Cambios en la Intendencia: El sigiloso movimiento de los asesores de Lucía Pinto

0
383

Luego que se confirmara la renuncia de la ahora ex intendenta Lucía Pinto, como era de esperar, empezó la danza de nombres tanto de la nueva autoridad como de los asesores más cercanos, en donde varias plazas de jefes de divisiones se mantienen vacantes.

Pese a que comparten el mismo edificio, el Gobierno Regional y la Intendencia son dos servicios aparte, pero por ahora comparten la misma jefatura, que recae en la figura del intendente y próximamente cuando sea electo el primer gobernador regional por voto popular, la diferencia entre ambos organismos será más evidente.

En primer lugar, el Gobierno Regional es un servicio descentralizado y la Intendencia depende del Ministerio del Interior, que vendría a ser el organismo que representa al Presidente en la región.

Respecto a los movimientos dentro de la Intendencia, solo presentó su renuncia Lucía Pinto, pero en el Gobierno Regional, que en su orgánica tiene al administrador regional, puesto actualmente vacante luego de la renuncia de José Cáceres el pasado 1 de septiembre y había sido nombrado el ex Subdere César Gómez, pero todavía no ha podido asumir al encontrase con licencia médica, ha habido más movimiento. Cristian Morales, actual académico de la UCN, también había ocupado el cargo.

Dentro del mismo organigrama del Gobierno Regional, están los seis jefes de las distintas divisiones, todos de absoluta confianza política y designados, en este caso por la intendenta, de esos seis funcionarios, actualmente hay dos titulares que están en sus funciones, que corresponden a Christian Vine, en la División de Infraestructura y Transportes, y Claudio Daud a cargo de la División de Fomento e Industria.

En otra de las divisiones, de Planificación y Desarrollo Regional, el jefe era José Cáceres, quien renunció para asumir el cargo de Administrador Regional, y no fue nombrado un sucesor, quedando una suplencia a cargo de una funcionaria de carrera.

Además, en la División de Desarrollo Social y Humano, estaba como jefe Cristian Felmer, ex seremi de Medio Ambiente, quien renunció a ese cargo y no fue contratado un sucesor, quedando un subrogante.

En la División de Administración y Finanzas, se encuentra como jefa Lorena Araya, quien habría renunciado a partir del 1 de octubre, en donde fuentes al interior del Gore habrían dado cuenta que se habría despedido, pero finalmente se supo que no dejó el cargo.

Lorena Araya junto con la jefa de División de Presupuesto e Inversión Regional, Rocío Ramírez, cercanas a Lucía Pinto, habrían hecho uso de sus vacaciones y permisos por lo que daba a entender que habrían presentado su renuncia, pero hasta el momento se mantendrían en sus puestos.

Hay otro funcionario, que es de absoluta confianza de la intendenta, cuyo cargo sí se debe concursar, pero hasta el momento no se ha hecho, porque cuando Rodrigo Fernández
Portaluppi asumió como director del Trabajo, llegó Eduardo Espinoza, quien se mantiene en el cargo como jefe de la unidad jurídica.

EL ASESOR JURÍDICO

Dentro del departamento jurídico, cuyo jefe es Eduardo Espinoza, entre sus principales funciones está asesorar jurídicamente al intendente, elaborar pronunciamientos jurídicos a consultas planteadas por las divisiones y departamentos del servicio administrativo.

Además de confeccionar y visar contratos, resoluciones, convenios, mandatos, actas y otros documentos según sea requerido, y ejecutar procesos de transferencia, se mantiene contratado a honorarios a Raúl Pelen Baldi.

Pelen, quien fue ex jefe del Departamento Jurídico del Gore durante la primera  administración del Presidente Piñera, y actualmente es uno de los abogados del Sindicato de Trabajadores Independientes de Pescadores Artesanales Totoralillo Norte, uno de los coadyuvantes de Andes Iron en el caso Dominga dentro del largo proceso judicial que se encuentra próximo a conocer el fallo del Primer Tribunal Ambiental.

En ese sentido, cuando la ex intendenta había señalado que recibió asesoría jurídica, habrían sido aquellos que fueron contratados durante su periodo.

Además, Pelen representa al Gobierno Regional en las causas que ha tenido el servicio en casos de despidos injustificados, que en gran parte terminan en indemnización al trabajador.

Una de las preocupaciones que han tenido los funcionarios del Gobierno Regional, como han señalado, son los despidos, cuyos puestos son llenados por personas cercanas a la autoridad que asume, siendo uno de ellos Nicolás Bakulic Albertini, quien se desempeñó durante todo 2019 como asesor de proyectos de pre-inversión, y era de confianza de José Cáceres, quien era jefe de división en aquel entonces.

Este último es hijo de Nicolás Bakulic Gorovic, quien a mediados del año pasado se convirtió en accionista de las inmobiliarias que vendieron los cuestionados terrenos para la construcción del centro deportivo San Ramón, en la mira de la Fiscalía por presunto fraude al fisco.

Anteriormente, durante el 2018, había otro arquitecto, Bruno Henríquez, que estaba a cargo, como unidad técnica, del CDT y además tenía experiencia en proyectos de  infraestructura hospitalaria, quien fue despedido por Cáceres, cuando en el 2019 comenzaron a gestarse las iniciativas de los nuevos hospitales de La Serena y Coquimbo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre