Operación retorno: Colegios municipales de La Serena preparan el arribo de estudiantes tras más de un año y medio sin clases presenciales

0
89

Los establecimientos que dependen de la Corporación Municipal Gabriel González Videla, de La Serena, eran los únicos en la región que todavía no retornaban presencialmente a clases, situación que cambiará después de la Fiestas Patrias, ya que desde la entidad informaron que el retorno está programado para el 21 de septiembre, y será gradual y voluntario. En esta ocasión, conocimos el funcionamiento del Colegio Japón.

El Colegio Japón de La Serena tiene actualmente 580 estudiantes, entre profesores y directivos son 45 funcionarios, y los asistentes de la educación son 30. Y este establecimiento será uno de los que volverá a abrir sus puertas este 21 de septiembre, luego que la Superintendencia de Educación emitiera una circular en donde instruía abrir las puertas para el retorno.

Florián Tapia, director del colegio, detalla cómo será el retorno y las medidas que implementaron para lograr un ambiente seguro. En primer lugar, las clases se impartirán en semanas alternas, vale decir que se dividirán en grupos quienes estarán de manera presencial, «nosotros estamos bien equipados para hacer la operación retorno, porque de partida este colegio fue uno de los que ganó un proyecto del Ministerio de Educación para el retorno seguro», sostiene.

El proyecto que se ganaron incluye recursos que fueron usados para implementar llaves en los baños con sensores, tanto de alumnos como de profesores, «por lo tanto, no tienen que tocar las llaves, solo ponen la mano debajo y sale el agua», explica.

Agrega que «también se nos entregaron siete dispensadores móviles de alcohol gel, que se distribuyeron en los pasillos, también se entregaron dispensadores de papel con pedestal que igual tienen sensores, el niño pone las manos abajo y cae sola la toalla».
El establecimiento contará con cuatro máquinas sanitizadoras, que una vez que se vayan los niños los auxiliares pasarán por las salas, también están equipados con 8 termómetros digitales y una cámara térmica que compró la Corporación Municipal, donde la persona va pasando y se muestra en una imagen la temperatura que tiene.
En las salas, que son 18 en total, van a tener cerca del 60% de los alumnos al retornar y los aforos dependen del mobiliario, «pero vamos a tener entre 12 alumnos y 16, por lo tanto, cada curso se dividió en dos grupos y vendrán por semanas alternas, y los niños que no vienen en esa semana serán retroalimentados por los funcionarios del colegio», explica el director.

Como no todos los niños trabajaban en clases virtuales, nosotros ya tenemos mucho expertis en lo que son los módulos de aprendizaje, que mandan guías de trabajo para los estudiantes y con eso van trabajando en sus casas».

Tapia relata que «desde 1 de septiembre, desde que salió el dictamen de la Superintendencia, la Corporación empezó a hacer reuniones con distintos estamentos, y nosotros empezamos desde esa fecha a reunirnos con profesores, con la directiva, con el consejo escolar, porque había un plan de retorno visado por el Ministerio de Educación a comienzos de año, y que ahora sufrió algunas adecuaciones».

«Mostramos todos los protocolos que tenemos, el proyecto del plan de retorno académico y también como serán las primeras semanas respecto a la preparación emocional de los niños, porque queremos que ellos conozcan los protocolos, que se sientan confiados», agregó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre