Crianceros insisten en pedir zona de catástrofe por escasez hídrica

0
110

La realidad que atraviesa la región con el tema de la sequía es compleja. Entonces, los diputados Matías Walker y Sergio Gahona llamaron al Gobierno a declarar zona de emergencia. Pero sus habitantes, los crianceros, los más perjudicados, piden zona de catástrofe. «Es la única solución», sostuvo el presidente de la Asociación de Crianceros de Choapa, Héctor Báez.

Dice el dirigente que el panorama con el que deben convivir a diario ya no da para más.
«Estamos cada día peor y es dramática la situación que se está viviendo, no sólo en Chopa, sino que también en toda la región. Los diputados piden zona de emergencia, pero las dificultades no terminarán ahí. Porque si declaran zona de emergencia es como si estuvieran diciendo que acá falta un poco de agua, así que lo que tienen que decretar es zona de catástrofe y, con ello, que venga un paquete de medidas que vaya en apoyo de la gente que quedará cesante, sin su fuente de ingreso. Mientras tanto confiamos en que pueda llover, porque de lo contrario no creo que quede más del 30% de la ganadería que hoy existe en la provincia. Aunque hace poco viajé a La Serena y la situación está igual de compleja».

Reconoce Báez que la contratación de un técnico en alimentación de ganado que trabajará con ellos no es la solución, «porque para qué queremos un técnico, si el ganado lo que quiere es comida. ¿Los alimentaremos con aire? La verdad es que lo único que queremos es que se declare zona de catástrofe, y que el ministro de Agricultura, Antonio Walker, se haga presente en la región».

Además, insistió «en que la zona de catástrofe venga acompañada con una generación de empleos, debido a que todo sirve cuando la gente está en precarias condiciones».

Asegura que esto no es un tema de provincias, sino que de la región, «así que estamos organizando un cabildo para este viernes en Illapel, donde estarán los dirigentes de la región, y nuestra idea es sacar una conclusión de todo esto y presentársela al ministro».

Sin embargo, Báez culpa a las autoridades de dejarlos solos, visto que «tenemos un plan caprino para los crianceros que nunca se aprobó. Se hizo hace 4 años un programa en donde necesitábamos recursos especiales, y que ese plan ingrese a la glosa presupuestaria del Gobierno, para que todos los años no tengamos que estar mendigándoles, porque siempre se hacen los lesos. ¿Sabe? Venimos trabajando desde el año pasado, sabiendo que iba a pasar esta situación, pero no nos escucharon. Veo que el seremi de Agricultura y las autoridades que tenemos en la región no tienen la voluntad de gestión para poder trabajar con las personas que más lo necesitan. Tenemos claro que el Gobierno no hará llover, pero sí necesitamos su apoyo, porque no solamente nos vemos afectados nosotros, el mundo criancero, sino que de igual manera el mundo agrícola y también el comercio».

Cada vez menos ganado…

En la comuna de Coquimbo, en la comunidad agrícola de Quitallaco, Cecilia Alfaro, presidenta del sindicato de crianceros de la comuna de Coquimbo, también lo pasa mal. Hace 15 días perros asilvestrados le mataron 25 cabras. Y si a eso le suma la crisis hídrica…

«Para mí fue una tremenda pérdida, pero no solamente lo estoy viviendo yo, sino que también muchas personas. Y para eso se realizó un seminario, para que pudiéramos contar nuestros problemas, pero también hablar de lo que está ocurriendo en el tema de la sequía, donde se nos están muriendo los animales».

En estos momentos, advierte, tiene sesenta animales de los 150 que tuvo no hace mucho.
«El otro día me mataron a 25 de una, más los que me han matado anteriormente. Todos de la mejor raza. Poco, pero bueno, como decimos nosotros, ya que podía alimentarlos bien. Soy tesorera del consejo regional campesino y tengo socios de la comuna, que son 240 del sindicato de crianceros, y en la comuna de Coquimbo lo que más nos aqueja es el daño de los perros asilvestrados…

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre