Presidenta de Fenats del hospital de Coquimbo revela problemas que vive la salud en el recinto

0
786

Iris Contreras habla de los motivos por los cuales el aposento porteño está colapsado.

También culpa al Gobierno por las medidas adoptadas, «porque estamos en pandemia o de vacaciones. Lo único que hicieron es colapsar el sistema», dice.

En los hospitales, la mayoría de los reclamos presentados siempre son por la demora en los tiempos de atención. En Coquimbo, cuenta la presidenta de la Fenats (Federación Nacional de Trabajadores de la Salud), Iris Contreras, las quejas también son por la falta de presupuesto, por los malos tratos al personal, por la falta de médicos y paramédicos, la logística en camas y un largo etcétera.

Todos, factores que alega la dirigenta y que son, a su juicio, motivos por los cuales el recinto de la ciudad puerto está colapsado.

«No hay suficientes recursos humanos en el hospital y el trato por parte de las autoridades hacia el personal de salud no ha sido bueno. Y si queremos mantener la armonía dentro del servicio, como mínimo, se debe reconocer la labor que hacen aquí», dijo Iris haciendo una introducción a los problemas que sufren en el nosocomio.

Recursos

Al ingresar al año 2021 el presupuesto para el hospital se vio reducido tanto para los insumos y materiales, como para el personal de planta y el contratado por boleta.
«En la tarjeta de alimentación se les cargaba el año pasado una cantidad de 70 mil pesos y este año la cifra se redujo a 56 mil, lo que encontramos súper mal porque no están cuidando el recurso humano. Esto lleva a fugas de los servicios», señaló.

Con respecto a los recursos materiales, contó que «en temas de camas no habrá reconversión, sino que se van a agregar 4 que son de la UCI pediátrica, mientras que en las UTIs les agregaron 30 que se distribuyen a las secciones de medicina, cirugías y neuro».

Reconoce Contreras que el año pasado se usó todo el presupuesto «y el ministerio de Salud no ha devuelto ese dinero a los hospitales y eso quiere decir que va a haber menos personal, menos camas, y significa que no habrá disponibilidad para otra cama de cuidados intensivos si se requiere. En este caso el ministerio le falló a la red», alegó sobre el presupuesto.

En esta misma línea afirmó que «el presupuesto de este año no da el ancho para todo lo que el hospital de Coquimbo necesita en materia de recursos humanos y materiales esenciales para enfrentar la pandemia».

Mensaje

Por culpa de la pandemia no fue un buen año 2020. Y este, debido al fuerte aumento de casos en la región, seguirá siendo complejo. Por eso, Contreras entregó un fuerte mensaje a la población, avisando que «es importante transmitir el autocuidado a la gente, ya que estamos en una pandemia».

También se descargó contra las medidas adoptada por el Gobierno, porque dice que «falló en la lectura de la situación, pues estamos en pandemia o de vacaciones. Lo único que hicieron es colapsar el sistema. Por ejemplo, la infraestructura está planteada para la cantidad de camas que se pensaron en un principio, y no es que van a llegar más porque no se construyó otra sala UCI», argumentó.

Por lo mismo, apuntó que «nos vemos enfrentados a un Gobierno que sólo quiere activar la parte económica de la región y no velar por la salud de las personas. Sabemos que es importante, pero no hacerlo todo al mismo tiempo».

Respecto a la situación actual, precisó Contreras que «llevamos diez meses sin descansar y nos faltan recursos humanos, entonces si a eso les sumamos el recorte en el presupuesto de alimentación, esto es un ataque arbitrario a todos los turnos».

Por último, aclaró que «no estamos en condiciones de recibir más gente, visto que a las personas que tienen otras patologías se les suman a quienes les suspendieron sus cirugías, temas cardiacos, los diabéticos, hipertensión, accidentes vasculares, es decir patologías que no se atendieron el año pasado».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre