Soldados conscriptos exploran legado poético de Gabriela Mistral

0
99

Jóvenes que actualmente realizan el Servicio Militar en el Regimiento N°21 Coquimbo conocieron parte de la obra de la poeta elquina y visitaron el museo que lleva su nombre en Vicuña.

Una experiencia inolvidable vivieron quince conscriptos del Regimiento de Infantería N°21 Coquimbo, tras participar del programa “Diálogos en Movimientos”, iniciativa a cargo del Plan Nacional de la Lectura, del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio.

Los soldados leyeron el libro “Bendita mi lengua sea”, del escritor y poeta nacional, Jaime Quezada, compilador del trabajo literario de Gabriela Mistral. Tras varias sesiones virtuales de mediación lectora, los jóvenes mantuvieron un interesante encuentro con el autor, en el que pudieron hacer preguntas y reflexiones sobre su trayectoria y el legado poético de la Premio Nobel.

Ezequiel Matus, conscripto de 18 años, reconoció que “participar en ‘Diálogos en Movimiento’ fue una experiencia bastante nueva e innovadora, que me amplió las ganas de seguir fomentando la cultura en Chile, sobre todo desde el Servicio Militar, que acompañado de este tipo de conocimientos amplía mucho el desarrollo de nuestro país”. Además, agregó que “Gabriela Mistral fue una escritora totalmente completa, porque trabajó en proyectos educativos y reformas sociales de nuestro país y el extranjero, y es una fuente inspiradora para todas las personas”.

Por su parte, el reconocido crítico literario explicó que “estos jóvenes soldados, a la par de sus procesos formativos de sus vidas, son lectores como todo joven interesado o motivado en el buen leer y en la literatura misma, ya sea por pasión, vocación, curiosidad o pasatiempo de utilidad, después de todo, educadora y cultural pura”. Quezada recordó la frase de Mistral, “no entiendo el patriotismo sin emoción regional” y añadió que “la literatura se nos volvió realmente viva, dialogante y conversacional, más allá de las páginas de tan bendito libro”.

Francisco Varas, seremi de las Culturas, calificó la iniciativa como “una tremenda experiencia, ya que vimos un entusiasmo muy grande entre los jóvenes por conocer más sobre la vida y obra de nuestra Premio Nobel de Literatura. Varios de ellos reconocieron no haber leído nunca a Mistral y nos pidieron participar de nuevas instancias similares. Estamos muy contentos de fomentar la lectura en jóvenes, muchos de ellos, de otras regiones del país”.

El vínculo entre los conscriptos y la obra mistraliana no quedó sólo en el desarrollo del programa “Diálogos en Movimiento”, sino que contempló también una visita al Museo Gabriela Mistral de Vicuña, donde los entusiastas soldados conocieron la colección permanente, el jardín poético y la recreación de la casa natal de la poeta nacional. En el lugar, recibieron de regalo libros con poemas y escritos mistralianos.

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre