación de la Defensa, dijo que como querellantes salieron «indemne, inclusive fortalecidos».

Mala
investigación

Son cuatro los delitos que se le imputan a Ardiles: dos de carácter sexual y otro de incendio y parricidio, y a juicio de la Defensa, «categóricamente se han despejado todas las dudas respecto de los primeros dos».

A días del veredicto que entregarán las magistradas (María Inés Devoto, Eugenia Gallardo y Ana Alfaro) el abogado Pavez insiste en la inocencia no solo de Ardiles, sino también en la de Santander. Y con ello, fustiga el tipo de investigación que desarrolló el Ministerio Público.
«Entendemos que a veces hay una práctica de criticar al Ministerio Público, pero lo hacemos con fundamento y eso da cuenta que la mala investigación va a producir la impunidad, pues creemos no solo que Mirta Ardiles será absuelta, o eso es lo que esperamos, sino que adicionalmente no vamos a saber nunca quién mató a Melissa».

Agrega: «Ojalá me equivoque, pero creo que había diligencias que hacer que ya no podemos realizar. Tendría que acontecer algo muy extraordinario, pero pareciera ser que con lo que tenemos ahora, me parece prácticamente imposible que sepamos algún día quien es el responsable».

Mismas impresiones entregó Alejandro García, defensor de Luis Santander, en cuanto a las dudas que habrían quedado respecto a la investigación desarrollada por el Ministerio Público, aseverando que «hubo una serie de cosas que pudo hacer la Fiscalía y no lo hizo, y lo que hizo mi colega (Nicolás Pavez) podría haberlo hecho el Ministerio Público. Siento que tenían cerrado todo, muy apresuradamente: ‘ya, estos son…’».

Sentenció que «a lo largo de todo el juicio se visto la confirmación de mi postura inicial, en que no existió un delito de violación ni abuso, que es lo que pretende el Ministerio Público. No hay pruebas suficientes para hablar ni de un abuso, ni de una violación».

Se fue del lugar

Del hombre del overol se viene escuchando hace años. De acuerdo a la Defensa, podría haber sido una línea investigativa importante, pero que no se investigó correctamente en su momento.

Aunque no es apuntado como el culpable, al menos, sostiene Pavez, «pareciera más que razonable que haya sido investigado. Y no es algo que se nos ocurrió en el juicio, sino que pedimos diligencias hace casi dos años».

Si bien en la semana se dictó una orden de arresto para este sujeto, vecino del domicilio donde sucedieron los hechos, éste no se encontraba en el hogar. ¿Quién es ese misterioso hombre?

Un sujeto que, según se dijo en su momento, causó sospechas ente la comunidad de Villa Talinay por su extraño comportamiento luego del asesinato, y, sobre todo, porque el mismo día en que ocurrió el crimen, abandonó su domicilio y nunca más retornó.

«Ver al vecino en el techo y que el mismo día desaparezca, no es normal. Llama la atención, pero confío en que vamos a lograr el objetivo de la absolución», añadió García.
Peritos

En las tres semanas por el estrado desfilaron destacados profesionales, como el doctor Hernán Lechuga, médico cirujano y perito médico forense-legal.

Precisamente la confianza de la familia de Ardiles se debió a las pruebas exhibidas por ellos, ya que también estuvieron la doctora en psicología Greter Macurán y el médico forense Luis Ravanal.

A Macurán se le pidió hacer un análisis de parámetro de validez de un informe pericial psicológico, en este caso practicado a la menor que a la fecha de la realización del informe, en 2015, tenía 7 años. En su testimonio habló no solo de las debilidades y errores metodológicos, sino que –dijo- le parecía que la pericia respecto de Melissa del año 2014 no tenía ningún valor.

Este martes, cerca de las 11 horas, dependiendo de lo que suceda el lunes con los alegatos de cierre, se conocerá el resultado condenatorio o absolutorio para Ardiles y Santander.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre