Sequía amenaza con dejar sin agua a 10 mil personas en zona rural de Illapel

0
87

Producto de la escasez hídrica, los pozos que abastecen a las Aguas Potables Rurales (APRs) de la comuna se han secado o experimentado una drástica disminución en sus niveles. Como medida de emergencia, la Municipalidad está apoyando con camiones aljibes a los sectores más críticos del campo illapelino, en donde ya no hay agua para el consumo humano.

En una masiva reunión, residentes de las localidades de Las Cañas 1 y 2, Canelillo, Choapa y Cañas Sur, fueron informados por el alcalde de Illapel, Denis Cortés Aguilera, de una realidad que impacta. El APR de Cañas 1, el mayor de Illapel, que suministra agua a 500 arranques domiciliarios, y a través de ellos abastece a aproximadamente 2.000 personas, está en momentos críticos. El pozo que lo alimenta se está agotando. Hace algunos años daba 9 litros por segundo, hoy sólo entrega 2. Esto ha significado que casi la mitad de las personas que dependen de este APR hoy no tengan agua.
La situación se repite en otros sectores rurales de Illapel, como Cristales de Peralillo, El Balcón y Carén Alto. Según datos de la Oficina Hídrica de la Municipalidad de Illapel, de las 34 Aguas Potables Rurales de la comuna, se proyecta que a fines de febrero 26 podrían quedarse sin agua para entregar a las comunidades que de ellos dependen. En palabras simples, la sequía que azota a la capital de la provincia del Choapa desde hace más de una década amenaza con dejar sin agua a 10.000 personas de la zona rural. Este panorama preocupa al alcalde de Illapel.

“Es una situación dramática (…) hoy a los municipios nos toca lo más urgente, que es la emergencia. Yo sé que los camiones aljibes no son la solución, pero si no hay agua, qué tengo que hacer, llegar con el camión aljibe. (…) Estamos trabajando, no es fácil el momento que nos toca vivir, pero confiamos en que coordinados entre todos los actores involucrados vamos a encontrar soluciones, que son de emergencia”, manifestó el jefe comunal illapelino.

Explicó que hoy 7 APRs son apoyadas por el municipio a través de la entrega de agua, dos veces por semana, mediante camiones cisterna. Ya son 4.896 personas del sector rural de Illapel que no cuentan con el vital elemento a libre disposición, y la cifra sigue aumentando.

El problema en Illapel es que el agua escasea cada vez más y los recursos no alcanzan para enfrentar la magnitud del problema. Por ejemplo, si el APR de Las Cañas 1 se seca completamente, se necesitarían 20 camiones diarios para entregar agua a las familias que de él dependen, sin contar la posta de salud, escuela, establecimientos comerciales y jardín infantil. “El municipio no tiene esa capacidad”, afirmó Cortés Aguilera.

Debido a lo anterior, durante un recorrido realizado por el alcalde junto a dirigentes de APR, junta de vigilancia del río Choapa y representantes de regantes, se acordó desarrollar un trabajo y adquirir los insumos que permitan bombear agua desde afloramientos en la hoy seca cuenca del caudal, para conducirla al pozo del APR de Las Cañas 1.

“Aquí hay temas de fondo. Decían los vecinos ¿qué pasa con las grandes agrícolas, con la gran minería, con las fiscalizaciones a los pozos, con el Estado que no profundiza pozos. Hay pega que sin duda no se hizo en el momento adecuado (…) Pero hoy tenemos que ayudar al vecino que no tiene agua y eso estamos haciendo”, finalizó el alcalde de Illapel.

LA COMUNIDAD FRENTE
A LA CRISIS DEL AGUA

“Los datos que manejamos en términos de disponibilidad hídrica, es que dentro de los últimos 60 años, este es el peor escenario”. (Diego Alfaro, gerente de la Junta de Vigilancia del Río Choapa).

“El Código de Aguas es muy claro y dice que si el agua llega a un bien nacional de uso público, como un río o lago, no puede intervenirlo un tercero. Esa agua debería llegar directo a los pozos”. (Luis Apablaza).

“Debemos organizarnos como comunidad y empoderarnos, además de conocer cuál es nuestra situación real (…) Una cosa es que antes se hayan dado permisos para pozos, pero ahora, frente a esta situación, que siga pasando no es posible”. (María de los Ángeles Fernández).

El Estado, a través de la DOH, hace un pozo de 22 metros, mientras que los privados hacen pozos de 75 metros (…) Aquí hay problemas serios, porque el Estado ha dejado abandonadas a las Aguas Potables Rurales”. (Denis Cortés Vargas, presidente del Canal Buzeta)

“Yo creo que esto es la punta del iceberg. Esto viene de hace mucho tiempo y recién estamos tomando conciencia como vecinos y comunidad de lo que está empezando a suceder con la sequía”. (Alexis Donoso).

“No es que no haya agua. Agua hay, pero se están utilizando en las grandes plantaciones. Nosotros somos un Petorca 2. Tengo la fe de que con las autoridades, y trabajando más coordinados, logremos hacer llegar el agua a los APRs que es la prioridad en este minuto”. (Marta Pereira, presidenta de la Unión Comunal de APRs de Illapel)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre