Patricio Solís (DC) y dichos de la UDI: «Podrán tener coincidencias con nosotros, pero nosotros no las tenemos con ellos»

0
129

Esto, luego que el presidente del gremialismo, Javier Macaya, sostuviera
que «no sería difícil» ponerse de acuerdo con la Democracia Cristiana -y el Partido de la Gente- para unir fuerzas y ser oposición

Se va un año intensamente electoral. Algunos lloraron y otros rieron. Para la Democracia Cristiana fue un año «de dulce y agraz».

Bueno o no, desde la vuelta a la democracia que la Falange no será gobierno. Esta vez, como lo vienen advirtiendo incluso antes del balotaje y el triunfo del candidato de Apruebo Dignidad, Gabriel Boric, «no seremos parte del gobierno, pero sí debemos ser un ente colaborador dentro de los espacios que tiene el partido», dijo el presidente regional, Patricio Solís.

A su juicio, tuvieron éxitos electorales importantes en la región, ya que sacaron a un senador (Matías Walker) y un diputado (Ricardo Cifuentes), «pero no pudimos pasar con Yasna Provoste a la segunda vuelta, y sin perjuicio de eso, nos sumamos fuertemente a la candidatura de Gabriel Boric y nos sentimos parte de este triunfo».

Más de alguno, después de la derrota, ofrecerá su renuncia al partido. Ya lo hizo Genaro Arriagada después de 58 años de militancia.«El ciclo político ha traído un desgaste en los partidos que han llevado el peso de la transición, y hoy es necesario un proceso de revisión, de ver como se proyecta la DC de cara a lo que viene y en estos tiempos distintos. Y en eso algunos no se sienten convocados y es muy válido dar un paso al costado. No critico la determinación de Genaro, pero otros creemos que dentro de la DC existe un espacio para construir», señala Solís.

No debería ser difícil

Tras el triunfo de Gabriel Boric en el balotaje del 19 de diciembre pasado, en la derecha han señalado que aún no tienen claro si seguirán siendo aliados con José Antonio Kast y el Partido Republicano. De lo que sí esperan tener respuesta es de la «articulación» que espera formar el timonel UDI, Javier Macaya, con los partidos de la oposición. Por eso pidió unión a la centroderecha y se abrió a sumar fuerzas con la Democracia Cristiana y el Partido de la Gente (PDG).

Incluso, indicó que «no debería ser difícil ponerse de acuerdo».
Para Solís «es difícil ponernos de acuerdo con un partido como la UDI, que en estos últimos 30 años, desde el retorno a la democracia, ha obstruido las reformas, así que me veo lejos de esa posibilidad. Creo que son muy difíciles los entendimientos con la UDI, además que han sido de los más duros y conservadores a la hora de avanzar en transformaciones urgentes para Chile. Ellos podrán tener coincidencias con nosotros, pero nosotros no tenemos muchas coincidencias con la UDI».

No cree, además, que lo de Macaya haya sido un guiño para la DC más dura, «puesto que la Democracia Cristiana tiene una visión bastante clara respecto de las necesidades y transformaciones sociales del país, y existe una coincidencia general al interior del partido. Entonces desconozco cuáles son las intenciones del presidente de la UDI, pero creo que no encontrarán a ningún militante de la Democracia Cristiana para dicha articulación…».

Levantado la voz

Fue antes de la elección de la segunda vuelta que la DC tomó una determinación «en el sentido de no ser parte del gobierno de Gabriel Boric. Por el contrario, hemos sido varios quienes hemos levantado nuestra voz, primero porque no fue un acuerdo de la junta nacional, y si bien no seremos parte del gobierno, sí debemos ser un ente colaborador dentro de lo político y principalmente en los territorios, con los alcaldes, concejales, Cores, gobernadores y diputados».

Además, entiende que se debe apoyar el proceso de transformaciones que está viviendo el país «y que exige que se apure el tranco en las transformaciones con responsabilidad. En ese sentido, en ningún caso me siento cercano, ni la Democracia Cristiana en general, a ser una oposición o vincularse en este espacio fuera del gobierno a partidos de la derecha. Eso no va a ocurrir, no está dentro de nuestros planes, muy por el contrario. Como partido seremos una fuerza colaboradora con el gobierno de Boric, dado que lo apoyamos en la segunda vuelta y ese será nuestro rol en estos cuatro años: apoyar el proceso de cambio y la instalación de la nueva Constitución».

Eso no quiere decir que anden con el curriculum bajo del brazo, ¿verdad?
«Tenemos una definición muy clara y no seremos parte del gobierno en cargos, y eso es algo que está definido por el partido. Creo que la Democracia Cristiana tiene otras tareas y debe hacerse cargo. Es más. Cuando se optó votar por Gabriel Boric en la segunda vuelta, fue sin condiciones, pero sí apoyando todos los procesos de transformaciones que son urgentes para Chile».

¿Cree que se ha generado una mala interpretación?
«La junta nacional decidió que apoyáramos a Gabriel, pero sin ninguna condición, sin ninguna petición. Eso está muy claro y zanjado al interior del partido. Así que a partir de eso se genera una mala interpretación de que pasamos a ser oposición y ese no es el camino. Hoy es prematuro plantearse como oposición y entendemos que hay que ponerse en una posición de colaboración absoluta. Tampoco estaremos al frente, pero si al lado para tratar de apoyar los procesos de cambio y transformación más urgentes».

Salvos los dos procesos de Piñera, desde la vuelta a la Democracia han sido gobierno. ¿Será raro estar al lado y no al frente esta vez?
«Los tiempos van cambiando y las posiciones para contribuir al desarrollo del país también han mutado. Hemos sido oposición en los gobiernos de Sebastián Piñera y hoy nos toca una labor que es distinta, toda vez que vamos a estar fuera del Gobierno, pero trabajando muy de la mano para, insisto, profundizar las transformaciones. Hoy existe una gran mayoría social y política que entiende que el Chile de hoy se ha construido con esfuerzo, con grandes transformaciones a partir del término de la dictadura, y donde la DC jugó un rol. Eso es relevante, pero hay que profundizarlo porque los tiempos son distintos. Viene un cambio importante en Chile y nosotros vamos a estar ahí jugando un rol».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre