Demócratas cristianos: «Que se vaya uno por pensar diferente es medio fundamentalista»

0
31

La discusión sobre el aborto se ha posicionado en los partidos de centro izquierda y también en el oficialismo. No hay día en que el tema no se discuta en los pasillos del congreso, especialmente después que el Senado argentino, y luego de 16 horas de discusión, finalmente decidiera rechazar el proyecto de ley de aborto libre, voluntario y gratuito, cerrándole la puerta a la iniciativa que dos meses atrás había sido aprobada por la Cámara de Diputados.
Este jueves, el diputado DC Miguel Ángel Calisto (distrito 27, XI Región de Aysén), y luego que algunos militantes se hayan mostrado a favor de iniciar un debate, tras lo acontecido en el país vecino, señaló tajante que «si algún DC estaba a favor del aborto, estaba equivocado de partido».
Sin duda, una declaración que no gustó mucho al interior de la falange, menos en los demócrata cristianos de la región.
El diputado Matías Walker reconoció que la frase fue «desafortunada y se lo expresé personalmente. Lo más importante en un debate tan sensible como el aborto es no descalificar, no destruir y hacer un debate con altura de mira, con respeto, sobre todo a las mujeres del partido que pueden tener una visión particular. Yo lo he dicho y reitero, que somos contrarios al aborto libre y voy a votar en contra del proyecto del senador Guido Girardi, porque considero que es parte de la declaración que suscribimos ayer (miércoles) los diputados de la DC, que el ser humano que está por nacer merece un estatuto de protección constitucional y legal. Por lo tanto, eso es contrario al aborto libre como plantea el senador Girardi en su proyecto, más allá de las tres causales. Entendemos que las tres causales debían ser aprobadas por que son tres casos excepcionales, dramáticos, pero no somos partidarios del denominado aborto libre».
Además, puntualizó que «la forma en que se haga el debate es fundamental, también la calidad argumentativa, el respeto. Yo me alegro que en el senado argentino haya rechazado el aborto libre y somos partidarios de que existan políticas públicas de acompañamiento hacia las mujeres, incluso para las mujeres que deciden no ser madres. Pero en vez de condenar, de destruir, lo que se deba hacer es persuadir y yo espero que podamos persuadir a todos los DC de votar en contra del proyecto de ley del senador Girardi, pero sin necesidad de amenazas y de exclusiones».
Cristian Bravo, ( en la foto) presidente regional, afirmó que «como partido somos humanistas cristianos y eso tiene una particular visión respecto al origen de la vida. Y así está dicho en la declaración de principio del partido, que no es un confesional, que no está vinculado a una determinada religión. De hecho, es un partido donde militan evangélicos, católicos y también, curiosamente, gente agnóstica y atea. Entonces, decir que está equivocado alguien que es partidario del aborto en determinadas condiciones, creo que está errado. De hecho, la DC en la última ocasión en que se votó en el Congreso hubo gente que estuvo de acuerdo con el aborto en las tres causales y otros que no y eso es así. Decir que se vaya uno por pensar diferente es como una visión medio fundamentalista».
Si estas declaraciones le hacen mal al partido, Bravo indicó que «creo que sí, pues como partido hemos discutido mucho tiempo. Sin embargo, los partidos tienen que trabajar por y para la sociedad, independiente de las convicciones personales de cada uno. Hoy lo que se está produciendo es un fuerte fenómeno feminista, que está buscando instaurar el aborto y que la mujer decida por su propio cuerpo. Ahora, creo que el tema del aborto va a afectar a nuestro partido, principalmente porque lo someterá a una discusión que tiene que ver con los principios doctrinarios y religiosos y en el cual, ocurrirán estas discusiones y no será fácil para nosotros. Pero negarlo sería como tapar el sol con un dedo».
Si este tema podría afectar eventuales alianzas políticas, Bravo afirmó que «no lo veo de esa forma. Si creo que hay sectores de la política chilena que son claramente partidarios del aborto y por ende, si esto será puesto como un tema sobre la mesa como para hacer alianzas, lo dudo. De todas maneras, el Estado le debe asegurar a todas las mujeres que si van a abortar, que lo hagan en condiciones de salubridad y seguridad para sus vidas».

La Concejera Regional por
Limarí Lidia Zapata añadió que «dentro de un partido es como la familia, porque podemos tener distintas opiniones y no por eso tendría que alguien irse por tener una opinión distinta. Sus justificaciones podrá tener, pero esa forma de actuar no le hace bien al partido y si existe alguien que opine distinto a él o a mí, yo respetaré su opinión y él tendrá sus motivos por pensar diferente, pero uno respetará las opiniones de ellos y no por eso se tiene que ir de la democracia cristiana. Es más. Creo que lo tenemos claro y no conozco hasta este momento, dentro del partido, a alguien que me haya dicho lo contrario, pero si lo existiera, lo respetaría. Es un tema de conversación, pero no que deba irse. Tenemos derecho a pensar distinto».
El también Core Cristian
Carriel apuntó respecto a la declaraciones del diputado que «dentro del partido siempre ha sido un debate el tema de las tres causales. Ahora si es aborto libre o no, es un debate que como sociedad hay que abrirse al diálogo. En algún momento habrá que conversarlo, hay que emplear la fórmula en que hoy en día la política interprete el sentimiento ciudadano. Creo que esa brecha que siempre ha existido es mucho más dramática por el comportamiento de la clase política, entonces tenemos que llevarla a una mejor sintonía comunitaria.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre