Nogaleros de Salamanca buscan producciones resistentes a enfermedades con técnica de portainjertos.

0
54

Fueron 14 pequeños productores, usuarios de INDAP, quienes participaron de capacitaciones. Ya han visto resultados favorables.

Los productores de nogales conocen bien los desafíos propios de su actividad agrícola, siendo uno de los más considerables el plantar y pos-plantar especies.

Y es que, a diferencia de otras, la probabilidad de supervivencia de un nogal común al ser replantado es baja, sobre todo si se considera que el suelo infectado con Phytophthora, patógeno que registra un aumento de incidencia a nivel mundial, se ha constituido como el principal problema fitosanitario del nogal en la provincia del Choapa provocando la muerte por pudrición del cuello y raíces.

Frente a esta compleja situación que aqueja hace años a los pequeños productores, el Instituto de Desarrollo Agropecuario (INDAP) por medio de su programa Servicio de Asesoría Técnica (SAT) ha realizado diversos talleres teóricos y prácticos para instruir a 14 usuarios que son parte de la unidad operativa de nogales en la comuna de Salamanca.

Precisamente el programa SAT tiene entre sus principales objetivos el mejorar el nivel de competitividad de los negocios de los productores de la Agricultura Familiar Campesina, a partir del aumento de la productividad, la calidad y/o la agregación de valor de sus productos y servicios.

Con la finalidad de mejorar la condición productiva de los nogaleros, la empresa asesora contratada por medio del SAT gestionó con un vivero de la zona central del país la adquisición de portainjertos de la raza Paradox, estudiados hace 15 años por la Universidad de California en Davis, con grandes resultados en la obtención de clonales resistentes a enfermedades como esta y a otras limitantes (como por ejemplo, exceso de sales o nematodos).

Posterior a la adquisición de este elemento, se desarrollaron dos etapas de talleres -en distintos sectores de la provincia de Choapa- en la que asistió un número acotado de productores, por la seguridad de los campesinos en todo momento y cumplir con los protocolos vigentes determinados por la autoridad sanitaria ante la pandemia por COVID-19.

Luis Aguilera, productor de nogales y usuario de INDAP del sector de Cuncumén, se refirió a la importancia de este tipo de capacitaciones y cómo se ve reflejado en su producción: “yo he enfrentado la muerte de plantas, pero este año gracias a la asistencia técnica que nos han enseñado sobre los portainjertos, realmente me han dado resultados con un rendimiento de 100% de las que planté. Es una muy buena alternativa, si no fuera por la asistencia técnica uno no la conocería”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre