Protestaron ante fracaso de proyecto de Unidad Policial en calle Varela

0
80

Una decena de vecinos del centro de Coquimbo llegó a mediodía del sábado hasta el centro porteño para llevar a cabo una manifestación contra la delincuencia.

En los últimos días, una ola de robos y asaltos tiene al sector completamente atemorizado, donde la falta de carabineros en la comuna es sin duda una de las principales causas del fenómeno. La negativa de las policías para hacer uso de la unidad construida en la calle Varela, producto de presuntas faltas de garantías de seguridad, hizo que diferentes agrupaciones sociales arremetieran con un llamativo plan B: Ocupar las dependencias del ex juzgado ubicado en la intersección de Melgarejo con Portales, recinto que en la actualidad estaría abandonado y sin uso. Dirigentes solicitaron al delegado presidencial tomar medidas para el añorado intercambio.

CARABINEROS Y
UN ENREDO TOTAL

Una verdadera teleserie tipo comedia es la que protagonizan Carabineros y el municipio de Coquimbo ante el chascarro de un retén que al parecer no tendrá inauguración. La obra, a cargo de la constructora La Genoveza por mandato de la casa edilicia bajo la administración del ex alcalde Marcelo Pereira, fue rechazada por Carabineros luego que los inspectores de la institución señalaran que la infraestructura no cumpliría con estándares mínimos de seguridad.

En cada protesta o manifestación en el centro de Coquimbo, el cuartel es foco de atentados por una muchedumbre que se desquita al ver el logo de Carabineros. Al ser ésta una construcción «ligera», como habrían dicho altos oficiales, según fuentes recabadas por este medio, el arribar al recinto de calle Varela hoy prácticamente queda descartado. Los más perjudicados son los vecinos del sector, que diariamente tienen que soportar hechos ilícitos, con atracos que día a día se intensifican en violencia.

Lo cierto es que ese espacio, justo al frente del Mall Vivo, está listo desde septiembre del año pasado, sin embargo, una serie de modificaciones que habría solicitado Carabineros para la ejecución del proyecto, como el cambio de color de la pintura ocupada y extender las murallas de protección del cierre perimetral, provocaron la desesperanza de la ciudadanía ante la inoperancia de sus autoridades.

Distintas instancias llegaron hasta el edificio del poder judicial que en la actualidad no tendría uso, con el objetivo de hacer sentir un reclamo generalizado ante una delincuencia que no perdona a nadie. Así, representantes de la Cámara de Comercio y Turismo, la Junta de Vecinos Centro Oriente, la agrupación Distrito Coquimbo Ley Promesa Escultismo, el Barrio Baquedano, la agrupación Guatita Delantal, el Club adulto mayor Carpe Diem, y el club deportivo Atlanta Recreo, llegaron con pancartas y megáfonos para mostrar su descontento.

«Creemos que este lugar sí cumple con todas las medidas para que Carabineros tenga al fin una casa en el centro de la ciudad. Lamentamos todo lo sucedido con la obra de la calle Varela, pero es hora de actuar. Acá las policías podrán contar con espacio seguro, de construcción sólida, donde existen calabozos y todos los estándares que los containers claramente no tienen», señaló Richard Espinosa, presidente de la junta de vecinos Centro Oriente.

El dirigente tomó el micrófono mientras invitaba a peatones a informarse de la situación. «Es importante que Carabineros tengan un espacio para descansar en el centro. Llevamos más de 10 años sin una presencia contundente de policías en el centro y eso no puede continuar así», remató Espinosa.

MELGAREJO
CON PORTALES

Luis Aracena, presidente del Barrio Baquedano, señala que durante la pasada Semana Santa al menos cuatro puestos comerciales fueron víctimas de robos. Asegura que hoy, «los ladrones no sienten vergüenza, pues actúan a plena luz del día». Argumenta que se deben dejar las diferencias de lado, dejar atrás la burocracia y de una vez por todas tomar en serio la crisis que vive la comuna en cuanto a delincuencia.

«Carabineros tiene que tener un lugar donde resguardar sus municiones y artillería. Nosotros entendemos que ellos también deben tener seguridad, y el tenerlos en Varela es delicado. Nosotros somos un grupo de emprendedores que generamos trabajo, pero necesitamos ayuda de las autoridades para no seguir trabajando con miedo, esto está sobrepasando todos los límites», dijo Aracena.

Desde el municipio de Coquimbo también se hicieron presentes en la jornada sabatina. En representación del alcalde Manouchehri, un funcionario explicó a los vecinos que desde la actual administración existirá todo el apoyo para llevar a cabo el traspaso del cuartel hacia Melgarejo con Portales.

«El alcalde se lo planteó al delegado presidencial, para ver la factibilidad de todo esto. Este edificio del poder judicial no está abandonado, existe hoy una licitación con una empresa externa, la cual está haciendo mantenciones para que no se deteriore el recinto, pero esta se transportó hacia la ciudad de La Serena, por lo que en la actualidad no hay claridad de lo que va a pasar con este edificio. En ese contexto creemos que sería una muy buena alternativa para que Carabineros arribe. Decirles a los vecinos que el municipio tiene la voluntad de apoyarlos en este petitorio, pero dentro de lo técnico no tenemos grandes antecedentes», señaló Daniel Cortés, jefe de gabinete del municipio de Coquimbo
Continuó señalando que «cuando se construyó y planificó esa construcción (de calle Varela), fue antes del estallido social de 2019, lo que significó que se cambiaran las normativas de Carabineros, entonces los calabozos tenían otros estándares, por ejemplo, y lamentablemente ese edificio quedó al debe. Lo anterior no significa que como municipalidad no se la queramos entregar a Carabineros, todo lo contrario, nosotros sí lo hicimos, pero lastimosamente no cumpliría con los estándares que ellos consideran correctos».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre