Conmovidas por cinco niños que viven solos, profesionales de Coquimbo buscan crear una fundación

0
44

actualidad_1Conmovidas  por el caso de cinco hermanos  que sobreviven pidiendo dinero haciendo malabares en las esquinas de las calles, profesionales de Coquimbo inician la foremación de una corporación.

Ese caso, relatado en TVN, dio cuenta de la difícil forma de sobreviviencia de estos niños de entre 7 y 16 provenientes de centros de menores  de Ovalle y Los Vilos.  Aducen malos tratos y nula preocupación de los adultos por sus casos. Sus padres o son drogadictos, alcohólicos o están pesos.

Frente a este ejemplo las jóvenes profesionales de Coquimbo, Andrea Zambra  y Olaya Giovagnoli, están dando vida a una  fundación  que  acoja a los menores en situación de calle de la zona.

Ayer ambas profesionales acudieron a la sesión del concejo municipal coquimbano  para  dar a conocer su iniciativa y pedir apoyo. Aspiran a un inmueble para su funcionamiento.

El alcalde Cristián Galleguillos con aprobación de los concejales  acordó brindarles la asesoría del Departamento Jurídico Municipal para realizar la tramitación de  constitución de la entidad.

Andrea Zambra, egresada de la carrera de trabajo social, ha brindado ayuda directa a los cinco hermanos María José de 16 años, Cassandra, 14, Néstor 12, Byron 11 y Bryan, 9, manifestó a diario LA REGION que la génesis de su idea fue brindarles a ellos una alternativa para que salgan de la calle, diferente a las opciones de la instituciones de gobierno y otras, idea que fue creciendo hasta proyectar crear una entidad en Coquimbo, con el fin de ayudar a todos los menores que no cuenten con una familia y que tienen  que sobrevivir solos, muchas veces pernoctando en la vía pública expuestos a muchos peligros.

«Tuvimos la idea de crear nuestra corporación que nació por una serie de acontecimientos en especial porque conozco el caso de los cinco hermanos, en que nos dimos cuenta que el sistema no los pudo apoyar porque ellos estaban en hogares en que habían abusos entre los mismo menores del tipo físicos y con las demás personas que impulsan esta idea en varias reuniones nos dimos cuenta que el sistema actual no puede hacerse cargo de ellos y de otros casos porque hay mucha negligencia y al final son ellos los que sufren y terminan viviendo   en la calle».

De su solicitud al concejo tuvo buena acogida. Le pedimos al alcalde y al concejo que nos apoye con un inmueble que nos den su respaldo para cuando tengamos nuestro proyecto listo  porque esto es un beneficio para todos los niños de Coquimbo y de la región.

El municipio tiene que ver la parte social y velar por los niños que son nuestro legado.

Los cinco hermanos provienen de la Parte Alta porteña y que debido a su difícil vida que han tenido en la actualidad están en las condiciones descritas en la capital regional.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre