Afectados identifican baños de la Cruz del Tercer Milenio como fuente de emanación de aguas

0
231

Un grupo de 100 pobladores de las calles Arturo Godoy, Anita
Lizana, Montero y Miramar, de la Parte Alta de Coquimbo, dicen que por años han estado soportando el escurrimiento de aguas en sus casas que vendría de
filtraciones de los baños de la Cruz del Tercer Milenio.

Sufren por filtraciones de agua que corroen murallas, pisos y muros divisorios, afectando su calidad de vida.

Rosa Valdivia, dice que ocurriría por una filtración que provendría desde las instalaciones de la Cruz del Tercer Milenio. «Yo vivo en Arturo Godoy y la filtración viene de años, pero esto se agravó el 2019 y durante todo este año el problema siguió, y a pesar que anteriormente recurrimos a la empresa Aguas del Valle, tampoco nos han dado soluciones. El alcalde de Coquimbo está sabiendo de esto, porque a otras vecinas que están al costado de la Cruz les informaron que la filtración vendría de los baños de ahí y eso se sabe desde el año pasado».

Da cuenta que los cerámicos de los pisos se sueltan, las murallas de dormitorios están siempre húmedas, al igual que los muros que dividen los patios de las casas.

Recuerda que hace un par de años expusieron el problema a Aguas del Valle, incluso pusieron un recurso en la justicia contra la sanitaria «pero eso terminó en nada, ya que no logramos probar que el agua venía de algún tubo a cargo de ellos».

«Vemos que se tiran la pelota unos con otros y no hay ninguna solución. Ojalá que el alcalde venga a conversar con nosotros y vea cómo están nuestras casas, porque su
cara, yo no sé, no la conozco».

Hacen ver que sus casas están en una zona de rocas donde no debería haber casi nada de filtración.

Comentan que al parecer las autoridades no actuarán hasta que ocurra alguna desgracia. «No sé qué es lo que piensan las autoridades que tenemos, ya que parece que espe-
ran que se termine de caer una casa y muera quizás cuanta gente, porque todos tenemos familias con niños chicos y adultos mayores, además mucha gente se ha tenido que ir del barrio, y quizás cuánta gente se murió por alguna enfermedad relacionada con la humedad.

Hay un niñito vecino que está complicado, porque vive con un solo riñón, y su casa está muy afectada, igual que la mía».

Un caso extremo es el de Marisela Muñoz, que con tristeza relató que tuvo que sacar a su madre de 87 años de su casa de calle Arturo Godoy, por la misma situación descrita por ambas vecinas, «yo represento a mi mamá, a la que me la tuve que llevar a mi casa en otro sector, porque ella no puede estar viviendo con humedad, pues está enferma del
corazón, tiene la presión arterial mala y diabetes, y en su casa la humedad subió por varias murallas como un metro 80 de alto. Lo otro que pasa es que como la casa es de bloques
de concreto, siempre aparece un polvo blanco por encima, que parece que son hongos, y yo cada mes le raspaba el dormitorio de mi mamá, para pintárselo y ver si paraba la hu-
medad, pero al final esa pieza ya no se puede habitar, y en las otras piezas hay un mal olor que ya no se soporta y los muebles que ella tiene por dentro están como podridos», concluye.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre