Urnas se quedaron en los 95 locales de votación dispuestos en la región de Coquimbo

0
20

Ayer no hubo escrutinio de votos, pero sí se entregó un reporte de las personas que concurrieron a las urnas. Una sala definida previamente en cada centro de votación se transformó en una bóveda especial para resguardar las papeletas y las urnas, custodias bajo llave y por personal de las Fuerzas Armadas.

Tan inédita como la mega elección a convencionales constituyentes, gobernadores regionales, alcaldes y concejales, fue el inaudito protocolo especial que se aplicó ayer a las urnas para su resguardo en cada uno de los 95 locales de votación habilitados en la región de Coquimbo.

El proceso comenzó minutos después de las 18:00 horas, cuando finalizado el proceso de votación, los vocales comenzaron a guardar las cajas plásticas con los escrutinios de las personas en su interior, debido a que el sábado 15 de mayo no estuvo programado ningún tipo de conteo, es decir, no hubo apertura de urnas.

El delegado de la Junta Electoral ubicada en el Liceo Gabriela Mistral, Erick Álamos, explicó que los recipientes fueron guardados en una «bóveda especial» y custodiada por servicios militares para cumplir con la debida transparencia que el material no será vulnerado durante la noche. Según el Servicio Electoral, la idea es que los votos fueran a una sala previamente definida, ojalá la más segura del establecimiento y sin ventanas, donde allí se acopian para el uso del segundo día.

La puerta de la habitación será sellada al igual que el establecimiento y el perímetro, con unos sellos especiales con una tecnología en base a holograma, que si se saca el sello, queda una marca que indica que fue alterado, abierto o violado.

El teniente coronel Luis Sagás, comandante del Regimiento 21 Coquimbo, sostiene que es una de las «principales» inquietudes que tiene la población, y añade que la protección de los votos fue llevada adelante por cada delegado electoral en los respectivos colegios y «nosotros simplemente nos vamos a abocar a la seguridad, a resguardar las urnas».

Junto a ello, también se levantó un acta de suspensión, donde se anota el número de personas que votaron en base al padrón electoral; las colillas; la cantidad de votos no utilizados que van a quedar en la caja que se guarda; los números de los sellos que se están colocando a las urnas, entre otros. Todo este material se entrega al delegado del vocal, quien lo guarda en una sala. Posteriormente firma el acta y se queda con una copia.

Las salas de cada centro de votación, donde se guardarán las cajas y las urnas, quedarán bajo la custodia de las Fuerzas Armadas. También quedará en el local un asistente del delegado del local y un funcionario del Servel.

Fuera de las salas podía también permanecer un apoderado por partido político. Sin embargo, durante la tarde noche de ayer, en ese punto no se pudo ubicar a ningún apoderado haciendo uso de ese derecho de vigilia.

«Pero, la certeza y la tranquilidad que hay que transmitir es que eso está planificado, y efectivamente no solo van a estar los militares ahí, sino también está previsto que estén los apoderados de los partidos políticos, y si ellos estiman estar toda la noche en los locales de votación, y también el delegado electoral de cada local, vamos a estar trabajando en eso y en toda la seguridad que corresponde», agregó Sagás.

Hoy domingo, a las 18:00 horas, y una vez cerrado el horario de votación, se partirá contando las papeletas de los convencionales constituyentes, luego los constituyentes de los pueblos originarios, los gobernadores, alcaldes y finalmente los concejales. Se estima que entre las 20.00 y 21.00 horas ya habrá una tendencia por conglomerado respecto a la elección de constituyentes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre