Colectiveros protestan contra Uber

0
10

unberA las 7 de la mañana el seremi de Transportes Oscar Pereira ya estaba monitoreando lo que pasaba en las calles. Se sabía que los choferes de taxis colectivos paralizarían y la autoridad quería tener la visión más amplia y en tiempo real de lo que estaba ocurriendo.
«Efectivamente se notó una baja en la locomoción pública menor (taxis y colectivos) pero si vimos un aumento en el flujo de las micros, donde se evidenció que muchos usuarios optaron por este tipo de transporte», dijo la autoridad.
Sin embargo, pasadas las 8 de la mañana el tema se fue complicando, sobre todo en los puentes Vicente Zorrilla y El Libertador, que conectan al sector de Las Compañías con el centro de la ciudad, donde grupos de conductores impidieron el paso de los automóviles.
«Tenemos que lamentar esta situación, porque entiendo que el llamado era a una marcha pacífica. Entiendo que ellos tienen que hacer sus movilizaciones, pero recordemos que este es un servicio que a pesar de ser prestado por privados es público y cuando se generan estas situaciones, la gente tiende a no apoyar las movilizaciones», planteó.
El movimiento de los colectiveros, en la Región de Coquimbo, buscaba generar un llamado de atención a las autoridades ante la posible llegada de la plataforma Uber a la zona.
Este sistema consiste en una aplicación para teléfonos celulares en la que uno puede pedir un automóvil para que lo traslade, con una tarifa conocida y que se paga a través de la tarjeta bancaria.
Sin embargo, Uber utiliza automóviles particulares para este servicio, pudiendo cualquier persona que tenga un auto, ingresar al sistema. Ya que por ahora la empresa, que solo opera en Santiago, únicamente exige la licencia de conducir, los papeles del auto al día y la hoja de vida del conductor.
Aunque todavía no hay nada oficial por parte de esta empresa, se ha dicho que es muy posible que se incorpore un servicio denominado Uber Pool, que permite incluso compartir el vehículo que se solicita y así pagar una tarifa más barata, muy similar al servicio que hoy ofrecen los taxis colectivos.
Manuel Correa, presidente de la Asociación Gremial de Taxis Colectivos de Coquimbo, dijo que la paralización ayer convocó a 28 líneas de taxis básicos y colectivos, lo que significa cerca de 2.000 autos.
Consultado por qué se hace una manifestación en contra de una empresa que aún no inicia operaciones en la zona Correa fue enfático: «Nosotros nos estamos anticipando, no somos ilusos, no vamos a reclamar una vez que la leche esté derramada y estas aplicaciones están desarrolladas, están pidiendo conductores y vehículos y la cosa viene ya».
Por su parte, el seremi reconoció que  «es posible que esta empresa pueda iniciar operaciones en la región, aunque no se trataría de algo legal si lo hacen con autos que no cumplan con los requisitos».
El problema es que se trata de algo muy difícil de comprobar, según dijo el seremi, porque cuando se fiscaliza a un auto, no es posible saber si el pasajero pagó por el servicio a menos de que lo diga, lo cual es muy poco probable.
«Cuando hemos tenido denuncias sobre autos que están prestando el servicio de transporte público informal, los sacamos de circulación, el año pasado se infraccionaron más de 50 autos y este año ya van cerca de 30 los que se han encontrado en la misma condición», dijo el seremi.
Héctor Briceño, que junto con ser presidente de la Agrupación de Taxis Colectivos de Coquimbo, es dirigente nacional de la Fenatach y Conatacoch, dijo «que esta situación va a depender exclusivamente de lo que hagan las autoridades en el momento de que estas aplicaciones lleguen a la región y lo que hagan los parlamentarios con respecto a esta situación y por eso nos estamos movilizando».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre