«Cardones Polpaico debería estar terminado a fines de febrero»

0
96

En su segunda visita oficial a la región de Coquimbo, la ministra de Energía, Susana Jiménez, dio a conocer junto con la intendenta Lucía Pinto una asignación que aprobó el Consejo Regional de $1.100 millones para la electrificación rural, «algo que para nosotros es de mucho interés porque es el primer mega compromiso de nuestra Ruta Energética y justamente hacer el levantamiento de información y crear un mapa de vulnerabilidad energética en el cual podamos identificar todos aquellos hogares que no tienen acceso a electricidad» destacó la jefa de la cartera.

La ingeniera comercial posteriormente estuvo presente en la inauguración de los paneles solares del Liceo Industrial de Coquimbo, del programa Techos Solares Públicos, y después participó en el programa «Con Buena Energía», junto a adultos mayores de La Serena, que consistía en un taller de formación que son recomendaciones a nivel de hogar para lograr un mejor uso de la energía.

En entrevista con LA REGIÓN, la ministra conversó de los desafíos de la industria, el cuestionado proyecto de Cardones-Polpaico, incluso de la central de respaldo de Combarbalá, iniciativa cuestionada por el mismo alcalde de la comuna.

¿Cómo ve el panorama energético regional?
«Lo que vemos es que es una región con clara vocación de energía renovable, tiene una matriz de generación sobre un 99 por ciento con generación renovable, principalmente eólica, pero también solar, y vemos un importante catastro de proyectos de inversión que son mayoritariamente de energía renovable y particularmente una gran potencialidad de desarrollo de generación solar, la cartera de proyectos que hay casi triplica la capacidad instalada de la región, por lo tanto, vemos un amplio interés de desarrollar proyectos y aportar a una matriz más limpia y más renovable».

¿Cuáles son los desafíos que tiene región en generación de energía?
«El desafío siempre es poder ir creciendo, generando inversión y con ello empleo, dada la potencialidad que tiene la región en materia de energía renovable, sin lugar a dudas el poder sacar adelante estos proyectos y atraer esa inversión y generar esos empleos es clave, también avanzar no solo en lo que es generación a gran escala, como la eléctrica, sino que también a pequeña escala a través de la generación distribuida de autoconsumo y seguir profundizando en esta matriz energética más limpia dada las oportunidades que tiene esta región».

Hay un proyecto bastante cuestionado que es Cardones-Polpaico que pasa por el Valle del Elqui, ¿en que está actualmente el proyecto?
«El proyecto tiene un atraso importante, recordemos que este es un proyecto que en su origen iba a estar finalizado en enero del 2018, nosotros desde que llegamos al gobierno, primero nos ocupamos y prestamos buenos oficios, básicamente desde el ministerio para resolver una serie de problemas que había con el pago de proveedores y por lo tanto facilitamos ese acercamiento para dar solución a aquellos proveedores que tenían sus cuentas impagas pero además comenzamos a hacer un seguimiento muy estrecho a esta obra, porque es muy importante a nivel nacional, estamos hablando de una línea de 750 kilómetros de longitud y que va a permitir evacuar la energía limpia y renovable que se está generando particularmente en el norte de nuestro país hacia los distintos centros de consumo, el hecho que esté atrasada genera congestión y por tanto pérdida o vertimiento de esa energía renovable que queremos poder inyectar al sistema eléctrico. La empresa ha manifestado que terminaría las obras a fines de febrero, le queda muy poco para terminar».

El debate de la gente que está en contra versus lo necesario del proyecto, ¿cómo confluye?
«Es una realidad en la generación de energía, hoy mucho menos porque tenemos más energía renovable, pero siempre lo fue frente a los grandes proyectos convencionales y lo cierto es que también lo es para las líneas de transmisión, porque legítimamente aun cuando todos queremos electricidad porque es necesario para nuestro diario vivir, las comunidades cuando se localiza ya sea una central en su comuna o los atraviesa una línea de transmisión, es complejo, pero para eso tenemos instancias regladas, en las cuales las empresas tienen que pasar un proceso de aprobación ambiental que contiene una etapa de participación ciudadana, y el llamo a las empresas es hacer un trabajo con las comunidades y ojalá anticipado».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre