De inmediato se labora en armar equipos de trabajo en la nueva administración de gobierno

0
47

ACTUALIDAD 5Tras la pérdida de la derecha en la segunda vuelta presidencial, es obvio y natural que el sector ganador comience la búsqueda de personas para que reemplacen a los que por estos días hacen las maletas y regresar a casa o pasar a ocupar otro empleo.

De entre los nuevos hay varios apellidos recurrentes, pero la mayor novedad estaría en el posible nombramiento en un cargo de nivel nacional  de una autoridad de nuestra zona.

Ya se le habría pedido el currículum y se habrían realizado consultas varias. Podría ser una subsecretaría.

Y en cuanto a los cargos de nivel regional, si bien es la Presidenta quien decide, los partidos que apoyaron la campaña prepara – independientemente- carpetas con nombres «por su acaso».

Mónica Rojo, Pablo Muñoz, Marcelo Díaz, José Manuel Peralta, Carlos Whitte, Cristian Sáez, estarían en la mira, entre otros connotados y connotadas.

Estos  tres meses que restan para la instalación del nuevo gobierno, serán de un constante ruido en cuanto a nombres para ocupar cargos.

Sin duda lo que más se pregunta es sobre el nuevo Intendente. Los análisis comienzan por establecer si la DC mantendrá su cupo o si el cambio en el mapa político también afectará este cargo.

En cargos de los jefes provinciales que podría ser menos relevante,  no por ello de mucho interés de algunas personas.

En el caso de la Intendencia Regional, desde el regreso de la democracia estaba administrada por un democratacristiano, cosa que podría cambiar ahora, ya que el senador Jorge Pizarro (DC) no es la única máxima autoridad parlamentaria en la región, ya que ahora comparte el mismo rango con la diputada PPD-y electa senadora- Adriana Muñoz.

El hombre de la autoridad regional debería nacer del consenso de ambos parlamentarios, a lo menos.

Si bien han aflorado nombres –producto del rumor y adelantamiento- como el diputado socialista Marcelo Díaz, Marta Lobos, o incluso Luis Moncayo, «el tincómetro varía radicalmente dependiendo del ambiente en que sea aplicado.

El perfil del nuevo Intendente deberia ser un político de experiencia, muy trabajador, unificador y de buen manejo en las comunicaciones.

Sin embargo, otros señalan que a la vez que los partidos suben nombres y varios se ofrecen,  otros creen en que Michelle Bachelet podría dar una sorpresa.

De hecho, habría una mujer con amplia trayectoria, sub 55, cercana a los ex intendentes Renán Fuentealba y Ricardo Cifuentes: Raquel Oyarzún, quien fuera una profesional muy destacada en los gobiernos de la Concertación. Ello, aunque no contaría con la unanimidad de la Nueva Mayoría.

Las gobernaciones también estarían negociándose, pero algunos entendidos señalan que todo gravitaría en los porcentajes mayoritarios de los parlamentarios electos, como sucedería en Limarí, en donde la DC estaría ampliamente interesada, así como en Choapa lo estaría el PS, todo por los resultados de los diputados reelectos, Matías Walker y Luis Lemus.

En el caso de Choapa, según consigna el portal illapelino Centrodenoticias.cl, nueve nombres -todos de conocidos políticos de la zona- son los que suenan para ocupar el cargo de gobernador de esa provincia.

Por ende, suenan los  independientes Agapito Santander Marín y Orlando Cerda Silva, además de Raúl Musa Ureta (PS) quien serían las propuestas de los socialistas.

EL PPD  estaría apostando por  Gerardo López y Norman Araya, aunque algunos mencionan a Miguel Ángel Rebolledo, pero este seguiría preocupado por sus problemas de salud. La DC perfila a  Américo Giovine Oyarzún y Francisco Elorza.

En tanto, en la gobernación de Limarí, son varios que apuestan por el regreso de la ex alcaldesa de Ovalle, Marta Lobos, pero algunos creen que sería errático que ella se imponga como gobernadora, pues sería un acto de «venganza» contra el actual alcalde ovallino, Claudio Rentería, quien la despojó como máxima autoridad comunal.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre