Municipio de Coquimbo deberá pagar $5 millones a funcionaria por acoso laboral efectuado en la administración de Marcelo Pereira

0
627

El pasado 17 de febrero, el Juzgado de Letras del Trabajo de La Serena, falló a favor la funcionaria del municipio porteño, la fonoaudióloga María Eugenia Dubó Galleguillos (37). Esto, ante una demanda por tutela laboral interpuesta por la profesional contra la administración del ex alcalde Marcelo Pereira.

La joven señala haber sido apartada de sus funciones en el Departamento de Gestión Inclusiva en el año 2019, tras haber defendido a una estudiante en práctica que acusó acoso sexual a un subalterno cercano de la ex autoridad comunal de la DC. «En ese momento partió toda mi pesadilla», relató a la REGIÓN.

«Se marca precedente en materia judicial porque generalmente uno tiene que renunciar para poder ganar en una demanda como esta, pero en mi caso, yo demandé a mi empleador y pedí continuar, demostrando que sí se puede. Un antes y un después para futuras mujeres que se sientan pasadas a llevar en el servicio público», parte señalando la mujer.

Y dice estar contenta tras un largo camino que significó juicios y funas a través de redes sociales. Sin embargo para entender esta historia es necesario trasladarse al año 2017, fecha donde Marcelo Pereira habría invitado a Dubó para hacer parte de su equipo más cercano.

«Yo lo conocí mientras hacía un programa en la radio Monte Carlo, espacio donde solucionaba dudas a la población sobre temas de inclusión». En ese contexto habría aceptado llegar al organismo como una forma de crecer en su carrera, luego de estar 10 años en el mundo privado. Pasó a liderar la oficina de la discapacidad perteneciente a Dideco, y que luego cambiaría de nombre al concepto inclusivo.

El suceso mencionado de acoso sexual contra una estudiante de parte de un subalterno, la hizo poner una denuncia en Recursos Humanos, cuestión que habría desencadenado toda su mala fama con la cúpula del médico cirujano.

«Este acoso sexual que me narra la alumna en práctica es contra un cercano de Pereira, también militante de la DC. Ella me dice llorando que antes de irse y terminar su etapa necesitaba desahogarse. Entonces comenzaron por hacerme la vida imposible, con una persecución brutal. Incluso dieron vuelta la información y me demandaron a mí, por haber instalado esta denuncia, ya que claramente los perjudicaba, piensa todo lo que los perjudicaba en la campaña de reelección.».

Esta denuncia ya la había profundizado el medio Interferencia, donde la fonoaudióloga comentó detalles comprometedores.

«Cuando yo establezco una relación de pareja con un funcionario, comienza el caos, comienzo a ser vulnerada, menoscabada profesionalmente que es al final lo que más daño me generó». Así, se ausentó de sus labores por una licencia médica, pero cuando intentó volver a su trabajo, sus cosas en su escritorio no estaban. Tampoco le dejaron ingresar a la municipalidad por varios meses.

Dice que además la culparon de que no se haya llevado a cabo el Centro de Autismo de la comuna «No me aceptaban los documentos, pasaron cosas donde me vi obligada a respaldar mis trabajos.El alcalde salía diciendo en la prensa que yo tenía la culpa de la no ejecución del proyecto, siendo que yo mandaba todo para que ese proyecto saliera a flote».

La profesional niega haber tenido algún tipo de relación amorosa con Pereira, señalando no entender la obsesión que tenía hacia su persona. Agrega que la llamaba seguido y se enojaba cuando no tenía respuesta.

«Me ponía en pautas de prensa para estar siempre al lado de él, para que yo estuviera presente en todo y saliera mi nombre en todos los comunicados, siendo que muchas veces las pautas no tenían nada que ver con inclusión».

Así, fue a Contraloría, y a los juzgados correspondientes para presentar sus descargos. Hace una semana recibió el fallo del Juzgado de Letras de Trabajo de La Serena, quién obliga al municipio de Coquimbo a pagarle la suma de $5.000.000, reintegrarla a sus funciones y pedirle disculpas públicas.

«Yo había hablado en su momento con el alcalde Manouchehri, y me señaló que me apoyaría, ya que ellos estaban por cambiar ciertas prácticas, donde el abuso a las mujeres y maltratos laborales iban a estar alejados de su mandato. Espero con ansias retomar mis labores. A mí no me interesa la plata, solo quería marcar un precedente» sentenció funcionaria demandante.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre