Presentan querella contra delegada presidencial del Choapa por estafa, ejercicio ilegal de la profesión y prevaricación

0
4484

La acción judicial fue admitida a tramitación por parte de Andrea Rojas Cortés, jueza de Garantía de Illapel, y los antecedentes fueron derivados al Ministerio Público. En la querella, Ramona Contreras acusa que la actual delegada presidencial del Choapa, Nataly Carvajal, se habría presentado como abogada, cuando no posee el título; eso mientras se tramitaba la regularización de una propiedad en Illapel.

La historia es así: Ramona Contreras, una vecina de Illapel, había regulado un terreno en Bienes Nacionales por un derecho que le cedió su marido, y que era parte de una sucesión, motivo por el cual fue demandado, por considerar que el resto de los herederos también tenían el mismo derecho que ella respecto a ese sitio, y como no pudieron demandar la reivindicación, porque esa acción solamente tiene uno o dos años de plazo, la demandaron por la compensación en dinero de los derechos que perdieron cuando logró inscribir el sitio en la capital del Choapa.

¿Y que tiene que ver Nataly Carvajal, actual delegada del Choapa? Vinka Pusich, abogada que representa a Ramona Contreras, explica que «para ese juicio, los hijos de doña Ramona, que eran bomberos, conocían a Nataly Carvajal (delegada del Choapa) por una situación judicial en la que ella prestó asesoría al cuerpo de Bomberos de Illapel, y como la conocían la volvieron a contactar para que se hiciera cargo de la defensa de la madre, porque fue notificada, la ubican, y Nataly hace un mandato en una notoria, y la señora Ramona es una adulta que no tiene la escolaridad completa, entonces ella fue y firmó».

Pusich relata que «todo el tiempo los hijos de la señora Ramona hablaban con Nataly del caso, cómo iba el juicio, las cosas que tenían que presentar, sabían que había un comparendo porque la notificación a la señora Ramona salía que era el 12 de junio (del año pasado), y le otorga un mandato a Aylin Astudillo (también querellada) como abogada, siempre pensando que era Nataly quien la representaba, y resulta que después a lo hijos le dice que no es necesario que vayan al comparendo y que irá ella».

Al comparendo, que es la oportunidad procesal para contestar, no se presenta nadie por Ramona Contreras, «recién en octubre presentan el mandato judicial a través de la Oficina Judicial Virtual de Aylin Astudillo, que es abogada y socia de Nataly, y finalmente la demanda es acogida, la señora Ramona es condenada a pagar 18 millones de pesos, apelan y confirman lo resuelto por el Juzgado de Letras de Illapel, durante el juicio tampoco se rindió prueba testimonial, al comparendo no asiste nadie nuevamente, y cuando termina se confirma lo resuelto por la Corte de Apelaciones de Illapel, los hijos de Ramona contactan nuevamente a Nataly para saber qué pasos iban a seguir y ahí ella les dice que iba a asumir como delegada provincial y que no podía seguir viendo su causa, pero que la continuaría Aylin, su socia».

«Los hijos contactan a los abogados que habían representado a la otra parte, de Illapel, que le habían dado poder, y él me contacta a mí porque no podía tomar la representación de la señora Ramona, y hablando con la familia de ella, me entero que Nataly había estado todo el tiempo señalando que era abogada y nunca dijo que no lo era, ni que tampoco estaba litigando en el juicio a favor de la señora Ramona, sino que era Aylin Astudillo y mandaba documentos y borradores de escritos que presentaban en la causa, le informaba del curso y como iba avanzando la demanda, y como la familia de Ramona nunca conoció personalmente a Aylin, ni habló con ella, no les dio confianza seguir con ella, por eso me buscaron a mí».

Agrega que «ellos quedaron con la amarga sensación que habían sido engañados».

Querella por ejercicio
ilegal de la profesión,
estafa y prevaricación

Pusich explica que la querella se fundamenta en que «Aylin Astudillo prestaba su firma y patrocinio en la causa que ella no tramitaba, lo hacía Nataly, y en el ejercicio ilegal de la profesión hay una puesta en escena, por eso también la querella es por estafa, para hacer aparentar que Nataly es abogada, en la oficina, en la información respecto a la tramitación del juicio, el traspaso de la causa y como que no hubiera diferencias entre ambas».

«En ese contexto surge la prevaricación de Aylin Astudillo, porque legalmente no está especificado eso, pero si tiene que ver con normas del código de ética del Colegio de Abogados, que dice que es responsable si presta la firma o el patrocinio en una causa que no está tramitando», añade.

La abogada explica que «eso se fundamenta por que hay un engaño y una irresponsabilidad al asumir el patrocinio en una causa que no es de uno, porque la que cobró honorarios fue Nataly y trabajó toda la causa con la familia».

En cuanto al estado actual de la causa, comenta que «el juzgado de garantía declaró admisible la querella por cumplir los requisitos de forma y fondo para su interposición y remitió todos los antecedentes al Ministerio Público, en la Fiscalía local de Illapel, para efectos de llevar adelante las diligencias».

LA REGIÓN intentó comunicarse con la delegada del Choapa, pero no fue posible.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre