Región de Coquimbo tendrá un nuevo monumento natural y un santuario de la naturaleza

0
610

Se trata del monumento natural Tres Cruces, en la comuna de Paihuano,
y el santuario de la naturaleza río Sasso, al interior de Monte Patria. Ambos sitios fueron aprobados en la más reciente sesión del Consejo de Ministros para Sustentabilidad. Por lo pronto faltan trámites administrativos pero los lugares ya cuentan con protección del Estado.

El Consejo de Ministros para la Sustentabilidad y el Cambio Climático (CMS) aprobó la creación del área protegida Río Sasso, propiedad privada que posee humedales altoandinos, glaciares rocosos y flora y fauna endémica, además del monumento natural Tres Cruces.

En el caso del río Sasso, la propuesta fue impulsada en 2017 por su propietaria Eva Valdivia, y fue apoyada por la Secretaría Regional Ministerial de Medio Ambiente de la Región de Coquimbo. Se recopiló información en terreno con el Centro Neotropical de Entrenamiento en Humedales, para generar un expediente que justificara su declaratoria ante el Consejo de Monumentos Nacionales y el CMS.

Eva Valdivia, propietaria del Fundo Río Sasso, comenta que «es un sueño realizado, feliz que algo hermoso de la cuarta región lo puedan conocer las personas y pueda prevalecer y cuidarlo. Esto es para las futuras generaciones, para que ellos aprendan que lo más importante es el agua».

Al respeto, el seremi del Medio Ambiente, Leonardo Gros, explica que «estaríamos protegiendo una de las nacientes de un río importante de la región, el río Limarí, además del agua, las yaretas, los glaciares de roca, los humedales altoandinos, el paisaje, un sector único con una gran biodiversidad importante. Esto se suma al Santuario de la Naturaleza Desembocadura del río Limarí, aprobado en abril del presente año, generándose una amplia protección desde la cabecera de la cuenca hacia el mar».

Por su parte, el alcalde de Monte Patria, Cristian Herrera, afirma que esta declaratoria constituye un paso importante en el desarrollo comunal, ya que según señala «para nosotros significa una tremenda noticia, vamos a contar con el primer Santuario de la Naturaleza. Quiero agradecer al Consejo de Ministros y al Presidente de la República, quien en su visita a la región y a esta comuna se comprometió a que sería Santuario durante este año».

La nueva área protegida posee un ecosistema considerado entre los más productivos en la alta montaña, por la presencia de cursos de agua superficiales y subterráneos, donde predominan humedales, vegas y ríos.

Es importante señalar que los sistemas de vegas proporcionan pasto para cientos de cabezas de ganado, siendo sustento para los pequeños productores caprinos de la provincia de Limarí. Los glaciares de roca y humedales altoandinos aportan una producción importante del agua de la cuenca del Limarí, y al estar en la cabecera de la cuenca los convierte en recursos estratégicos para el desarrollo de la región.

Tres Cruces

En el caso del monumento natural Tres Cruces, desde el año 2012 llegó la inquietud de parte de la comunidad local del sector y del municipio de Paihuano por declarar una zona protegida en la comuna, debido a que habían encontrado ciertos elementos representativos y valiosos como lo son los fósiles.

Hernán Saavedra, seremi de Agricultura, explica que «en ese contexto se hizo un trabajo por parte de la Conaf en conjunto con Bienes Nacionales por identificar de qué se trataba esta zona de alta riqueza paleontológica, y se visualiza que la mejor forma de protección de ese lugar tiene que ver con monumento natural, que son unidades pertenecientes al sistema nacional de áreas silvestres protegidas que además los conforman los parques nacionales o las reservas».

«El monumento natural tiene un objetivo muy específico, que es proteger algo valioso que no necesariamente es una formación vegetal, por ejemplo, el monumento natural de Pichasca que está en nuestra región, que protege precisamente la riqueza paleontológica y arqueológica del lugar donde se encontró el primer fósil de dinosaurio de nuestro país y también hay restos de pueblos originarios de muy antigua data», sostiene.

En el caso del monumento natural Tres Cruces, propuesto al Consejo de Ministros y aprobado el pasado 22 de diciembre, «el objetivo es proteger una muestra representativa del patrimonio paleontológico, cultural y de la biodiversidad característica de la precordillera del valle del Elqui mediante acciones que contribuyan a mitigar y controlar las amenazas actuales y futuras para el bienestar y disfrute de la sociedad».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre