Contaminación lumínica: Silencioso enemigo de la «Región Estrella»

0
53

Al respecto, en mayo de 2019 se cumple el plazo que se dio a todos los organismos encargados del alumbrado de exteriores en espacios públicos y privados de las regiones de Atacama, Antofagasta y Coquimbo para dar cumplimiento a la norma que regula la contaminación lumínica como una forma de proteger los cielos nocturnos para el desarrollo de la astronomía.

Medidas que serán fiscalizadas por la Superintendencia de Medio Ambiente y que establece multas que van desde los 500 mil pesos a los 5 mil millones pesos dependiendo del carácter de la infracción.

Fernanda Urrutia es doctora en astronomía y especialista en comunicación y divulgación del Observatorio Gemini de ESO, y desde la comunidad científica evidenció el problema que representa la contaminación lumínica para la astronomía y la observación de astros a millones de kilómetros de distancia.

Según detalló la científica, «la contaminación lumínica afecta bastante, en el hecho que se nos empieza a aclarar el cielo durante la noche y no podemos observar».
«Hay partes del cielo que ya no se pueden observar por la cantidad de luz que hay» agregó.

Consultada respecto de las repercusiones que podría tener, comentó que «habrá lugares en que no vamos a poder llegar en ciertos horarios y además en el hecho de que se quiebra la buena calidad de los cielos».

«Eventualmente si la contaminación sigue fuerte como ha avanzado en los últimos años, va a llegar un punto en donde la calidad de los cielos no va a ser tan buena y los telescopios no van a querer instalarse más en Chile» evidenció Urrutia.

Respecto a la ley que regula el uso de luminarias, sostuvo que «es un gran avance que se empiece con la ley, va a disminuir bastante la contaminación lumínica, que es lo que se quiere y esperar a que la gente tome conciencia de lo que es la contaminación lumínica».
Además, la científica aclaró que la contaminación lumínica «no es como mucha gente piensa, que no tener contaminación lumínica es tener las calles oscuras, eso no es cierto, es no alumbrar el cielo, es alumbrar la calle de forma correcta, no botemos el dinero a la basura tirando la luz hacia el cielo».

Multas hasta 5 mil millones de pesos

El seremi del Medio Ambiente, Cristian Felmer, consultado por la ley que entra en vigencia en mayo del próximo año señaló que «este decreto fue trabajado en el periodo 2010-2013 donde se promulga la ley de Norma Lumínica que actualmente tenemos».

«Busca proteger la calidad de los cielos para la Segunda, Tercera y Cuarta regiones, esa ley una vez que fue promulgada tenía un plazo de cinco años de aplicabilidad y vence el 4 de mayo, por ende, todos los entes regulados, que son todas las luminarias externas, públicas y privadas, tienen que cumplir el decreto tanto en grados de ubicación de la luminaria y que no iluminen hacia el cielo y regular los lúmenes y candela, que es la intensidad de la luz y el espectro de colores que la luz emite, que produce efectos negativos sobre la observación astronómica» explicó el seremi.

Además comentó que «el ente fiscalizador en este caso es la Superintendencia de Medio Ambiente, que fiscaliza directa o indirectamente según lo que la ley le permite, con multas que pueden ser catalogadas como leves, graves o gravísimas, y van hasta las 10 mil UTA (5 mil millones de pesos)».

«Las municipalidades han estado avanzando dentro de lo mismo, y la salvedad que tienen es que pueden certificar por lotes la luminaria que ha reemplazado actualmente, si hay un lote de mil luminarias instaladas, pueden sacar una de éstas y enviarla a la Universidad de Valparaíso para ver si da cumplimiento a la normativa» agregó Felmer.

Para la autoridad del Medio Ambiente, la importancia de esta normativa radica en que «tiene tres ámbitos de acción, la actual legislación que apunta específicamente a la observación científica de los astros, y es porque ya es sabido que el 75% de la inversión mundial en astronomía científica va a llegar al norte de Chile en los próximos 15 años, lo segundo que también se pretende lograr con la implementación de esta norma son efectos sobre la calidad de vida de las personas porque el exceso de luminosidad causa problemas en el descanso, por ende, la acumulación de melatonina en el cerebro que permite bajar los niveles de estrés y ansiedad».

«Además produce ciertos efectos en la biodiversidad, en especial en las aves migratorias, la norma lumínica puede generar efectos positivos no solamente en la observación astronómica y la inversión, con empleo y crecimiento económico, sino que también va a generar efectos positivos en las personas y biodiversidad» sostuvo Felmer.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre