Pirquineros de Canela acusan presunta estafa de ex funcionario de Minería

0
336

Directamente apuntan contra Patricio Bolvarán, ligado a Renovación Nacional, quien trabajó en la administración del seremi Roberto Vega, de quien diecen que no pagó los vales vista a la empresa a cargo de obras de reparación de una planta gravimétrica concentradora de oro en la provincia del Choapa. Dineros que impagos ascienden a $ 42 millones de pesos. El caso está denunciado en fiscalía de Los Vilos y es a la vez revisado por Contraloría.

Fue en 2014 cuándo los pirquineros de esa localidad, junto a los de Punitaqui, se adjudicaron recursos del gobierno regional para la construcción de la planta que les facilita el proceso de moler el mineral, concentrar y recuperar el oro grueso y fino.

Los montos aprobados fueron entonces $ 150 millones de pesos para las dos comunas. En ese tiempo se hablaba de ayudas directas para zonas rezagadas.

LA PLANTA DE LA DISCORDIA

Pero lo cierto es que la planta nunca funcionó, más bien nunca se terminó, afirman los pirquineros. La primera empresa que ganó la concesión dejó tirado el proyecto. Pasaron los gobiernos de Michelle Bachelet y se está cerrando el segundo mandato de Piñera, y hasta la fecha no hay movimiento de maquinaria.

Los pequeños mineros están con los brazos cruzados, mirando solo fierros y las bombas, y es que la planta no tiene agua (el contexto de sequía tampoco ayuda). Además hace falta construir un campamento para poder llamarlo como corresponde, aseguran desde la zona.
Israel Barraza (62), es presidente de la agrupación de pequeños mineros de Canela. Desde los 20 años es dirigente del gremio, toda su vida se dedicó a esto. Dice que la crisis económica está golpeando duro al sector, el Covid los tiene en el suelo. Aparte de alegar sobre lo complejo que ha sido no poder explotar recursos teniendo el mineral tan cerca y las faltas de guiño que el ejecutivo les hace diariamente, denuncia haber sido víctima de un engaño, una estafa dice él, cometida por un ex funcionario de la Secretaria Regional Ministerial de Minería en la región de Coquimbo.

«Don Patricio Bolvarán, quien ya tenía denuncias de estafas en Ovalle, trabajaba incluso de chofer en la administración del ex seremi, me señaló que él tenía la orden de realizar todos los trámites de pago a Hermanos Portilla, la nueva empresa a cargo de los trabajos de reparación que se hicieron durante todo este tiempo… nunca fue».

PRESUNTA ESTAFA

Pero alguien tenía que pagar igualmente la labor de la empresa. Según la información entregada por Barraza, el pago de los vales vista, que ascenderían a más de 40 millones de pesos, nunca se depositaron a los Hermanos Portilla. «Bolvarán me quitó los vales de las manos prácticamente, porque aseguró que era suya esa labor, y uno al verlo siempre con el seremi, creímos que era cierto. Era noviembre del 2020 y dijo que no deberíamos hacer más trámites, ya que teníamos que cuidarnos por la pandemia, decía que no debíamos salir para no exponernos».

Andrés Portilla, representante de la empresa afectada con los no pagos, pidió ayuda al Consejo Regional de Coquimbo, ahí se contactó con el presidente de la comisión de Minería y Medio Ambiente, Carlos Galleguillos.

«Es importante poder esclarecer pronto esto, antes que terminemos nuestra administración. Han habido reuniones importantes con la abogada de la intendencia, incluso con el nuevo seremi Emilio Lazo, quien ha hecho esfuerzos importantes a pesar de que agarró un fierro caliente».

Canela es una comuna chica y pobre, de gitanos cuenta don Israel. Acá no son sólo 60 miembros del gremio los que sufren, cada uno tiene una familia detrás. Reclama que todas las autoridades que han pasado por el conflicto han dilatado la finalización de la planta. «Se han lavado las manos, el ex seremi Vega, hasta me reuní con el ex ministro Prokurica, quien me decía que en dos meses más la máquina iba a andar corriendo, y ya han pasado tres meses y nada. Lo que queremos es que la dejen instalada, y nosotros (CORE) la hacemos funcionar después».

En 2018 la planta tuvo un pequeño movimiento, pero la escasez del recurso hídrico terminó con las ilusiones de los mineros de Canela.

El core Galleguillos, asegura que en Punitaqui el tema «pasó colado», nadie se habría interesado mucho más, por lo que se siente comprometido con los trabajadores de la provincia del Choapa, que sí han mostrado interés en lograr un espacio para trabajar.
A su parecer, se han pasado a llevar a los pirquineros por parte del gobierno. «Estamos a la espera que el contralor se reúna con nosotros, ojalá sea esta semana. La preocupación es que esos dineros no se hayan invertidos, molesta que la plata de todos los chilenos sea malgastada. Entiendo que don Israel puso una denuncia en fiscalía de Los Vilos, lo bueno que esto ya está en contraloría».

El drama se multiplica con la deuda a la empresa de los hermanos Portilla. El líder de los mineros dice que nunca más supo de Bolvarán. «Hay falta de compromiso de nuestras autoridades locales también, nosotros no tenemos alcalde ni concejales». Este hombre va más allá en su comentario: «Me gustaría que nos digan en la cara que no nos pescan porque en realidad no le servimos, somos artesanales y no recaudamos nada. Me gustaría que me dijeran eso mejor, más simple, porque ya me aburrí de andar mendigando».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre