Ricardo Cifuentes y papel de la gobernadora: «No se ve acción en lo inmediato ni en el presente, y tampoco una orientación en el futuro»

0
131

Diputado demócrata cristiano cuestiona la labor que hasta el momento ha desarrollado la principal autoridad regional, pues dice que existe «una falencia» y que «no se ha hecho todo lo que se tiene que hacer».

El camino no ha sido fácil en estas primeras semanas. Lo dice el oficialismo y la oposición. Y también la Democracia Cristiana que, si bien no forma parte de este gobierno, la ciudadanía le definió un rol, «que es estar en el parlamento, en las alcaldías y consejos regionales, y desde ahí vamos a hacer nuestro aporte», reconoce el diputado Ricardo Cifuentes.

Pese a las discrepancias en algunos temas, dice que quieren coincidir, «pero en la medida que esas cosas que están propuestas en el programa, y que nosotros compartimos, sean bien planteadas y no hagan más daño que beneficios».

Para el ex intendente regional en un gobierno que comienza a instalarse y a tomar determinaciones, «estas van generando apoyos, rechazos y errores que no compartimos».

Y esos errores, advierte, parten «con esas precipitaciones con las cuales quiso actuar en las dos primeras semanas y que le costó caro en distintas actitudes y con rechazo de la población».

Primero, por lo sucedido en el sur, en Temucuicui, y luego «con la suma urgencia que le puso en el Senado a la Ley de Indulto, que obviamente generará un problema grave».
Por otra parte, cree que «la complejidad con que la Constituyente ha ido instalando estos temas que van en contra de la tradición chilena, y muy especialmente de construir una casa de todos como se había planteado», es otro de los errores que «desgraciadamente seguirán ocurriendo con más intensidad en las siguientes semanas».

A su juicio, el gobierno «partió muy rápido», cuando en realidad «esto no se acaba mañana, sino que es un proceso donde ellos mismos han planteado esto del diálogo como una cuestión esencial, pero le ponen urgencia a un proyecto sobre el cual dijeron que iban a dialogar, y resulta que de la noche a la mañana hacen el anuncio y cae la urgencia al parlamento, obligándolo a pronunciarse sobre una cuestión que, en mi criterio, corresponde más bien al Ejecutivo, como es el caso de los indultos».

Nudo muy grande

En cuanto a la región, que también está instalándose, sostuvo que acá se nota «una complejidad en el nombramiento de las autoridades, ya que debe existir dentro de los conglomerados que apoyan al gobierno, que prestan el soporte, una dificultad mayor para llegar a equilibrios para el nombramiento de las distintas seremías o direcciones. Recuerde que este gobierno planteó que acá no iba a ver cuoteo o cosas por el estilo, que eso era de la antigua política, pero veo que están cayendo en el mismo procedimiento y por eso no han podido nombrar a todas las autoridades, porque no tienen los acuerdos para los equilibrios entre las distintas presentaciones».

Si bien estos cargos son nombrados entre marzo y abril, y por eso «todavía hay un tiempo», Cifuentes ve «un nudo muy grande que ha sido muy difícil de deshacer y que los complica respecto a los equilibrios, a las ambiciones que tiene cada uno de los partidos. Por lo mismo, depende de la experiencia o el criterio que tengan las autoridades para zanjar esto de la menor manera».

En ese sentido, cree que existe «una falencia» en la gobernadora, «porque no se ha hecho todo lo que se tiene que hacer».

Comentó que, si uno la compara con respecto a otras autoridades similares en el resto de las regiones del país, «te das cuenta que existe una actividad, una efervescencia, una discusión sobre el futuro de la región que en este caso no se ve. Acá no se ve acción en lo inmediato ni en el presente y tampoco una orientación en el futuro, y eso me preocupa».

Una situación compleja para el diputado y que incluso «hará que la región pierda oportunidades, dado que todas las regiones concursamos por recursos, y quienes ganan son normalmente aquellas que han logrado un mayor consenso, un mayor liderazgo y propuestas del futuro para hacerle al gobierno, como proyectos serios y bien estudiados técnicamente, y eso en esta región lo veo ausente. Creo que hay responsabilidades que esta gobernación regional tiene que asumir, aunque para ser honesto, también lo vi durante todo el gobierno anterior».

Para Cifuentes el gobierno regional debe «mirar al futuro, hacer una propuesta de desarrollo que sea potente, innovadora, que marque un hito o un nuevo camino, como han planteado, y que sea concordante y que nos entusiasme de tal manera de dar la palea por esa visión de región que se quiere implementar. De igual manera que sea dialogante, unitaria para que nos permita crecer, avanzar y resolver los problemas de empleo, los temas ambientales…».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre