Vecinos y agrupaciones acusan contaminación indiscriminada en Quebrada de Peñuelas y El Culebrón

0
97

Dicen que ambos lugares parecen más basurales que humedales, y lucharán para que pronto puedan ser urbanos y protegidos.
Reclaman que a lo largo del tiempo se han hecho denuncias, «pero todo queda en nada. No existe pronunciamiento de ninguna autoridad».

El tema de los humedales es de nunca acabar. En el país y en la región, especialmente, donde hoy son dos áreas que están siendo tramitadas para ser declaradas como humedales urbanos: Quebrada de Peñuelas y El Culebrón.
Ambos hoy convertidos en basurales, «un tema de nunca acabar, una lucha de muchos años y donde hemos pasado por muchas autoridades y todos han prometido lo mismo: que irán al rescate, que lo elevarán a la categoría de protegido, pero después entregan los cargos y no hacen nada», se lamenta Enrique Ulloa, de la Fundación patrimonial ruta ancestral del Parque El Culebrón.
Reclama que a lo largo del tiempo se han hecho denuncias, «pero todo queda en nada. No existe pronunciamiento de ninguna autoridad».
Incluso explica que han hecho denuncias por la extracción de agua debido a las canchas que hicieron cercanas al lugar, «y nos hemos preguntando por qué se otorgan esos permisos, por qué no existe fiscalización en cuanto a la extracción de agua, además de no retirar los árboles caídos y otros a punto de caer. Creemos que en cuanto a medio ambiente no se hace nada».
Hace poco hicieron una convocatoria donde limpiaron algunas áreas del humedal, «cuando eso le corresponde al municipio, no a nosotros como ONG», avisa.

Promesas incumplidas
La pregunta ha sido la misma y desde siempre: ¿Por qué la cuenca del Culebrón no ha sido elevada a la categoría de protegido? «Nos llama la atención porque se han realizado gestiones en otros humedales, pero El Culebrón sigue en veremos, y vemos que ni siquiera tienen la intención de elevarlo a la categoría máxima. Hemos ido a tantos concejos, y si bien son varios los concejales que nos están apoyando en la idea, sigue llamando la atención. A lo largo del tiempo han existido promesas, pero todo finalmente queda en nada».

*Puedes encontrar la nota completa en nuestra edición impresa y digital.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre