Abogada confia en el Ejército para avanzar en caso de Romario Veloz

0
163

Abogada Adriana Rojas Abofem indicó que están a la expectativa de
la investigación desformalizada que lleva adelante la Fiscalía. También presentarán una querella por el segundo atentado que sufrió su memorial.

La familia del joven ecuatoriano Romario Veloz Cortez (26) aún clama y espera por justicia, tras los hechos que tuvieron lugar en medio de manifestaciones cerca del mall Plaza La Serena el 20 de octubre del año pasado, cuando sólo faltaban dos horas para el toque de queda anunciado por el gobierno en aquella jornada.

En ese momento, recibió un disparo por parte de un efectivo militar que se encontraba en el lugar, lo que le ocasionó la muerte casi instantánea. Pese a que fue trasladado hasta el hospital de La Serena, todo fue inútil.

Tras su muerte, diversas acciones legales han sido llevadas por delante por parte de la defensa, no sólo por las circunstancias en que ocurrió el deceso de este joven en el marco de la insurrección social ya conocida, también por los atentados de los que ha sido víctima el memorial de este joven, situado en el punto exacto donde perdió la vida.

Si bien es cierto aún es materia de investigación el tema tendiente a las responsabilidades por la muerte de Romario Veloz, la abogada Adriana Rojas Abofem, en conversación con Diario La Región, reconoce que han existido avances y colaboración en esa materia. «Respecto de la investigación por homicidio contra Romario y de homicidio frustrado contra otras dos personas, se han decretado diversas diligencias investigativas por parte de la Fiscalía, que han ayudado a avanzar para establecer las circunstancias en que ese contingente militar que allí se encontraba efectuó los disparos hacia la multitud y que terminó con la muerte de Romario», subrayó.

Respecto de este caso, la abogada profundiza en los próximos pasos a seguir hasta llegar a una eventual formalización de los involucrados en este hecho. «Hasta el momento se ha llevado a cabo una investigación desformalizada por parte de la Fiscalía, lo que significa que no se ha señalado a ninguna persona como responsable, aunque es claro que la hay, evidentemente».

De todas formas, están a la expectativa de que se avance a un proceso de formalización, lo que depende de la Fiscalía Regional. «Esta es una investigación que de por sí es muy compleja, y para nosotros como querellantes solicitar la celeridad en esta materia no es tan simple. Lo que queremos es que la investigación sea lo más completa posible, para identificar responsabilidades penales claras. Lo que no deseamos es que, como ocurrió en casos anteriores en la historia, se formalice y luego se desformalice», acotó.

A su juicio, lo más importante es no hacer falsas expectativas a la familia, que por su parte vive un largo y complejo proceso de duelo. «Creo que acelerarnos en un proceso de formalización podría dar pie a dudas, pero dudo que éste sea el caso. Nuestro objetivo es que surjan responsabilidades penales claras, y creo que lo más importante es que hasta ahora ha habido transparencia de la Fiscalía hacia la familia, y ellos han hecho un trabajo bastante prolijo».

Si desde el punto de vista del Derecho existen complejidades, ya que se cruzan los requerimientos de la defensa de Romario Veloz, la investigación de la Fiscalía y otro actor clave, como es el Ejército, la abogada comentó que «las diligencias las solicita el fiscal, y hay muchas pericias que se realizan que dependen de la celeridad como actué el Regimiento, considerando que toda la información que se solicita en acciones donde están involucradas las fuerzas de orden militar se han centralizado en la Subsecretaría de Defensa. Por tanto, acudir a ese espacio para pedir información sin duda puede retrasar los procesos».

Según la jurista, la burocracia en estas circunstancias no es cosa nueva, pues «en casos de derechos humanos durante la dictadura, el Ejército canalizaba toda esa información en Santiago, por tanto resultaba complejo. Esperemos que esta no sea la ocasión», subrayó la abogada Rojas.

El primer atentado que sufrió el memorial de Romario a inicios de diciembre fue producto de un incendio en el sitio, sumado a las consignas alusivas a la «araña negra» de Patria y Libertad que quedaron en el lugar. Esto dio pie a una querella por daños, a la cual se adhirieron los padres de Romario.

Tuvo lugar otro hecho la semana pasada, en el que se llevaron la placa de Romario Veloz de la plaza que ha sido rebautizada por muchas personas con el nombre del joven, por lo que la defensa del joven ecuatoriano tomará cartas en el asunto.

La abogada Rojas anunció querella por hurto «para dilucidar quienes fueron. Quieren deslegitimarlo, porque es un símbolo no sólo para su familia, también para todos quienes están detrás de los grupos movilizados».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre