Tras 35 días de huelga legal, educadores del Christ School terminan su conflicto

0
64

Tras una asamblea el día de ayer con el sostenedor, lograron mejoras salariales y un aumento en los bonos. «No conseguimos todo, pero sí lo que considerábamos más importante, especialmente en el aumento del sueldo, que favoreció al 40% de la gente que gana menos», dijo Elba López, presidenta del sindicato del establecimiento de Las Compañías.

No fueron días fáciles para ninguno de los 107 trabajadores del Colegio Christ School. Estuvieron en huelga por semanas, siempre pidiendo lo justo, hasta que ayer por la tarde, y en reunión con el sostenedor Eugenio Concha Cabrera, lograron llegar a un acuerdo y finalizar 35 días de movilizaciones.

Con 79 votos a favor y 13 en contra, finalmente se votó a favor de volver a clases, «así que se depuso la huelga y rápidamente formalizamos el contrato colectivo en la Inspección del Trabajo y nos reintegramos a nuestras funciones una vez que volvamos de vacaciones», señaló Elba López.

Los puntos que pedían eran reajuste, incorporación a la carrera docente y un aumento en los bonos de locomoción y colación.

«Terminamos dignamente, quizás no tan satisfactoriamente de acuerdo a nuestro petitorio, pero es lo que más pudimos lograr. Igual nos costó conseguir cada cosa y lo hicimos estando afuera, ya que el empleador es reticente a dar mejoras salariales, por lo que había que sacarlo de esta manera, y que es la única forma. ¿Qué logramos? Mejoras salariales, un aumento en los bonos, también en el bono de término de conflicto, y que nos paguen los días de huelga a medida que vamos recuperando las clases. No conseguimos todo, pero sí lo que considerábamos más importante, especialmente en el aumento del sueldo que favoreció al 40% que gana menos».

Gente joven

Sí, más de un mes movilizados y la preocupación, como asegura Elba, era de todos. De la Inspección del Trabajo y de la Seremía de Educación.

«Primera vez que este colegio está en huelga, y la verdad es que había preocupación de todos por lo que estaba pasando y pendientes de lo que ocurriría con nosotros, especialmente por cómo está hoy la situación del país».

Cuenta la dirigenta que la mayoría de las personas que estaba en paro «es gente joven, y los más viejos habíamos estado en huelga, pero no tan larga como esta. Entonces fueron días difíciles y duros para todos».

Reconoce que muchas veces «lo que nos mantenía era la dignidad, y de hecho, como sindicato tratamos de proteger a la gente que tenía menos ingresos, juntando dinero entre nosotros y haciendo cajas de víveres».

Pero también, asegura, contaron con el apoyo de los apoderados, sin duda un soporte enorme en estos 35 días de manifestaciones.

«Ellos se portaron muy bien, puesto que se pusieron con víveres, todos los días nos iban a hacer desayuno y nos pasaban el almuerzo, así que tuvimos harta ayuda gracias a Dios. Por eso digo que la dignidad nos mantuvo fuertes, porque cuando el trabajador siente que su trabajo no es valorado sale esa fuerza para lograr reivindicaciones, y así nos mantuvimos todos juntos hasta que cerramos el acuerdo, que si bien no es una maravilla, lo consideramos un triunfo, porque logramos bastante con esta huelga, cuando antes no quisieron darnos nada».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre