Sacerdotes de orden Vicentinos lideraron marcha en contra de proyecto Dominga

0
64

Álvaro Tamblay, vicario de la parroquia San Marcelino Champagnat, de Las
Compañías, dijo que «como sacerdotes nos sumamos, y donde haya cualquier tipo de injusticia vamos a estar».

Desde la aprobación la semana pasada al proyecto Dominga, que no implica definitivamente su construcción, que las manifestaciones no han cesado. En todo el país y en la región, claro, donde incluso sacerdotes han estado manifestándose en contra de la minera.

Como ayer, frente a la Seremía de Medio Ambiente en La Serena, hasta donde llegaron con pancartas para apoyar la convocatoria nacional de la Alianza Socioambiental de Chile, organización que reúne a todas las agrupaciones que se han desplegado al llamado de una movilización nacional al compás de «No a Dominga».

«Como sacerdotes nos sumamos, y donde haya cualquier tipo de injusticia, vamos a estar», responde Álvaro Tamblay, vicario de la parroquia San Marcelino Champagnat, de Las Compañías, acompañado por Rodis Christensen, párroco y provincial de la Congregación de la Misión Misioneros Vicentinos.

Un llamado

La presencia de ambos, explica Tamblay, es «porque creemos que dentro de nuestro proyecto, los padres Vicentinos tenemos una invitación, un llamado que tiene la congregación a respetar el cuidado de la creación de una manera profética, obviamente con nuestra vida misionera, y por ello toda la defensa de la justicia ambiental es un imperativo para nosotros, porque está dentro de nuestro quehacer».

En el fondo, señala que «estamos en la primera línea de la convocatoria junto con otros organismos de una manera potente y, por eso como iglesia, no queríamos estar ausentes».

Aunque no estaban con su sotana, la gente los reconoció. Algunos los miraron con asombro y otros, les agradecieron su presencia.

«Cuando llegamos la gente nos dijo ‘que bueno es ver a la iglesia en esto, que bueno que estén apoyando el resguardo de la creación, que bueno que puedan hacer un signo de presencia que tanto necesita la gente…’. Y es porque muchas veces ellos sólo no pueden alzar la voz, entonces como actores sociales tenemos un rol relevante y no podemos mostrarnos indiferentes frente a esta injusticia, y más aún en el corazón de la arquidiócesis de La Serena donde tenemos presencia».

Advierte que «no podemos quedarnos callados y no decir nada cuando son los pobres quienes sufrirán las consecuencias de este proyecto, que no tiene consideraciones éticas, menos consideraciones técnicas y ambientalistas».

Recuperación de la iglesia

La pérdida de la confianza ha sido un duro golpe para la iglesia en los últimos años. Por ello y, mirando hacia adelante, el objetivo es no sólo poder recuperar la confianza, sino el fervor.

«Esta es una arista de la recuperación de la confianza de la iglesia, por una parte, pero también el hecho de que muchos de los que están ahí protestando y que están dentro de estas organizaciones ambientalistas, tienen una formación cristiana. Creemos que la iglesia no sólo la hacen los curas, sino también la gente, y por eso estar en la marcha nos entrega un plus, porque los sacerdotes tenemos un rol fundamental en la mediación en este tipo de conflictos medioambientales. Fue una marcha y protesta pacífica y que está orientada no solamente en la visibilización de la problemática, sino para que se escuche la voz de aquellos que siempre están recibiendo malas noticias».

Desde la semana pasada que todas las organizaciones se están plegando, y justamente por eso, afirma el vicario, que «bien puede ser el comienzo de un nuevo estallido, pero en el orden del área ambiental. Por lo que nosotros estamos ahí, sabiendo que tenemos un rol importante porque los pobres nos demandan, porque la naturaleza nos demanda y porque creemos en conciencia que nuestra única labor es poder favorecer el diálogo, la cultura de la justicia que se debe instalar».

Tamblay es también director ejecutivo de la Fundación Espacio Divergencia, organización de jóvenes profesionales y universitarios voluntarios que trabajan en el ámbito de la superación de la pobreza y con énfasis en varios tópicos, especialmente ahora en todo lo que es la crisis de desastres naturales. Justamente por eso, cuenta que «estamos visibilizando las problemáticas que afectan al cambio climático y lo que tiene que ver con la defensa de la justicia ambiental. Entonces esta fundación es parte de esta red de organizaciones socioambientales en el país».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre