Andacollo Misa central de la Fiesta Grande tuvo reconocimiento para el Cacique de los bailes

0
10

Durante la mañana del sábado, día principal de la fiesta, se celebró la Eucaristía Solemne que fue presidida por el Arzobispo de La Serena, Mons. René Rebolledo, acompañado del Obispo Emérito de Copiapó, Mons. Gaspar Quintana, el Rector del Santuario, P. Eduardo Huerta, sacerdotes, diáconos y seminaristas. Al inicio de la santa Misa, el ingreso se realizó por la Puerta Santa de la Misericordia, que fue bendecida el pasado domingo 13 de diciembre.

5(1)En su homilía, el Pastor Arquidiocesano manifestó: “Podemos imaginar la impresión que habrán sentido los pastores, hombres sencillos que trabajaban en sus rebaños, al ser invitados por el mensajero divino, a ponerse en camino. Ellos se decían: “Crucemos hacia Belén, a ver lo que ha sucedido y nos ha comunicado el Señor”. También nosotros, siguiendo una larga tradición, nos hemos puesto en camino. Los pastores han dicho: “Crucemos hacia Belén”. Nosotros nos animamos, comunicamos, preguntamos y afirmamos: “Subamos a Andacollo”. En efecto, son miles y miles los peregrinos quienes, año tras año, suben a Andacollo. Entre ellos nos contamos también nosotros. Entre ellos, se cuentan también sus queridos antepasados, papás, abuelitos, parientes, vecinos, delegaciones parroquiales, de distintos puntos de nuestro país, y también del extranjero. ¡Somos peregrinos! ¡Estamos aquí! ¡Hemos visto la imagen del Santuario desde lejos! ¡Nos hemos aproximado a este lugar! Hemos entrado en silencio, anhelantes, expectantes porque lentamente entramos en un clima espiritual sobrecogedor”.

Asimismo, agregó: “Al ingresar a este Santuario lo hemos hecho por la Puerta Santa de la Misericordia. El Santo Padre Francisco nos ha convocado a vivir el Año de la Misericordia, que hemos abierto en la Arquidiócesis con la bendición de la Puerta Santa de la Misericordia en nuestro templo Catedral, el pasado viernes 11 de diciembre y la Puerta Santa de la Misericordia de esta Basílica, bendecida el domingo 13 de diciembre. El desafío que nos presenta este año especial de bendiciones es procurar  ser también nosotros, a ejemplo de Cristo Jesús, misericordiosos con quienes precisan de nuestros gestos de amor, de compromiso y de solidaridad. Misericordiosos, siguiendo las actitudes de la Virgen Santa que canta a la bondad y a la Misericordia de Dios, que ha experimentado en su vida personal y en la vida de su pueblo. Finalizada esta santa Misa, si es posible, los invito a que salgamos también por la Puerta Santa de la Misericordia de esta Basílica, para que manifestemos en este gesto que regresamos a nuestros hogares como lo hicieran los pastores de Belén “Glorificando y alabando a Dios por todo lo oído y lo visto” (Lc 2,20)”.

Cabe destacar, que durante la celebración se presentó una figura con el logo del Año de la Misericordia, junto a 7 letreros que contenían las obras corporales de misericordia que el Papa Francisco ha convocado realizar especialmente durante este año santo.

Al finalizar la Eucaristía se realizó un reconocimiento al Cacique de los bailes religiosos, don Hugo Pastén, del baile chino N° 1 Barrera de Andacollo, quienes cumplieron 430 años de una larga tradición.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre