Paola Salas, seremi de salud Coquimbo: «Cuando me preguntan por la Pampilla, debo analizar el escenario epidemiológico actual y este no es favorable, pero no podemos anticiparnos»

0
98

La autoridad sanitaria, si bien cataloga de positiva la medida de suspensión de la Pampilla, afirma que nadie podría anticipar lo que pase en el mes de septiembre, pues podríamos estar en el peor de los escenarios así como también en una etapa positiva en cuanto al control de la emergencia. Opinión de la seremi luego que el alcalde Alí Manouchehri decidiera, por decisión propia de la administración municipal, bajarle la cortina a la edición 2022 de la denominada fiesta más grande Chile, argumentando razones del Covid y el supuesto bloqueo por un grupo de concejales.

Lo cierto es que de manera pública, hasta la fecha, Paola Salas no había dado siquiera algún indicio que adelantara que no sería recomendable hacer la Pampilla este año, a pesar de vivirse los peores momentos de la pandemia del coronavirus en la región desde la aparición del primer caso en la zona. Ese tema no había sido tocado aun por la profesional, pues restan casi 80 días para ese mega evento.

Sin embargo, sí reconoce haber tenido reuniones hace algunas semanas, no solo con Manouchehri, sino que también con otros alcaldes de las tres provincias, cuyas comunas también tienen fiestas masivas en fiestas patrias y el resto del año.

Aunque en la instancia no se habría hablado de la Pampilla propiamente tal, la epidemióloga habría recalcado con mayúscula a los ediles la importancia de considerar el panorama de contagios positivos en las distintas comunas a la hora de tomar de decisiones que involucren que la gente por algún motivo termine aglomerándose en un espacio determinado.

«Las conversaciones que tuve con todos los alcaldes, no solo el de Coquimbo, fue en relación a la presentación del actual escenario sanitario de la pandemia, que es el peor de todos, y en ese contexto que tengan siempre presente que sus decisiones tienen que basarse en la protección de la población», dijo la seremi a LA REGIÓN.

Según la ex académica e investigadora de la ULS, la decisión del alcalde porteño de suspender la Pampilla habría sido una determinación «que protege la salud de la población, y cualquier medida que venga a cuidar a la gente en esta pandemia, como autoridad sanitaria la vamos a catalogar como una medida positiva», sostuvo la autoridad.

Pero la doctora es enfática en señalar que todas sus respuestas en torno a la no realización del evento son en base a la actualidad, ya que ni ella ni nadie podría adelantar el futuro.
«Ahora tenemos una curva en ascenso, entonces como el escenario epidemiólogo que se evalúa cuando se toman ciertas decisiones, es en el momento en el que a una le preguntan de cómo estamos con respecto a una decisión que se pudiese tomar, yo tengo que responder en base a lo estamos viviendo a ahora, eso es importante señalarlo a la población, que este momento es un momento desafortunado, un escenario no óptimo para el manejo de la pandemia, la población no ha respondido respecto a la vacunación, especialmente en Coquimbo y la Serena, y eso complica cualquier aspiración».

Y prosigue en su diagnóstico, «en este momento gran parte de la región, excepto el Choapa, está en fase amarilla, y bajo esa normativa no se pueden llevar a cabo eventos con más de 10 mil personas y además todos deben portar su pase de movilidad para hacer ingreso, todo con una debida fiscalización. En conclusión, si la Pampilla fuera mañana, no sería posible, no podría ser efectivo debido a un escenario actual sumamente desfavorable (…)
«Pero lo cierto es que no sabemos cómo vamos a estar para esa fecha, esa respuesta sobre la información del escenario epidemiológico de esa esa fecha, te la diré cuando estemos por entrar a esa fecha, (…) estamos viviendo cosas que no habíamos vivido antes, no podemos anticipar nada, y todo empeora cuando vemos que la gente no se está vacunando, hace todo más incierto».

El panorama se torna oscuro con la llegada del invierno y los datos de una escasa vacunación en la región de Coquimbo.

La seremi de salud, a través de su equipo, ha detectado que el 60% de los nuevos contagios de esta semana son de personas que no tienen completo su carnet de vacunación.

«Por eso es importante recalcar la vacunación en el debate sobre la realización de la fiesta de la Pampilla, nosotros a la fecha esperábamos otro escenario y hoy vemos como la población no está respondiendo con esto que debería haber sido básico, quizás no se hubiese tomado una decisión como esa con otro escenario epidemiológico en curso».

«Quedan dos meses para ese evento y no sabemos cuándo arremeta el peak o baje la ola de casos, han aparecido aristas nuevas, como otros virus respiratorios que afectan aun más el panorama, se han tomado decisiones como adelantar las vacaciones de invierno de los estudiantes para aliviar la carga, hay brotes en colegios de la zona, no olvidar que estamos en una emergencia, hoy en la región no tenemos la capacidad de reconvertir camas en el ámbito de la pediatría, y eso es gravísimo».

Cabe recordar que la municipalidad resolvió suspender la tradicional Fiesta de la Pampilla luego que Manouchehri señalara que las condiciones sanitarias del país no ameritaban, y el enredo con los concejales de la denominada Bancada de la Dignidad, quienes rechazaron la modificación del presupuesto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre