Alcalde, vecinos y funcionarios de la salud marchan por mejoras en el San Pablo

0
13

9

Una marcha pacífica, efectuaron autoridades comunales, lideradas por el Alcalde Cristian Galleguillos Vega, concejales, vecinos, dirigentes sociales, funcionarios municipales y gremios de trabajadores del hospital San Pablo de Coquimbo, como una manera de visibilizar las demandas que diversos actores sociales plantean en torno a contar con recursos para mejorar la funcionalidad del recinto asistencial, – cuya torre antigua resultó dañada tras el terremoto de 1997- como también,  avanzar en concretar el proyecto de reconstrucción y normalización del mismo, en su segunda y tercera etapa.
De acuerdo Cristian Galleguillos Vega, «estamos solicitando con fuerza este petitorio, con la multigremial de funcionarios del hospital y también con la comunidad organizada por nuestro hospital, que desde el terremoto del año 1997, ha quedado con daños estructurales y funcionales. Hemos avanzado, tenemos una torre de hospitalización nueva, pero esta, por si sola, no da cuenta de las necesidades, pues solamente un 5% de los pacientes llegan a hospitalización, mientras que el 95% restante necesita atención ambulatoria, exámenes, o consultorio de especialidad. Es por eso que hemos luchado tanto tiempo, en conjunto con los dirigentes de los gremios, para lograr que nuestro hospital tenga la funcionalidad y la infraestructura para atender a la comuna de Coquimbo, la región y también la tercera región. Estamos en la calle, luchando y exigiendo un derecho para la gente como es la salud de los habitantes de Coquimbo y la región». En la oportunidad también estuvieron presentes los concejales Paola Cortés y Alejandro Campusano.
Jaime Bastidas presidente Regional del Colegio Médico, remarcó que «todos los funcionarios del hospital estamos preocupados porque se está acabando el tiempo, se está cerrando el presupuesto de salud y vemos como el hospital y su funcionalidad está quedando fuera de ese presupuesto. Es por eso que hemos iniciado estas movilizaciones, haremos todas las que sean necesarias, porque, por un lado está la reconstrucción del hospital, pero por otra parte nos preocupa que es lo que va a pasar cuando se vaya el hospital de Emergencia del Ejército, porque los plazos son de seis a ocho años, hasta tener algo definitivo.  Pedimos al Ministerio de Salud que nos dé una solución en el corto plazo y contar con un cronograma claro y preciso para abordar la etapa transitoria».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre