«El Ministerio debiera ponerse a la altura, porque el legado que está dejando es muy preocupante»

0
7

7El doctor Rubén Quezada Gaete es egresado de la Universidad Católica del Norte, sede Coquimbo. Trabaja en la Atención Primaria y hace clases de salud familiar y atención pública de salud en esa misma casa de estudios.
Durante su época de estudiante fue un activo dirigente del Consejo de la Facultad de Medicina y al egresar, fue parte de la formación del gremio de médicos de la atención primaria de Coquimbo. Hoy, a sus 31 años, es el presidente regional del Colegio Médico.

– ¿Cómo nace este desafío de ser presidente del Colegio Médico?
– «La verdad es que este año yo debería estar haciendo mi beca, había postulado a un concurso, me gusta la atención primaria por lo que mi meta era irme a Santiago a estudiar medicina de familia, y salió esta oportunidad de elecciones en el Colegio Médico. Lo conversamos con mi señora… y había un grupo de trabajo muy interesante, con una masa crítica de médicos que se dan cuenta que el sistema está un poco frágil, por no decir que está en crisis y que el Colegio Médico es un actor que tiene y debe hacerse presente en la solución de los problemas y hacer funcionar mejor el sistema».

– En este periodo que lleva a cargo del colegio, ¿cuáles han sido las principales problemáticas que ha visto?
– «Tenemos problemáticas que son transversales a nivel nacional, que tiene que ver por ejemplo con el financiamiento, cómo se sostiene económicamente el sistema de salud, tenemos problemáticas de infraestructura, sobre todo en los hospitales mayores a nivel nacional y problemas de conectividad y ejecución en la Atención Primaria. La municipalización de la atención primaria ha generado una dispersión, porque hay municipios que funcionan muy bien y otros que lo hacen muy mal. A nivel nacional creo que hay problema de gestión de red y un problema de liderazgo en salud, porque no hay grandes políticas públicas que aúnen las fuerzas en pos de algo, sino que se toma medidas que son más cortoplacistas».
– La población de la región ha crecido en los últimos años. ¿Qué pasa con la infraestructura hospitalaria?
– «La infraestructura hospitalaria no ha aumentado en la última década, siendo que la población se ha duplicado. El número de camas en los hospitales sigue siendo el mismo, si no menos que años atrás producto del terremoto que inhabilitó la torre del Hospital de Coquimbo. En las grandes ciudades de esta región falta mucho. El proyecto del CDT, que se cayó, es parte de la normalización hospitalaria, pero el Hospital de La Serena es el más antiguo de Chile, y que no ha podido entrar en la normalización, porque parte de ella es el CDT. En Coquimbo esperamos que se inicie la construcción acelerada de la torre….».
Se está trabajando en la desmunicipalización de los colegios. ¿Ustedes creen que va a llegar a pasar lo mismo con la salud que hoy depende de los municipios?
– «Ahí es un poco más complejo que en educación. Nosotros como Colegio Médico aún no hemos tomado una postura al respecto, sí es intensión de la mesa directiva a nivel nacional y sobre todo de esta mesa a nivel regional. Sí tenemos que tener la discusión de qué vamos a hacer con la atención primera y eso va a pasar de partida por educarnos a nosotros mismos de qué es la Atención Primaria. Muchos colegas han trabajado muchos años para los servicios de salud, hospitales, y no saben mucho del trabajo que se realiza en la Atención Primaria y cómo se conectan estos dos niveles de la atención. La discusión de desmunicipalizar es más compleja también porque se supone que la Atención Primaria debe tener un arraigo local. Pero es un tema que los vamos a abordar y lo hemos conversado con la presidenta nacional. Sí vemos la desmunicipalización como una alternativa bastante válida, pero tenemos que hablarlo con todos los actores».

– Con los niveles de tecnología que existe en el país… ¿no se podría simplificar por ejemplo la toma de horas de atención donde las personas deben madrugar o esperar mucho tiempo?
– «Tenemos que tener presente que la Atención Primaria atiende a toda la población e incluso cuesta implementar un agendamiento de horas telefónico. Los adultos mayores cuando uno le pregunta su teléfono, te pasa el celular porque lo tienen anotado atrás…el nivel de analfabetismo funcional es bastante alto todavía. Además, el agendamiento presencial es algo que está bastante valorado por la población de adultos mayores… creo que se puede dar ese salto, pero nos falta la alfabetización digital de la población».

RELACIONES CONGELADAS

¿A nivel nacional las relaciones entre el Colegio Médico y el Ministerio están congeladas, a qué se debe y cómo está afecta las relaciones en la región?
– «El Ministerio de Salud, y en especial en la región, ha tenido la dinámica de ser muy amable y dispuesto a conversar, pero poco capaz de implementar las mejoras que se propone, o incluso cumplir. Los compromisos que contrae. No ha tenido capacidad para sacar adelante macroproyectos de forma completa. Como Colegio Médico Regional hemos tenido que estar fiscalizando y presionando para que existan avances, porque no podemos seguir viviendo desastres como la fallida licitación del CDT en La Serena, la cámara hiperbárica que aún no se implementa, la torre del hospital de Coquimbo que aún no se repone, la crisis de camas hospitalarias, o los pacientes que pasan días hospitalizados en camillas o sillones en los servicios de urgencia. Sin embargo, vemos poco avance. En la región estamos evaluando los pasos a seguir en los próxi- mos días para estar en consonancia con el llamado de nuestros regionales a lo largo del país. El Ministerio debe ponerse a la altura, porque el legado que está dejando es muy preocupante».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre