Armada coordina desguace definitivo de barco en desuso que filtró restos de aceite en Coquimbo

0
8

A cuatro meses desde que el barco factoría en desuso «Humberto», de propiedad de la empresa Puerto de Los Andes Limitada, que está ubicado en el recinto portuario de Coquimbo frente al sector Fosfatos, filtró una mezcla oleosa desde sus motores, la Gobernación Marítima está coordinando el plan para estabilizarlo para proceder a su desguace definitivo.

El navío desde el año pasado está semiencallado, tras cortar amarras durante un episodio de marejadas, lo que obligó al  retiro de todos los restos de combustible de sus estanques y a que sus propietarios ubicaran una barrera de contención a su alrededor para evitar un posible derrame de algún residuo de sus motores.

Pero a mediados del pasado mes de agosto, la malla fue retirada para ser reparada, provocando que  el oleaje producto de marejadas superara el nivel de la borda del barco factoría, llegando a la sala de máquinas, mezclándose esa agua con los aceites y restos de combustible de los motores, provocando el esparcimiento de una mancha  por la costa cercana.

Un operativo de la Armada en coordinación con la Seremía de Salud permitió limpiar los remanentes, reinstalando las barreras de contención para iniciar una labor en conjunto con la empresa dueña del navío, a fin de realizar de manera posterior  su retiro del lugar.

En la actualidad de acuerdo al Capitán de Puerto de Coquimbo, Capitán de Corbeta Litoral Eric Páez Donoso,  el caso sigue bajo estricto monitoreo de la Gobernación Marítima. «Nosotros desde que lamentablemente ocurrió esta situación hemos estado de manera permanente en el área con patrullas terrestres como también marítimas  para así poder dar tranquilidad a la ciudadanía viendo como punto principal también la preservación del medio ambiente acuático y para darles a las personas que están trabajando allí la seguridad que todo lo que van a realizar cumpla con la normativa».

Añadió que las contenciones, hasta la fecha, han evitado otro episodio similar al que originó la señalada contaminación. «Tenemos ubicada una barrera de contención para poder evitar que algo así pueda volver a suceder, porque ahora estamos fuera de los factores de injerencia humana. Estamos tomando medidas de mitigación y contingencia, a fin de evitar que algo parecido se repita, por eso están estas barreras para evitar que se vuelva a dar un derrame y hasta el momento no hemos tenido nada».

El Capitán Páez remarcó que las revisiones al «Humberto» han sido constantes, debido al grave daño que causa al ecosistema un derrame de hidrocarburos que afectan principalmente a la fauna marina.

«Hemos tenido una serie de monitoreos desde agosto y el último lo tendremos ahora en la primera semana de diciembre para tener un  nuevo chequeo, para verificar que no está derramando ningún tipo de mezcla oleosa y dar seguridad no solo en el lugar acotado, dando la tranquilidad a todos que somos precavidos y que le estamos dando todo el profesionalismo que requiere este caso».

Especial énfasis puso en la colaboración de  la ciudadanía para que dé aviso ante las autoridades en caso que sean testigos de alguna situación anómala en el mar cerca del «Humberto».  «Pedimos a la comunidad que si tiene algún avistamiento, independiente de que nosotros siempre estamos patrullando, les agradeceríamos que nos den cuenta oportuna ante  algún avistamiento de derrame».

Todo planificado

Consultado por los pasos a seguir para concretar el desguace de la nave, el alto oficial dijo que previamente hay que hacer un trabajo para nivelarlo, junto a un análisis para determinar si el agua que queda en su interior no está con trazas de aceite o petróleo.

«Por la posición al estar a la banda de babor que es su lado izquierdo a 30 ó 25 grados no se puede realizar ningún trabajo a bordo por la inseguridad ya que algún trabajador puede sufrir alguna lesión, por eso lo primero es adrizarlo para tener seguridad que el casco está en condiciones de hacer esa faena, lo que significa en el fondo, poner  la nave en forma horizontal».

Aclaró que para concretar el adrizamiento hay que efectuar una competa planificación para que esa faena sea desarrollada sin inconvenientes, proyecto que deberá ser realizado por los propietarios del barco. «Antes que todo la empresa debe presentarnos un plan de operación que es la etapa en que estamos con conversaciones, para que nos presenten ese plan  donde van a tener injerencia sus profesionales, como prevencionistas de riesgos e ingenieros, para así poder proceder al desguace, una vez realizado el adrizamiento».

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre