Precio de la reineta llega a $ 12 mil en La Serena

0
132

Si bien bajó en comparación a hace una semana, en donde se cotizaba a $16 mil el kilo de reineta fileteada, los vaivenes de la naturaleza no permiten hacer estimaciones en cuanto al precio que tendrá en Semana Santa, pero en donde el consumo aumenta notablemente probablemente lo haga su valor. En supermercados el precio también es cercano a los 12 mil pesos el kilo, eso sí congelada.

Ya sea por tradición o por costumbre, durante Semana Santa, que este año cae entre el 15 y 17 de abril, el consumo de pescados y mariscos aumenta notablemente, en donde las almejas, merluza común o la reineta, que son algunos de los productos favoritos de los consumidores, se llevan aproximadamente el 70% del consumo en esta época.

En un recorrido por el terminal pesquero de La Serena, Jaime Rivera, trabajador del local La Portada, relata que «uno no sabe cómo va a estar el pescado al otro día, varía el precio de un día para otro y no depende solo de cantidad de pescado sino que también por los fenómenos climáticos, como la marejada que hubo la semana pasada, hace días atrás llegó la jibia, que es el mayor depredador de los peces y los corre».

Comenta que «la jibia deja más ganancia que la reineta, porque es mucho más rápida y pesa más, en cambio a la reineta hay que ir a buscarla afuera porque no tiene flotadores, si escucha un ruido corre varios kilómetros».

Aunque es uno de los productos más consumidos, la reineta se pesca desde Talcahuano al sur y es de aguas más templadas, no tan cálidas como al norte del país, «acá se dice que está la clara y la oscura, que es cuando no hay luz y el claro cuando hay luna, porque le afecta al pescado, ya que se va a pique porque le molesta y las redes de los pescadores no llegan tan abajo, y habiendo luna el pescado se esconde una semana, entrando en la oscuridad salen».

Además de la reineta, el jurel, la merluza, el congrio, la corvina o el lenguado, también son bastante cotizados, «están saliendo pocos lenguados porque su hábitat son las algas, que se crían en la orilla de playa en donde ponen sus huevos, y como el alga está siendo extraída y exportada, cada vez le van quitando más área a los lenguados o la corvina, y por eso se han perdido».

En cuanto a las ventas, el locatario comenta que «el domingo pasado la reineta llegó a 16 mil pesos el kilo, y ahora bajó a 12 mil, pero la gente compra igual, sobre todo quienes tienen mejor condición económica, los que no tienen tanto compran pescados más baratos, pero igual se vende y la gente compra».

De cara a Semana Santa, Rivera señala que dada la naturaleza del pescado no puedo guardar tanto, «solo miramos como está el tiempo, si está bueno nos llega mucho pescado, cuando está malo y no hay producto, hay que trabajar con lo que salga, siempre que se pueda vender al público y sea un pescado comestible».

«La gente dice que tenemos un largo país y con amplio mar, pero el pescado está tan caro… Pero no es llegar e ir pescar, son tres horas al mar y tres en devolverse, hay un gasto de bencina y a veces salen y no traen nada», agrega.

El precio depende de cómo estemos abastecidos de pescado, si sale caro obvio que va a subir, si sale barato, bajará, pero no nos podemos aventurar a un precio… La semana pasada no abrimos porque no había reineta, después llegó la caja de 22 kilos a $ 130 mil, y tuvimos que vender a $ 15 mil el kilo de filete para que nos quedara algo».

Desde el Sernac recomiendan fijarse en la piel, que debe ser de colores vivos y sin decoloración. Los ojos deben estar abultados, con la córnea transparente y una pupila negra brillante.

La carne debe estar firme y elástica, con una superficie lisa, mientras que la columna se rompe, en lugar de desprenderse, y algo muy importante es el olor, que debe ser similar al alga marina.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre