Para Camilo Ortiz no hay imposibles: Con ceguera progresiva es profesor de lenguaje y ahora va por la Constituyente

0
138

Ha ido perdiendo la visión progresivamente. Hoy usa un bastón guía, pero eso no
ha sido impedimento para conseguir sus metas.
«Esta es la oportunidad histórica de posicionar por fin la inclusión en la Constitución, en la base», dice.

Lo de Camilo Ortiz (31) es al revés: es profesor de castellano, candidato a constituyente y que, entre otras cosas, padece ceguera. Sí, una discapacidad que lo acompaña desde su infancia, pero que no le ha impedido conseguir sus metas.

DE LAS COMPAÑÍAS

Vive en Las Compañías, es el mayor de cuatro hermanos y hace clases de lenguaje en el Colegio Versalles. De ese mundo es su novia, también profesora. «Estoy comprometido hace ocho años, es algo serio, y en el futuro claro que me gustaría tener hijos. Ella también es profesora de educación básica y tiene discapacidad visual», relata.

Su pérdida de visión ha sido progresiva. Es una enfermedad -retinitis pigmentosa- de nacimiento, «ya que cuando era más chico veía mejor de lo que veo ahora. Antes no usaba bastón para ciegos, pero hace unos diez años que sí debo usarlo. Hoy sólo veo siluetas, por lo tanto necesito del bastón guía para poder moverme de un lado a otro», reconoce.

INVISIBILIZADOS

Para él, estudiar requirió de una mayor dedicación. Pues, como siempre supo que las cosas no iban a ser fáciles, «me dediqué y me di el tiempo. Nunca dije que mi discapacidad era un obstáculo para poder titularme, y lo bueno es que gracias a mi esfuerzo y con el apoyo del programa de apoyo a la discapacidad de la Universidad de La Serena, pude sacar mi carrera y el primer lugar de mi generación y de la Facultad de Humanidades, con un promedio 6.3», avisa Camilo, que además sacó un magister en Intervención Psicológica en el Desarrollo de la Educación.

Como muchos en este país, Camilo entiende que forma parte de una minoría, «de las personas con discapacidad y que en el tiempo hemos sido invisibilizados. Pero uno no se puede quedar lamentando la situación, sino que debe hacer un cambio. Y yo lo hago en el colegio, educando no solamente con la materia, sino que también en lo otro, porque a los niños pequeños, cuando me ven en el pasillo y me saludan, les comento que uso un bastón para poder guiarme y no chocar, y de a poco se han ido acostumbrando, incluso cuando me ven complicado en un lugar me preguntan si necesito ayuda. Y eso ha sido super bonito, que los niños y niñas se estén educando con una cultura más inclusiva».

Para estudiar y preparar las tareas y los trabajos, Camilo afirma que hoy lo hace gracias a la tecnología, «ya que en el sistema Braille se gastan muchos recursos en hojas, en tiempo de transcripción, así que para poder leer y trabajar uso mi computador con un software lector de pantalla, que permite transformar el texto en audio. No puedo excusarme de mi discapacidad, sino que siempre estoy buscando las soluciones para poder surgir y realizar mis labores de manera adecuada».

CONSTITUYENTE

Camilo es candidato a constituyente independiente por la lista Apruebo región de Coquimbo. Y sus ganas de participar nacieron gracias al apoyo que recibió de otras personas, especialmente de Acaluces, agrupación de padres y madres de niños y niñas con discapacidad visual.

«A la mayoría de los niños les he hecho clases de computación, de lenguaje, así que la retribución de los padres fue esa: proponerme que sea candidato y embarcarme en este nuevo desafío».

Precisa que en el camino se ha ido sumando más gente y que se ha ido masificando, «por lo que me ha significado una gran alegría. La gente confió en mí y por eso no los puedo defraudar», advierte.

Sin embargo, para Camilo más que una prueba es un tema fundamental, «como el nombre lo indica, porque de ganar redactaremos la carta fundamental. Ser candidato es un primer logro, visto que podemos visibilizar la temática de la inclusión. Pero no me puedo quedar sólo con esto y necesito el apoyo de muchas personas, de la gente que cree en la inclusión y en un Chile más justo. Esta, sin duda, es la oportunidad histórica de posicionar por fin la inclusión en la Constitución, en la base».

Para olvidarse por algunos instantes del mundo, recurre a la música, al proyecto Graffic Game, «donde aprendí a desarrollar aplicaciones y audio juegos para personas con discapacidad visual. ¿Sabe? Hay momentos en que uno sabe que van a empeorar las cosas y eso es triste, pero hay dos caminos: te quedas en el suelo o sigues adelante. Y yo opté por el segundo camino y buscar soluciones, siempre para poder estudiar en primer lugar, luego trabajar y obviamente cumplir con todas las responsabilidades como cualquier otra persona».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre